Economía

Recrudece la crítica situación laboral en el sector metalúrgico

La Unión Obrera Metalúrgica denuncia más cierres y despidos. Alerta en Vassalli por inminentes cesantías a partir de enero

Miércoles 13 de Diciembre de 2017

La crítica situación del mercado laboral en la región recrudece y crece la tensión gremial con el nuevo cierre de empresas y la amenaza de despidos en otras, como en la fábrica de cosechadoras firmatense Vassalli, cuya patronal advirtió que en la primera semana de enero arrancará sí o sí con la reducción de 120 puestos. Desde la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) también advirtieron que ante el primer telegrama, no sólo habrá una movilización a nivel local sino nacional.

Es que para el gremio metalúrgico el aviso significa "lisa y llanamente una coacción hacia los trabajadores, a los que viene llamando uno por uno para ofrecerles retiros voluntarios y advirtiéndoles que si no los aceptan, directamente los van a despedir a partir de la primera semana de enero. Y que no se molesten en hacer juicio porque no van a ver ni un peso", reveló Pablo Cerra, abogado de la delegación rosarina de UOM.

El plazo de arrancar con los despidos a partir de enero responde al vencimiento de un convenio que Vassalli firmó con el gremio y el gobierno provincial para no aplicar despidos hasta el 31 de diciembre, a cambio de asistencia. La empresa comenzó de todas maneras a ofrecer retiros voluntarios por un 60 por ciento de la indemnización, en 12 cuotas, y luego extendió la oferta a un 80 por ciento en 24, o el 100 por ciento, en 36. A la primera oferta adhirieron al menos 40 empleados.

El panorama del personal de Vassalli se agravaba ayer con "la falta de pago del mes de noviembre y de una gratificación extraordinaria obtenida por paritarias", por lo cual ayer hubo una audiencia en el Ministerio de Trabajo y hoy la UOM ofrecerá una conferencia de prensa en su sede en Firmat para dar cuenta de la crítica situación y anunciar su intención de movilizarse en caso de concretarse los despidos.

Víctimas y "avivados"

El lunes pasado hubo una reunión entre representantes de la UOM e industriales metalúrgicos. En el encuentro, "las patronales nos planteaban que no cierran porque no tienen para pagar las indemnizaciones. A esos, a los que ‘ponen el lomo', los apoyamos. Pero están los otros, avalados por una política de Estado, que se aprovechan y maltratan a la gente", denunció Cerra. En ese sentido, ejemplificó con numerosos cierres y despidos injustificados de los últimos meses, "sin siquiera indemnizar a los trabajadores", renegó.

Ayer, el caso testigo en Rosario de tal situación fue el cierre de la firma Western Moto, que tras cesar los pagos a sus tres empleados durante dos meses, cerró intempestivamente sus puertas y en la audiencia laboral de ayer dejó en claro que no pagará indemnizaciones. Otro caso reciente y de idénticas características fue el de la matricera Modelar SA, que dejó en la calle a diez trabajadores sin compensación alguna.

La industria metalúrgica de la región encendió la alarma por el estancamiento de la actividad y por el aumento de los costos, fundamentalmente el impacto del aumento de la energía eléctrica. En busca de alivio, los máximos dirigentes del gremio y la asociación que nuclea a los empresarios del sector se reunieron también el lunes con el ministro de Trabajo de la provincia, Julio Genesini. Desde la UOM advitieron que entre un 10 por ciento y un 15 por ciento de los puestos de trabajo de las pymes de la zona está en riesgo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario