Economía

Refuerzan la AUH y la jubilación mínima con una pago de $ 400

Macri advirtió que abrirá las importaciones si los empresarios no bajan los precios. Se cobrará antes de fin de año. El presidente admitió la fuerte suba de precios. Rechazó el pago de un bono estatal de fin de año.  

Martes 22 de Diciembre de 2015

El gobierno otorgará, por única vez, una suma fija extra de 400 pesos antes de fin de año a beneficiarios de la Asignación Universal por Hijo (AUH), madres embarazadas y jubilados que cobran la mínima. El pago extra se acreditará antes del fin de semana de Año Nuevo, es decir, dentro de poco más de una semana.

Así lo anunció ayer en la Casa Rosada el presidente Mauricio Macri, quien admitió la fuerte suba de precios provocada como reacción a la devaluación. En ese sentido, advirtió a los empresarios que si no acompañan la sugerencia oficial de moderar las alzas, abrirá la importación.

El refuerzo de la asignación universal beneficiará a 8 millones de personas y tendrá un costo fiscal de 3.300 millones de pesos. El jefe del Estado explicó la medida en una conferencia de prensa junto con la vicepresidenta Gabriela Michetti y la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley.

De esta forma, para fin de año, quienes perciben la AUH, por un monto de 837 pesos, superarán los 1.200 con esa suma extra.

El beneficio, que se abonará a través de la Administración Nacional de Seguridad Social (Ansés), incluirá también a madres que reciben la Asignación Universal por Embarazo (AUE) y a los jubilados que reciben la mínima.

"Tuvimos un deslizamiento de los precios de la canasta básica, por lo cual definimos un aporte de 400 pesos para los chicos de la AUH, madres embarazadas y jubilaciones mínimas", anunció Macri.

Al respecto, dijo que su gestión ha "heredado una inflación que el gobierno anterior se preocupó más de ocultar que de resolver", y que le "ha hecho mucho daño a los que menos tienen".

Al anunciar el beneficio, el presidente se refirió a la suba de precios que se produjo desde noviembre. Dijo que intentará que los empresarios retrotraigan las subas "conversando" pero advirtió que si no tienen éxito, el gobierno "abrirá la importación para corregir la suba de precios".

El jefe de Estado enfatizó la convocatoria del gobierno a un acuerdo económico y social. "Nuestro gran problema es abocarnos a bajar la inflación, hay un buen estado de ánimo en Argentina y espero que en esa mesa haya una actitud buena".

Macri rechazó la posibilidad de decretar un bono de fin de año, como lo reclamaron dirigentes de las tres CGT. Dijo que el gobierno no está en condiciones de pagar ese bono y aseguró que "en el sector privado esa negociación dependerá de cada empresa".

"Nuestro primer objetivo es cuidar los trabajos que tenemos", advirtió, para luego recordar que su gobierno trabaja para generar un nuevo mínimo no imponible del impuesto a las ganancias. También dijo que la apertura del cepo cambiario generó "reglas de juego nuevas" y subrayó que "la preocupación es que Argentina pueda crecer".

Más allá de esta definición, el gobierno iniciará hoy una ronda de negociaciones con sectores empresariales en busca de atenuar el impacto de la devaluación sobre los precios de alimentos y productos de primera necesidad.

Antipiquetes

El presidente Mauricio Macri confirmó que el gobierno trabaja en un protocolo antipiquetes, con el fin de regular la protesta social. “Hay que practicar el arte del acuerdo, la forma de expresar reclamos apretando a los demás tiene que ver con el abuso”, dijo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS