Economía

Rubeo insiste con gravar a las grandes cerealeras

El legislador provincial le pidió a "Lifschitz debe romper su pacto con la Bolsa de Comercio".

Jueves 06 de Septiembre de 2018

El diputado provincial Luis Rubeo denunció que "las grandes cerealeras prácticamente no pagan tributos en Santa Fe", y atribuyó la situación a "la falta de decisión política del gobernador y los legisladores del oficialismo".
En el marco del plan de recortes a las provincias, el legislador peronista aseguró que Santa Fe es uno de los estados provinciales más afectados por el ajuste y que, pese a las dificultades que trae aparejada esta política, el socialismo no tiene una política impositiva seria.
"No hay decisión política en Santa Fe para llevar adelante un régimen que implique que ese segmento de la economía provincial –las agroexportadoras– tribute como corresponde. Se niega el gobernador y también se niega la bancada oficialista", insistió Rubeo.
"La política tributaria debe establecerse con un criterio de justicia y no a partir de las presiones de los lobbys empresariales"
En 2015, Rubeo –entonces presidente de la Cámara de Diputados de Santa Fe– presentó un proyecto de ley para gravar con Ingresos Brutos, con una alícuota del dos por ciento, a las actividades industriales derivadas de la transformación de cereales y oleaginosas.
"La política tributaria debe establecerse con un criterio de justicia y no a partir de las presiones de los lobbys empresariales", argumentó el diputado provincial con la expectativa de contar con el apoyo del Frente Progresista, lo que finalmente no sucedió.
Pese a que la iniciativa no se debatió en la Legislatura, pero Rubeo consiguió que en el Presupuesto 2016 se incorpore un gravamen del 0,5 por ciento a las cerealeras, que durante ese ejercicio se hizo efectivo.
"Por un acuerdo del gobernador Miguel Lifschitz con las Bolsas de Comercio de Rosario y Santa Fe, aquella alícuota fue reducida al 0,25 por ciento, que es lo que se paga actualmente",
destacó Rubeo, quien este año insistió con un nuevo proyecto para imponer a las cerealeras una alícuota mayor.
"El Frente Progresista nunca quiso acompañar la iniciativa en la Cámara baja, y siempre buscaron excusas, pese a que hay una gran asimetría en la pirámide tributaria. Los pequeños contribuyentes pagan el 3,6 por ciento de Ingresos Brutos y las grandes cerealeras prácticamente no pagan" explicó.
Por eso, Rubeo le pidió a Lifschitz "una cuota de valentía, para romper con su alianza con la Bolsa de Comercio y establecer una alianza con la gente, buscando recursos en aquellas actividades que obtienen pingües ganancias, como el sector agroexportador".
"No es justo que el quiosquero de la esquina pague Ingresos Brutos y que empresarios que facturan cientos de millones estén exentos. Queremos legislar para que, en este marco de crisis nacional, que afecta a las arcas provinciales, los sectores que más pueden aportar lo hagan", añadió.
"Estamos pidiendo justicia tributaria, que los que más tienen también paguen impuestos", enfatizó Rubeo, quien señaló que la coyuntura nacional, con el cambio en la cotización del dolar, las empresas agroexportadoras se benefician y deben tributar en concordancia.
"Espero que ahora, en este marco, ante esta dura realidad económica en la que el gobernador deberá atender las demandas de la sociedad, el proyecto se apruebe y ese gravamen a las cerealeras se incorpore al próximo presupuesto provincial", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario