Economía

Roubini: "La economía mundial tiene un futuro incierto en 2013"

El economista estadounidense Nouriel Roubini pronosticó un escenario incierto para la economía mundial durante 2013, un año en el que Europa podría profundizar su crisis, mientras que China desaceleraría su crecimiento y Estados Unidos caería en una situación de estancamiento.

Domingo 04 de Noviembre de 2012

El economista estadounidense Nouriel Roubini pronosticó un escenario incierto para la economía mundial durante 2013, un año en el que Europa podría profundizar su crisis, mientras que China desaceleraría su crecimiento y Estados Unidos caería en una situación de estancamiento.

Premio Nobel de Economía 2009 y famoso por haber pronosticado la crisis de 2007, Roubini intervino ayer en el World Business Forum que tuvo lugar en Buenos Aires la semana que pasó.

El economista estadounidense nacido en Turquía también llamó la atención sobre el riesgo que entraña para la economía mundial la posibilidad de un enfrentamiento armado entre Israel e Irán y que, de coincidir con el resto de sus previsiones, configuraría una "tormenta perfecta" el año próximo.

Roubini dijo que la principal consecuencia de una guerra Israel-Irán sería el inmediato aumento del precio del petróleo y su influencia negativa sobre la economía estadounidense y del resto del mundo desarrollado y emergente.

"La probabilidad de que todos estos acontecimientos geopolíticos sucedan simultáneamente durante el próximo año es baja", dijo pero sostuvo que cada fenómeno, ocurriendo en forma conjunta o por separado, constituye un horizonte de inestabilidad y plantea un escenario del corto plazo con incertidumbre.

"No hace falta que ocurran todos estos fenómenos juntos, con uno solo basta para mantener la crisis", remarcó.

Roubini dijo que no se sabe si la situación en la Eurozona mejorará en los próximos tres meses.

"Hay quienes dicen que Grecia puede salir del euro, que España empeorará y que Estados Unidos tendrá un crecimiento anémico con riesgo de un precipicio fiscal, si no hay un acuerdo en el presupuesto 2013 entre republicanos y demócratas luego de las elecciones presidenciales", indicó.

El riesgo chino.El economista hizo hincapié en el riesgo de que se produzca una desaceleración de la economía china y explicó que, en ese escenario, la demanda de materias primas caería.

"El modelo chino no es sustentable porque hay demasiadas exportaciones, demasiados ahorros y muy poco consumo privado. Si la desaceleración económica china pasara de un aterrizaje suave a uno más drástico, sin duda veríamos afectada la capacidad de crecimiento de países emergentes como Argentina o Chile que suministran commodities a este país", aseguró Roubini.

Asimismo, indicó que la razón de estos sucesos son cíclicos, coyunturales, pero explicó que hay otras razones que tienen que ver con el alejamiento de los mercados emergentes de las reformas estructurales y teniendo variantes de modelos de capitalismo de Estado más extremos.

En ese sentido, sostuvo que si esta tendencia se sostiene en el tiempo, el crecimiento potencial podría desacelerarse y aconsejó "un equilibrio entre el sector público y el privado".

Sin embargo, el economista estadounidense destacó algunos aspectos positivos como es la recuperación financiera mundial después de 2009 y el surgimiento del poder de intercambio y crecimiento de las economías de los países emergentes.

En este sentido, remarcó que no se refería sólo a India, China y Rusia, sino también a países de América latina como Argentina, Brasil, Chile, Perú y, por otro lado, a Polonia y Eslovaquia en la zona del Este europeo.

Datos alentadores. Otro factor favorable de la coyuntura, según Roubini, es que el proceso de globalización continúa, existen más intercambios, más movilidad, más inversión y mano de obra, a lo que se suma el empuje de las tecnologías de la información.

"En estas economías emergentes hay un rápido crecimiento, está surgiendo una clase media que consume más bienes, más servicios, que necesita más viviendas y más commodities, petróleo, agua y alimentos. Argentina, Brasil y Chile tienen una ventaja competitiva que son los commodities y pueden aprovechar esto para China y otros países" demandantes, sostuvo el economista. Predijo que en la próxima década los países al sur del Sahara como Nigeria, Ghana, Sudáfrica y Mozambique serán los nuevos emergentes.

El economista norteamericano aseguró, además, que las reformas acometidas en el sector financiero y en el sistema de evaluación de las calificadoras de riesgo crediticio son insuficientes.

De visita en Buenos Aires, Roubini, afirmó que las reformas están orientadas en la dirección correcta pero no son suficientes para fiscalizar adecuadamente un sistema económico tan complejo en donde intervienen diferentes compañías gestoras de capital, crédito, seguros y demás activos financieros.

En ese sentido, consideró que los inversores deberían pagar las calificaciones de riesgo en vez de la empresas interesadas, ya que de esa forma se evitaría el compromiso entre las firmas emisoras y las calificadoras.

"Ha habido muchas propuestas para mejorar la supervisión del sistema financiero; hay mejoras, pero no son suficientes, debería haber un separación total entre la banca comercial y la banca de inversión, estos supermercados financieros que ofrecen tantos servicios además de créditos, seguros y diferentes manejos de activos son demasiados grandes y muy complejos para gerenciarlos", explicó el economista.

En esta dirección, entiende también como negativa la actual configuración económica y accionarial de las calificadoras de riesgo, que resumió en la frase "hubo grandes fracasos en las agencias calificadoras porque también brindaban asesoramiento a las empresas que estaban calificando, no pueden las calificadoras valuar el riesgo de aquellas compañías que pagan sus facturas y son sus clientes para consultoría, porque esto representa un conflicto de intereses".

Finalmente, concluyó diciendo: "Tendría que haber una reforma, ya hubo algunas, pero considero que son insuficientes".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario