Economía

Santa Fe: la inflación de julio fue del 2 por ciento y se consolida en un piso alto

La inflación en la provincia de Santa Fe fue del 2 por ciento en julio respecto del mes anterior y del 23,3 por ciento en relación a un año atrás. Así lo indicó el Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec). Esparcimiento, transporte y comunicaciones, salud y los servicios asociados a los gastos de vivienda son los rubros que encabezaron las alzas.

Viernes 18 de Agosto de 2017

La inflación en la provincia de Santa Fe fue del 2 por ciento en julio respecto del mes anterior y del 23,3 por ciento en relación a un año atrás. Así lo indicó el Instituto Provincial de Estadística y Censos (Ipec). Esparcimiento, transporte y comunicaciones, salud y los servicios asociados a los gastos de vivienda son los rubros que encabezaron las alzas.

El IPC de la provincia está en línea con los cálculos que realizaron las consultoras privadas. Superó el índice general de 1,7 por ciento que mostró el IPC nacional que difunde el Indec. Pero es igual a la inflación que esa medición marcó para la región pampeana.

En la provincia la inflación se mantuvo por encima del 2 por ciento en cinco de los siete meses del año. Arrancó con un 2,1 por ciento en enero, un 2,7 por ciento en febrero, un 2,8 por ciento en marzo y un 2,4 por ciento en abril. En mayo se ubicó en 1,9 por ciento y en junio en el 1,3 por ciento. En julio fue del 2 por ciento.

A este ritmo, la inflación en la provincia cerraría en el orden del 25 por ciento en el acumulado de 2017, ocho puntos por encima del nivel máximo de la meta que fijó el Banco Central de la República Argentina (BCRA) y 13 puntos por encima de la mínima. Desde diciembre del año pasado, el IPC de la provincia acumuló una suba de 16,2 por ciento.

En el mes de julio las subas fueron encabezadas por el rubro esparcimiento (4,1 por ciento), seguramente influenciado por las vacaciones de invierno. Le siguió transporte y comunicaciones, con un alza de 3,9 por ciento. En tercer lugar subieron los precios de la salud, un 3,5 por ciento. El rubro de vivienda, donde pesan los gastos de alquiler y las tarifas de servicios públicos, se movieron 1,8 por ciento. Este segmento es el de mayor inflación anual, un 39,1 por ciento. Respecto de diciembre del año pasado la suba fue de 42,6 por ciento. El rubro alimentos subió 1,3 por ciento, acumulando 11,3 por ciento sobre diciembre de 2016.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario