Economía

Reabrir el canje de deuda implicaría una quita del 63%

Si la Argentina reabre el canje de deuda a los tenedores de bonos que no entraron en el canje de 2010, concretaría una quita del 63 por ciento, pagaría pocos intereses en 2013 y el primer vencimiento de capital para esos inversores debería hacerlo efectivo recién en 2017.  

Lunes 03 de Diciembre de 2012

Si la Argentina reabre el canje de deuda a los tenedores de bonos que no entraron en el canje de 2010, concretaría una quita del 63 por ciento, pagaría pocos intereses en 2013 y el primer vencimiento de capital para esos inversores debería hacerlo efectivo recién en 2017.

Según estimó un informe de la consultora Econométrica, la Argentina tiene ahora 11.200 millones de dólares de deuda en default: de concretar un canje similar al de 2010, esos acreedores pasarían a ser titulares de obligaciones por 4.200 millones de dólares.

"Es decir, deuda en default por 2,3 por ciento del PBI, se reconvertiría en nueva deuda por 0,9 por ciento del PBI. Los intereses en 2013 serían sólo 274 millones y el primer vencimiento de capital llegaría en 2017", precisó el economista Ramiro Castiñeira.

Luego de que la Cámara de Apelaciones en Nueva York impuso una medida de "no innovar", luego del fallo del juez Thomas Griesa que abría la posibilidad de tener que pagar el 100 por ciento de la deuda con fondos buitre, ahora la Argentina podría concretar una oferta de pago.

Puntualmente, el 28 de diciembre próximo, de acuerdo a los plazos judiciales planteados, el país podría llevar una iniciativa a la Cámara.

"En líneas generales, bajo el supuesto de otorgar las mismas condiciones ofrecidas en el canje de 2010, para los 1.330 millones de dólares de deuda en default en la causa del juez Griesa, se canjearían por nuevos bonos por un valor nominal de 446 millones, lo que implica una quita del 66 por ciento", puntualizó el especialista de Econométrica.

De todos modos, "la discusión será si se reconocen o no los pagos acumulados del Bono PBI en diciembre de 2011 y diciembre de 2012 por 10,65 dólares".

"Si se aplica la misma regla de no reconocer los pagos pasados como en 2010, el total acumulado se extiende a 18 dólares la diferencia entra la oferta de 2005 y la potencial de 2013. En ese caso la oferta sería un 21 por ciento menor que la realizada en 2005, ampliando las pérdidas para quien decidió no entrar en ninguna instancia del canje de 2005 o 2010", subrayó Castiñeira.

Según estimó, "de ser esta finalmente la oferta que se lleve a la Cámara de Apelaciones a fin de año, el gobierno se ahorraría 1.200 millones de dólares por no resarcir los pagos acumulados de los cupones PBI hasta diciembre de 2012, al extender el canje a toda la deuda actualmente en default".

"Si se suman a los 800 millones que ya se ahorró con la oferta de 2010, el ahorro total llegaría a 2.000 millones de dólares", precisó.

Todas las variables. Estos análisis estarán sobre la mesa del gobierno a la hora de definir la estrategia judicial en Nueva York, que debe enlazarse —de abrir el canje— con un planteo ante el Congreso.

Inicialmente, trascendió que el Ejecutivo podría apurar la reapertura de un nuevo canje de deuda en sesiones extraordinarias este año, aunque esa posibilidad podría quedar para el año próximo.

El miércoles pasado, la Corte de Apelaciones de Nueva York hizo lugar al pedido del gobierno argentino de suspender el fallo del juez Griesa que favoreció a fondos buitre, y así el país evitará caer en "default técnico" y podrá pagar sin riesgos un vencimiento por 3.300 millones de dolares el 15 de diciembre próximo.

El Tribunal le otorgó, además, a la Argentina un plazo de tres meses para efectuar una propuesta de pago, realizar la defensa técnica respectiva y que las partes concreten en una audiencia las presentaciones orales.

Según el escueto fallo de dos párrafos, firmado por los jueces Rosemary Pooler, Barrington Parker y Reena Raggi el cronograma fijó para el 28 de diciembre la presentación de los detalles de la apelación; el 25 de enero de 2013 habrá una oposición a la defensa y el 27 de febrero se efectuarán los argumentos orales.

La Argentina no descartó reabrir el canje para los tenedores de bonos en default, aunque supeditó esa posibilidad a un avance positivo de la causa en la que fondos buitre enfrentan al gobierno en Nueva York.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario