Economía

Se derrumbaron las Bolsas por la crisis de deuda y política en Europa

Recrudecen los rumores sobre el default griego y un plan de rescate a bancos alemanes. En medio de una fuerte disputa, renunció el jefe del Banco Central Europeo.

Sábado 10 de Septiembre de 2011

La sorpresiva renuncia del economista jefe del Banco Central Europeo (BCE), Jürgen Stark, fue el principal detonante de la fuerte caída con la que cerraron ayer Wall Street y las Bolsas del Viejo Continente. A eso se sumaron los temores de los inversores por una posible cesación de pagos de Grecia y, atado a esto, una serie de medidas que Alemania tiene en las gateras para sus bancos si el default griego se concreta.

Del otro lado del Atlántico, las dificultades del presidente Barack Obama para que la oposición republicana apruebe en el Congreso el ambicioso plan de creación de empleo anunciado antes de ayer también enfrío los ánimos de los inversores.

Stark renunció como miembro por Alemania al directorio del BCE en disidencia con la compra de bonos soberanos por parte de la entidad, lo que desató pérdidas de importancia en las Bolsas.

En Wall Street, el índice Dow Jones retrocedió 2,69 por ciento, mientras que el Nasdaq del sector tecnológico cayó 2,42 por ciento.

Las caídas incluso fueron mayores en Europa: Milán retrocedió 4,93 por ciento; Madrid, 4,44 por ciento; Frankfurt, 4,04 por ciento; Estocolmo, 3,72 por ciento; París, 3,60 por ciento; y Londres, 2,35 por ciento.

En Buenos Aires, el índice Merval de la Bolsa porteña también cedió un 2,79 por ciento influenciado por los temores globales sobre la marcha de la economía internacional.

Toda esta situación terminó por dar por tierra con las expectativas creadas en torno al discurso que el jueves pronunció el presidente estadounidense, en el que anunció un plan de inversión de 450.000 millones de dólares para preservar el empleo y evitar una nueva caída de la economía.

El plan no logra consenso entre los diputados republicanos, cuyos votos resultan imprescindibles para poder llevarlo a la práctica.

Al igual que el ex presidente del Bundesbank alemán Axel Weber, Stark figuraba entre quienes se oponían de plano a la compra a gran escala de títulos de deuda soberana mediante la cual el BCE apuntaló a países como España, Portugal, Grecia e Irlanda.

Para los analistas su partida es un "mal presagio" ya que la futura estrategia del Banco Central Europeo aparece como "más insegura que nunca«.

Obama. Los economistas evaluaron de manera generalmente positiva el plan presidencial, que incluye 447.000 millones de dólares para estimular la creación de empleo.

Algunos pronosticaron que creará cientos de miles de puestos de trabajo el año próximo, sobre todo gracias a la reducción del impuesto sobre la Seguridad Social y su extensión a empresas pequeñas.

Comisario

El comisario europeo de Energía, Günter Oettinger, propuso que las banderas de los países que superen los topes de endeudamiento sean izadas en Bruselas a media asta a modo de castigo. “Existe la propuesta de que las banderas de los endeudados estén a media hasta delante de todos los edificios de la UE, tendría un alto efecto disuasivo”, dijo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario