Economía

Sciara: "Recaudamos 16 por ciento más por la inflación, no por mayor actividad"

El titular del Ministwerio de  Hacienda de Santa Fe alertó sobre el impacto en la provincia de la caída del precio de la soja y la desaceleración económica en Brasil.

Miércoles 14 de Enero de 2015

La economía santafesina se estancó en 2014. Así de claro y contundente fue el balance que realizó ayer el ministro de Economía de Santa Fe, Angel Sciara, quien señaló que el año que recién finaliza concluyó con un nivel de recaudación tributaria un 16 por ciento superior a lo presupuestado, pero que ese incremento fue producto de la inflación y "no de una variación positiva de la actividad". Convencido de que la caída de los precios de los commodities, fundamentalmente la soja, y la desaceleración en Brasil impactarán en la estructura productiva santafesina, el titular de las finanzas públicas provinciales sentenció: "2015 será un año complicado para Santa Fe y para el país".

En diálogo con LaCapital, Sciara dijo que la previsión de recursos planteados en el presupuesto para este año le van a permitir "transitar bien" 2015, aunque desestimó que el incremento impositivo planteado en la ley de leyes sea significativo en materia de ingresos. "Los reajustes que hubo en el impuesto inmobiliario (rural y urbano) son relativamente significativos, ya que este impuesto sólo participa del 9 por ciento de la recaudación", dijo y señaló que "aunque se disponga un aumento del 30, del 50 o del 120 por ciento, es nada".

En cambio, consideró que sería clave una modificación en la estructura tributaria por el lado de ingresos brutos, que representa más del 70 por ciento de los ingresos tributarios de la administración provincial, pero para eso "hay que hacer más que una reforma, una revolución tributaria", dijo.

Aunque se mostró esquivo de dar estimaciones inflacionarias — "los índices son el valor medio de una entelequia", dijo—, en cambio confirmó que a principios del mes de febrero el gobierno estaría convocando a la negociación paritaria a los gremios del sector público, "para tener tiempo de negociar con la responsabilidad que nos caracterizó en estos tiempos", indicó.

Aún así, señaló que aún no manejan ningún porcentaje de incremento salarial. "No hay ningún índice sobre la mesa. No hay nada. Cuando convoquemos empezaremos a pensar como llevamos este buque a buen puerto", precisó.

Por otra parte, Sciara consideró que la Argentina muestra también una economía con signos de "estancamiento" y dijo que no ve indicios de que esto pueda cambiar en el corto plazo. "El próximo gobierno va a tener que encarar lo que este no va a hacer seguramente en 2015 que es resolver los desequilibrios macroeconómicos que tiene el país y que se vienen enfatizando permanentemente. Tenemos un tipo de cambio atrasado y esto va seguir así en tanto tengamos un deslizamiento del tipo de cambio nominal menor que la tasa de inflación", explicó Sciara.

-¿Cómo se encuentra hoy la economía santafesina?

—La economía tiene una tendencia al estancamiento. En términos de políticas nacionales no vemos indicios de que esto pueda cambiar. Mientras Argentina no resuelva la restricción externa va a tener problemas para recuperar la economía real, el nivel de actividad y el empleo. Básicamente el nivel de actividad a través de la inversión como fundamento de un crecimiento genuino de mediano plazo.

-¿Cuando habla de restricción externa se refiere a arreglar con los holdouts?

—No. Está bien aclararlo. No estoy diciendo que hay que arreglar con los holdouts a como dé lugar. Lo que digo es que el problema de «stop an go» es por la restricción externa y hoy estamos teniendo un problema allí, por eso la instalación de los cepos para tratar de contener la salida divisas y tener más para pagar importaciones. No estoy de acuerdo con arreglar de cualquier forma. El intento del gobierno en este sentido fue claro, la apertura hacia el mercado de capitales fue intentada a tavés de un conjunto de acciones y de acuerdos con distintos organismos: FMI, Ciadi, Repsol, etc, pero nos topamos con el problema del juez (Thomas) Griesa que planteó una sentencia que deja mucho que desear. En este sentido, si hay manera de poder acceder a los mercados de capitales para recuperar cierta fluidez en el manejo de divisas sería muy bueno porque permitiría aumentar las importaciones y alentar el crecimiento económico.

-¿Contribuyen otros mecanismos como el swap con China?

— Creo que el gobierno está ensayando otros mecanismos y me parece interesante que lo haga. De todas maneras hay que poder leer la letra chica y saber de que se trata esto. Sería una ingenuidad pensar que el acuerdo con China es algo que los chinos hacen para que nosotros nos desarrollemos. No apuntan a eso. No quiero volver a la teoría de la dependencia pero no hay duda que a los chinos lo que les interesa es poder comprar commodities y colocar productos manufacturados. Pero de todas maneras, si algo queda para que podamos alentar una política de industrialización diversificada, bienvenido sea.

-¿El gobierno de Cristina dejará una herencia pesada a futuro al sellar este acuerdo?

—No solo el acuerdo con China. Creo que el próximo gobierno va a tener que encarar lo que este no va a encarar en 2015, que es resolver los desequilibrios macroeconómicos que tiene la economía argentina y que se vienen enfatizando. Tenemos un tipo cambio atrasado. No hay duda de que esto va tocar ciertos intereses que van a alentar una salida devaluatoria. Creo que hay que ser muy cuidadosos con estas salidas y hay que encontrar mecanismos para que esto no ocurra, aunque el gobierno está haciendo lo imposible para que haya muchos agoreros que apunten hacia eso. Vamos a seguir teniendo un déficit importante signado por un gasto público en subsidios que por la baja del petróleo no seguirá creciendo como hasta ahora pero tampoco seguirá estancado y vamos a tener desequilibrios importantes que desde el punto de vista de la economía real.

-¿Cuál es el balance de 2014 sobre la economía provincial?

—Encontramos en términos de la economía real y no de las finanzas públicas, si bien hay una repercusión directa, un estancamiento y se nota un crecimiento de la recaudación vía inflación. La inflación permanece alta. En 2014 vamos tener una recaudación en el orden del 16 por ciento superior a lo presupuestado y eso tiene que ver con el comportamiento de la inflación.

Brasil y la industria automotriz

El ministro de Economía de Santa Fe, Angel Sciara, explicó que “en la economía mundial hay dos puntos que son importantes para la Argentina y muy importantes para Santa Fe, que es una provincia que cuando el país crece, crece más, y cuando el país decrece, también decrece más que el conjunto”.

En ese sentido apuntó a centrar la atención en dos ejes clave para Santa Fe. “Por un lado, la baja del precio de los commodities, particularmente la soja que afecta a una parte importantísima de la actividad santafesina y para lo cual el gobierno no ayuda demasiado resolviendo los conflictos ganaderos y lecheros, por ejemplo, sino agudizándolos. El otro punto es la economía de Brasil, no tanto la devaluación del real sino qué ocurre con la actividad económica de ese país”, dijo.

—Se conocieron despidos masivos en automotrices de Brasil. ¿Esto cómo impactará en Santa Fe?

—Evidentemente esto viene para acá, no hay ninguna duda. Si esto ocurre en Brasil ya, la repercusion indicrecta que vamos a tener en Santa Fe es una pérdida del nivel de actividad de nuestras principales autopartistas y nuestra principal fábrica de autos que exporta fundamentalmente a Brasil, que es General Motors.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS