Economía

Ruralistas solicitaron la inmediata declaración de "desastre agropecuario"

El encuentro se desarrolló a la vera de la autopista Buenos  Aires-Rosario, a la altura del kilómetro 153 de la ruta 9, en el  ingreso a San Pedro, y fue organizado por las filiales zonales de  Federación Agraria Argentina, Uatre, la Sociedad Rural de aquella  ciudad, el Centro de Comercio e Industria y la Cámara de Productores  y empacadores.

Sábado 17 de Enero de 2009

Buenos Aires-  Unos 1.500 productores  agropecuarios pidieron hoy al Gobierno, durante una asamblea en la ciudad  bonaerense de San Pedro, la “declaración inmediata de situación de  desastre agropecuario para los años 2008 y 2009”, que implica la  “suspensión total e inmediata de las retenciones a la exportación de  productos” del sector.

El encuentro se desarrolló a la vera de la autopista Buenos  Aires-Rosario, a la altura del kilómetro 153 de la ruta 9, en el  ingreso a San Pedro, y fue organizado por las filiales zonales de  Federación Agraria Argentina, Uatre, la Sociedad Rural de aquella  ciudad, el Centro de Comercio e Industria y la Cámara de Productores  y empacadores.

Los oradores fueron Pablo Orsolini (vicepresidente 1º de FAA),  Pablo Ansaloni (Uatre) y Pedro Apaolaza (Carbap), entre otros.

Por FAA también estuvieron presentes Omar Barchetta  (secretario gremial), y los directores Pedro Peretti, Silvio Corti y  Guillermo Giannasi, ante una fuerte presencia de Gendarmería, Prefectura  y la policía provincial.

Luego de los discursos, la Mesa Multisectorial de San Pedro  elevó un petitorio en el que se reclamó la “declaración inmediata de  situación de desastre agropecuario para los años 2008 y 2009”.

También se exigió el “cumplimiento efectivo del anuncio del  señor gobernador (Daniel Scioli) del envío de 2.000.000 de pesos  destinados al pago de jornales en la frutihorticultura”.

Otras demandas son la “incorporación de los trabajadores de la  frutihorticultura temporarios, empadronados en Uatre y Seda,  dentro de los subsidios por desocupación”, como la “implementación de  líneas de crédito bancario accesibles a siete años, con dos años  de gracia y baja tasa de interés, destinadas a paliar la grave  situación actual y poder continuar con las actividades productivas”.

También se solicitó la “implementación de un plan de subsidios  para productores frutícolas, para evitar que se continúen  arrancando los montes frutales y así sostener el nivel de empleo”. (DyN)

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario