Economía

Récord histórico: ingresan más de 27 mil vacas al Mercado de Hacienda de Liniers

Es una escena inusual, que no se vivía desde 1992. El 80% de los arribos provienen de Buenos Aires. Se evidencia un cambio de ánimo entre consignatarios y operadores. Se espera puja en los precios por la gran oferta. Los carniceros esperan ahora que el precio baje para el consumidor.  

Lunes 23 de Junio de 2008

Es una escena inusual, que no se vivía desde 1992. El 80% de los arribos provienen de Buenos Aires. Se evidencia un cambio de ánimo entre consignatarios y operadores. Se espera puja en los precios por la gran oferta

Más de 700 camiones de hacienda colapsaron este domingo las autopistas Riccheri y Dellepiane camino al mercado de hacienda de Liniers.

Pasada la medianoche y en tandas, los camiones jaula fueron ingresando y liberando de a poco la zona afectada.

Aunque no es un ingreso histórico, el arribo de animales hoy al Mercado de Hacienda fue récord. Hasta el momento fueron contabilizadas 27.425 cabezas en 695 camiones.

Desde el mercado informaron que el 80% de los ingresos proviene de Buenos Aires (21.019). También llegó hacienda desde: Córdoba 1.343, Corrientes 175, Entre Ríos 586, La Pampa 2.705, San Luis 120 y Santa Fe 1.477.

Se evidencia un cambio de ánimo entre consignatarios y operadores y se espera mucha puja por los precios, debido a la gran oferta de animales.

En tanto, el vicepresidente de la Asociación de Propietarios de Carnicerías de Capital, Alberto Williams. Además, estimó que "para el miércoles próximo estaremos totalmente abastecidos". "Ahora estamos bien abastecidos, ya nos entregaron carne el jueves y el viernes y si hoy lo siguen haciendo, sumado a los importantes ingresos de cabezas de Liniers -que hoy superaban los 27 mil animales- calculo que el miércoles próximo estaremos totalmente abastecidos", dijo Williams.

Consideró además que con la normalización en las entregas de carnes, una vez levantado el paro del campo, "los precios, que habían subido tanto en las últimas semanas empiecen a bajar".

"Cuando empezó el paro del campo recibíamos el kilo de media res a 9 pesos y fue subiendo a 11. Ahora, con las entradas de vacunos normalizadas, vamos a ver si se pueden bajar los precios. Los consumidores están diciendo basta" a estos valores, expresó Williams.

Describió que los clientes de las carnicerías porteñas "no volvieron a comprar carne a lo loco una vez levantado el paro". "Compraron lo necesario. Se quejan de que es cara", comentó.

Estimó que con las importantes cantidades ingresadas en el mercado concentrador, los frigoríficos consumeros "van a trabajar tranquilos y no van a convalidar precios altos". "No van a pagar disparates que luego no pueden ser trasladados al consumidor", concluyó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario