Economía

Puja en las paritarias: firmaron los acuerdos que cuadran en la pauta oficial

Los aumentos giran en torno del 27 por ciento anual, en dos tramos. Adicionales y sumas fijas elevan la cifra. El salario inicial de la UOM sube 34 por ciento.

Jueves 21 de Mayo de 2015

La presidenta Cristina Fernández de Kirchner recibió ayer a los dirigentes empresarios y sindicales de las ramas metalúrgica, mercantil, construcción, encargados de edificio (Suterh) y a la conducción nacional de la Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN). Estos gremios firmaron acuerdos salariales con aumentos que, en términos generales, se ajustan a la pauta de referencia del 27 por ciento que impulsó el gobierno.

Luego de arduas negociaciones que llevaron semanas, estos acuerdos llegaron como la caballería, para reforzar la posición dle gobierno en una pelea salarial que se desarrolla en un escenario de conflictividad. Otros sindicatos, como el de los bancarios, convocaron a una huelga de 48 horas para la semana próxima, mientras que los aceiteros mantienen una huelga desde hace casi tres semanas. Además, las centrales sindicales opositoras ya acordaron una huelga para el 9 de junio.

La presidenta celebró los nuevos acuerdos con un almuerzo del que presentaron los secretarios generales Antonio Caló (UOM), Andrés Rodríguez (UPCN), Gerardo Martínez (Uocra), Armando Cavalieri (Comercio) y Víctor Santamaría (Suterh). Tras este encuentro, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, ofreció una rueda de prensa, acompañado por su par de Economía, Axel Kicillof. Los términos de las paritarias son los siguientes:

Comercio. El aumento para los empleados de comercio será del 27 por ciento en dos tramos, 17 por ciento en abril y 10 por ciento en noviembre. También se pagarán dos sumas no remunerativas, de 1.524 pesos, en julio y en septiembre. Por pedido del gremio, las empresas retendrán 70 pesos por mes adicionales a los afiliados de la obra social del sector, Osecac.

Metalúrgicos. Los metalúrgicos cerraron un acuerdo con un aumento promedio de 27,5 por ciento. La primera cuota, del 17,5 por ciento, se aplicará desde y el otro 10 por ciento no acumulativo comenzará a pagarse en julio. Pero para el salario inicial el aumento será mayor, del orden 33 por ciento al 34 por ciento. Esto es porque se elimina la primera categoría del convenio, para que los que estaban en la más baja pasen a la siguiente. Esa categoría arrancaría ahora con un sueldo del orden de los 8.500 pesos mensuales en mano. Al mismo tiempo se creará una nueva categoría, inicial, en el que el nuevo obrero deberá estar seis meses y luego ser recategorizado. El secretario adjunto de la UOM, Juan Belén, celebró el hecho de haber elevado el salario mínio a 8.500 pesos, que fue el planteo inicial del gremio.

Construcción. El aumento negociado para los obreros de la construcción será del 27,4 por ciento, en dos etapas, el 17,4 por ciento desde abril y desde agosto otro 10 por ciento.

Estatales nacionales. El aumento para los estatales de UPCN será del 27,4 por ciento, con un primer pago del 17 por ciento en junio y el 10 por ciento en agosto.

Porteros. El incremento de los porteros de edificio del Suterh será del 27,4 por ciento, también a abonarse en dos cuotas.

Kicillof: “El proceso de las paritarias está vivo”

El ministro de Economía, Axel Kicillof, afirmó que “el proceso de paritarias está vivo, está abierto, es libre y es una discusión muy sana”. El jefe del Palacio de Hacienda destacó los convenios firmados por los gremios de  la construcción, estatales, metalúrgicos, encargados de edificios y comercio con subas del 27% promedio.
     Tras la reunión mantenida en Casa de Gobierno con la presidenta  Cristina Kirchner y representantes gremiales y empresariales,  Kicillof destacó que los cinco convenios “representan a prácticamente dos millones de personas”.
     Asimismo, el titular del Palacio de Hacienda resaltó que “el  gobierno apoya el fortalecimiento del movimiento sindical en cuanto permitió que millones de trabajadores mejoren sus condiciones de vida, su estabilidad, sus convenios y su poder  adquisitivo”.
     En tanto, el jefe de Gabinete, Aníbal Fernández, ponderó que el gobierno haya realizado un “trabajo fino, adecuado, laborioso” para llegar a un acuerdo salarial con cinco gremios, y criticó a los “agoreros con mala leche” que anunciaban conflictos sociales.
    Por otra parte, el ministro de Trabajo, Carlos Tomada, destacó esta tarde los acuerdos salariales que cerraron en las últimas horas los sindicatos de la UOM, UPCN, UOCRA, Comercio y el Suterh, y señaló que estas subas del 27 por ciento permiten que el empleo y la capacidad adquisitiva se mantengan “estables”.
     Así se pronunció el ministro al ofrecer una conferencia de prensa en la Casa Rosada, luego del almuerzo que la presidenta Cristina Kirchner mantuvo allí con los representantes de esos cinco gremios.
     De la rueda de prensa participaron también el ministro de Economía, Axel Kicillof, el secretario general de UPCN, Andrés Rodríguez, y los titulares de las cámaras de la Comercio, Carlos de la Vega, y de la Construcción, Juan Chediak.  Allí, Andrés Rodríguez remarcó que estos acuerdos representan “un paso importante”.

La UIA festejó y Pablo Moyano dijo que es una “vergüenza”

El presidente de la Unión Industrial Argentina (UIA), Héctor Méndez, elogió ayer las paritarias cerradas por el 27% y reivindicó sus declaraciones públicas al inicio de la ronda de discusión. “Recomendé en ese momento tener cuidado con los acuerdos salariales y no fui tratado muy bien por el gobierno, que después dijo lo mismo que yo”, se ufanó.
    Uno de los vicepresidentes e la Unión Industrial Argentina (UIA) Juan Carlos Sacco, aseguró que “si se computan todos los adicionales”, las paritarias cerraron por arriba del 30%. “Es una manera de decir el 27%, si le agregan todos los adicionales, como la UOM, que cambió la base de la primera categoría, están todos arriba del 30%”, aseguró el dirigente.
    El dirigente estimó que este año “no va a haber bonos de fin de año, porque la suba de salarios no va a impactar en la inflación, que va a estar por debajo del 25% o va a empatar la mejora del 27%”.
    Desde el sindicalismo enfrentado al gobierno, llovieron críticas a los acuerdos. El secretario adjunto del Sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, calificó de “vergüenza  y papelón” a la decisión de la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) de cerrar un aumento salarial por el 27%.
    Moyano consideró que los metalúrgicos “arreglaron ese porcentaje porque son presionados por el gobierno”. Y chicaneó: “Dicen que no hay techo para las paritarias pero a los de la UOM les pusieron piso, techo y ventanas”.
    Por otro lado, el líder del cuerpo de delegados de la Unión Ferroviaria (UF) en el Ferrocarril Sarmiento, Rubén “Pollo” Sobrero, definió  como “nauseabundo” al acuerdo paritario metalúrgico. Y sostuvo que dejó al salario mínimo de los metalúrgicos “cerca de la línea de la pobreza”.  Además, dijo que el también secretario general de la CGT afín al gobierno forma parte de los “dirigentes que por lo único que se  preocupan es por ir a aplaudir a la Casa Rosada”.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS