Economía

Récord en fuga de divisas y endeudamiento

El 2017 será para la Argentina el año en que llegó a ocupar el podio de países que más deuda tomó, incluyendo la emisión de un bono a 100 años, que no llegó a compensar la salida de dólares por turismo, importaciones y pago de dividendos.

Domingo 31 de Diciembre de 2017

El 2017 será para la Argentina el año en que llegó a ocupar el podio de países que más deuda tomó, incluyendo la emisión de un bono a 100 años, que no llegó a compensar la salida de dólares por turismo, importaciones y pago de dividendos.

Según un informe del Instituto de Trabajo y Economía, el sector público nacional emitió deuda por 57.586 millones de dólares; las provincias y municipios, unos 4.783 millones y los privados, 4.331 millones.

En noviembre, la Nación retomó con fuerza su participación en el mercado financiero, llevando a cabo emisiones por más de 6.000 millones de dólares y la novedad de ese mes fue que hasta la municipalidad de Río Cuarto también colocó deuda.

Después de Arabia Saudita, la Argentina fue el mayor emisor de deuda a lo largo de 2017, y a tal punto llegó que hasta la calificadora Standard & Poors advirtió sobre la fragilidad del país frente a una crisis externa.

No obstante, este fuerte endeudamiento favoreció al Banco Central, que a lo largo del año consiguió aumentar las reservas en 16.958 millones de dólares, al pasar de 39.308 millones el 30 de diciembre de 2016 a los actuales 56.266 millones, una cifra récord.

De acuerdo con los registros oficiales, la deuda pública total, al 31 de agosto último, ascendió a 302.700 millones de dólares, lo que significó un aumento de 4,9 por ciento en ocho meses transcurridos de 2017 y que representa casi el 60 por ciento del PBI.

En 2017, se emitieron bonos en pesos, dólares y euros con varios vencimientos y hasta un insólito bono a cien años por 2.750 millones de dólares.

Pero también hubo títulos con vencimientos en 2022, 2025, 2027, 2037 y 2117 por más de 15.000 millones de dólares, a tasas anuales que van 5,625 al 7,625 por ciento.

La otra cara del endeudamiento es la salida de divisas: las estimaciones señalan que entre enero y octubre la fuga de capitales alcanzó los 30 mil millones de dólares, cifra que supera en un 40 por ciento a la de 2016.

Este monto está integrado por la salida de dólares por turismo, viajes, pasajes, Formación de Activos Externos (FAE, según el Banco Central) y giro de utilidades por parte de empresas.

En el presupuesto 2018 que aprobó el Congreso, el gobierno calculó que la deuda pública nacional durante 2017 crecerá en 44.000 millones de dólares, aunque las estimaciones privadas lo ubican por encima.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario