Economía

Respaldo al fondo de estímulo para pequeños productores

Funcionarios del gobierno nacional y entidades campesinas destacaron las propuesta y la actitud negociadora de la Federación Agraria.

Miércoles 18 de Marzo de 2015

El jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, destacó el programa de estímulo para pequeños productores anunciado ayer por el gobierno, y resaltó que la nueva dirigencia de la Federación Agraria no tenga vocación de "pararse en la vereda de enfrente y tirar piedras".

La presidenta Cristina Fernández anunció un programa de estímulo que consiste en el pago un reintegro de entre $ 45 y $ 450 pesos anuales por tonelada a productores de hasta 700 toneladas de granos, con parte de las retenciones cobradas por la exportación de sus productos.

El ministro de Economía, Axel Kicillof, defendió el programa de segmentación de retenciones al asegurar que "con este plan queremos evitar que la crisis económica mundial golpee a pequeños ruralistas". El jefe del Palacio de Hacienda recordó también la reciente decisión de otorgar un subsidio de 30 centavos por litro de leche para tamberos chicos.

El presidente de la Federación Agraria Argentina (FAA), Omar Príncipe, manifestó su satisfacción por el anuncio presidencial y afirmó que la medida "posibilita una política diferenciada para los más chicos". Enfatizó que la conducción federada tuvo la posibilidad de "cerrar el acuerdo y plantear los temas que quedan". Y subrayó: "Hemos encontrado eco en la presidenta de la Nación y la disponibilidad para seguir armando mesas de trabajo". Destacó que la entidad seguirá proponiendo "hablar de la distribución de la renta agropecuaria, en manos de quién está y cuál es el rol de los pequeños chacareros".

Quien no quedó contento con el anuncio fue el ex titular de la Federación Agraria Eduardo Buzzi, que calificó la medida como "demagogia preelectoral". Para el precandidato del Frente Renovador la segmentación de retenciones "hubiera evitado" el conflicto con el campo de 2008.

De hecho, el propio Buzzi participó de un acuerdo que apuntaba a esa segmentación en un momento caliente de ese conflicto, cuando se aprobó en Diputados una versión modificada de la resolución 125, que incluía reintegros y alivios fiscales a pequeños productores. Fue al cabo de una maratónica, y tensa sesión que terminó con un abrazo entre el dirigente agropecuario el entonces presidente de la bancada kirchnerista, Agustín Rosssi.

La presión del resto de las entidades ruralistas, el bombardeo mediático de algunos referentes de la oposición y la intransigencia de un grupo de dirigentes que acicateaban a "las bases" ruralistas que piqueteaban en las rutas hizo estallar ese acuerdo y consagró a Julio Cobos como gran desempatador en el Senado. La resolución se derogó, también las mejoras que se le habian incorporado y hubo que esperar siete años pasado para que se estableciera un mecanismo de compensación frente a la situación de caída de precios.

Al respecto del régimen anunciado el lunes, un informe difundido por el portal Valor Soja recordó que el gobierno gobierno ya recaudó retenciones anticipadas de la cosecha gruesa por el equivalente al 25 por ciento del saldo exportable, a través de ROE.

El maíz en plena cosecha de la campaña 2014-2015 ya le permitió al gobierno recaudar por 8 millones de toneladas, un 55 por ciento del saldo exportable, ya que la mayor parte de los ROEs 365 fueron colocados en diciembre de 2014. Las industrias aceiteras argentinas ya abonaron por adelantado retenciones que rondan el 20 por ciento y 15 por ciento del volumen exportable previsto. Sólo en octubre de 2014 se colocaron ROE 365 de harina de soja por 3,14 millones de toneladas cuando se sembraba la oleaginosa en todo el país. Los ROE 365 para maíz y ROE 180 para soja permiten al trader contar con un plazo de embarque razonable a cambio de pagar el 90 por ciento del derecho de exportación por adelantado.

La UIA ve todo mal

La Unión Industrial Argentina (UIA) estimó que la actividad fabril en 2015 caerá el 4%, una baja que se sumará al 2,7% que tuvo este año, según analizó ayer el comité ejecutivo de la entidad.

En su reunión habitual de los martes, los empresarios encabezados por Héctor Méndez analizaron un documento del Centro de Estudios de la UIA (CEU) en el que se traza un escenario posible para el último año de gobierno.

Fuentes de la entidad informaron que el trabajo del centro que dirige el economista Diego Coatz proyecta para el año en curso una baja de la actividad del 4%. “Y eso es así si no se cae más la actividad automotriz, puede ser peor”, explicó un empresario.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS