producción

Rosario busca reordenar el uso del suelo productivo para las industrias

El Ejecutivo municipal presentará un proyecto de ordenanza que establece nuevos criterios de planificación e incentivos para nuevas radicaciones

Sábado 29 de Febrero de 2020

La Municipalidad le presentó a los industriales de la ciudad el proyecto de ordenanza Plan Integral de Suelo e Inversiones Productivas, con el cual el Ejecutivo busca establecer nuevos criterios de planificación para el desarrollo fabril y establece procedimientos para la puesta en marcha de nuevas áreas industriales, junto a una serie de incentivos para la promoción de las radicaciones productivas.

Con el firme objetivo de resolver fuertes controversias entre vecinos y las industrias ubicadas en lugares que hoy están urbanizados, pero también para seducir a empresas que se puedan tentar con trasladarse a otras localidades, el intendente Pablo Javkin junto al secretario de Desarrollo Económico y Empleo, Sebastián Chale, presentaron ayer ante los miembros de la Unión Industrial Región Rosario (Unirr) la iniciativa. Hoy la industria representa el 19 por ciento de la facturación total de la ciudad.

Se trata de un proyecto que el Ejecutivo enviará al Concejo Municipal para su tratamiento y que el intendente adelantó será parte de los anuncios que realizará en el discurso de apertura de sesiones ordinarias el próximo miércoles.

"No queríamos dejar pasar los primeros 100 días de gobierno sin presentar este proyecto que veníamos discutiendo hace mucho", dijo Javkin y detalló que "esto está ligado fuertemente al empleo, y vamos a tratar de acelerar su tratamiento porque es clave para el desarrollo de Rosario".

Durante el encuentro que se realizó en la Asociación Empresaria de Rosario (AER), Chale dio precisiones sobre el proyecto de ordenanza que busca "consolidar un único cuerpo normativo todas las regulaciones relativas al uso productivo del suelo, con el propósito de lograr mayor simplicidad y claridad en su aplicación".

Destacó que Rosario cuenta con 976 hectáreas disponibles para la radicación de industrias, 916 hectáreas para cualquier tipo de actividad y 60 con restricción para algunas actividades con impacto ambiental. El uso de ese suelo es el que se busca ordenar, e incentivar. "Entendemos que es momento de tener políticas contracícliclas", dijo

Beneficios

Detalló que entre los beneficios que se proponen para nuevas radicaciones figura la exención del 50 por ciento del pago de Drei por el lapso de 2 años para emprendimientos individuales y de 5 años para agrupamientos industriales cerrados creados en el marco de la nueva norma. Además, aunque no figura en el proyecto, el funcionario adelantó que también se trabajará para que el Banco Municipal pueda brindar financiamiento acorde a las necesidades de las industrias que se radiquen en estás áreas, pero dijo que para eso se están esperando definiciones sobre cuestiones financieras a nivel nacional, ligadas principalmente a una baja de tasas.

Una de las críticas de los industriales pasó por la obligación de donar tierras para espacios públicos, por los costos que esto traería, y el proyecto contempla la eximición de la donación de los mismos. "No se trata de proyectos de barrios cerrados", dijo Chale.

También se establecería un fondo especial para el desarrollo de infraestructura y contribución para mejoras y se define la utilización de la figura jurídica de "conjunto inmobiliario", creado recientemente en el Código Civil, para darle un marco legal a cada iniciativa y terminar con un punto que generaba controversia.

Mariano Ferrazzini, presidente de la Unión de Industriales Región Rosario (Unirr), consideró claveque quien se radique cuente con seguridad jurídica. "Apostamos a generar lugares en los que se puedan generar áreas o parques industriales dentro de Rosario, tenemos muchísima tierra y muchísimas empresas que necesitan solucionar problemas de vecindad", dijo y agregó: "Tenemos la esperanza que esto permita apostar por la producción y a que Rosario sea una ciudad industria. No queremos perder más".

Para solucionar los conflictos entre vecinos e industrias consideró que "el Estado tiene que intervenir y dar opciones para que las empresas puedan radicarse en un lugar que no sólo sea una salvación para la coyuntura sino una inversión pensando a futuro", remarcó el empresario y dijo que "se entendió que la pérdida de puestos de trabajo en el sector industrial en Rosario ha sido muy importante y también la recaudación en Drei que se ha ido a otros municipios".

Entre los principales objetivos de la normativa figuran: definir procedimientos ágiles para las nuevas radicaciones, adecuar el listado de rubros a la clasificación vigente de Afip, reordenar las áreas de la ciudad con potencial para alojar las radicaciones productivas y disminuir las exigencias urbanísticas para las radicaciones productivas.

También busca definir indicadores urbanísticos más flexibles de acuerdo a las necesidades actuales del sector productivo; determinar beneficios fiscales para nuevas radicaciones en áreas de promoción, según se trate de emprendimientos individuales o agrupamientos productivos y unificar regímenes de promoción.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario