Economía

Schiaretti se suma a Scioli y sube impuestos

Córdoba también volverá a gravar con ingresos brutos a la industria y a la construcción.

Lunes 14 de Julio de 2008

Acuciado por la falta de recursos y problemas financieros, y apenas 48 horas después de que el gobernador bonaerense Daniel Scioli elevara a la Legislatura un ajuste fiscal, se conoció ayer que el gobernador cordobés Juan Schiaretti anunciará hoy una suba de los impuestos provinciales que tiene algunos puntos en común, como volver a gravar con ingresos brutos a la actividad industrial y la construcción, hasta ahora exentos.

Ambos proyectos de reforma fiscal toman cuerpo al mismo tiempo que el gobierno santafesino admite desde hace algunas semanas que estudia retocar el esquema impositivo provincial. A la luz de estos antecedentes, todo indica que terminará en la misma dirección.

Desde los tres Ejecutivos reconocen que los cuatro meses de conflicto en el campo, sector clave en la economía de estos distritos, impacta cada vez más negativamente en los ingresos públicos. Esto sumado a la caída en el reparto de la coparticipación, pero fundamentalmente al creciente ritmo inflacionario y de gastos, precipitaron las decisiones de retocar los impuestos.

Los mandatarios coincidieron en apuntar la mira fiscal hacia los sectores favorecidos por la devaluación, salvo —por la sensibilidad social imperante— el inmobiliario rural, pese a estar de acuerdo en el retraso de los avalúos.

La reforma fiscal que presentará Schiaretti hoy será amplia, aunque no prevé modificar el 30 por ciento de descuento que rige para los impuestos inmobiliario y la patente automotor, un caballito de batalla implementado por su antecesor José Manuel De la Sota. "La idea es adelantarnos a los hechos. Nos preocupa la falta del dinero del gobierno nacional y las dificultades que tienen los municipios", reveló una fuente del Ejecutivo provincial mediterráneo al matutino La Voz del Interior.

La fuente citada anticipó que los aumentos previstos permitirán mejorar la recaudación entre 500 y 600 millones de pesos anuales.

El fin de las exenciones. Las modificaciones más importantes para ingresos brutos que implementará Schiaretti implican la eliminación de las exenciones para la industria y la construcción y el aumento para todas las demás actividades. Sólo mantendrán la alícuota cero los convenios especiales de promoción firmados con empresas automotrices y tecnológicas. Quedarían fuera del retoque los mínimos que pagan las actividades comerciales y de servicios.

Caja de Jubilaciones. El gobierno mediterráneo también les anunció a los empresarios en reuniones reservadas que el aumento impositivo vendrá acompañado de medidas para reducir gastos en el mediano plazo. Entre ellas, la aplicación de un techo a los haberes que paga la Caja de Jubilaciones provincial y, más adelante, el proyecto sería tender hacia a un modelo de cálculo similar al de la Ansés.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario