Economía

Productores del norte provincial pierden u$s 230 millones

La estimación acerca del fenómeno hídrico involucra a 9 de Julio, Vera, General Obligado y San Javier.

Sábado 19 de Enero de 2019

Los productores agrícolas del norte santafesino pierden ingresos por u$s 230 millones por las inundaciones, según un informe preliminar de la Bolsa de comercio de Rosario.

La estimación de los ingresos brutos que se perderían por el fenómeno hídrico involucra a los productores agropecuarios de los Departamentos de Nueve de Julio, Vera, General Obligado y San Javier. Allí, las abultadas y extendidas, precipitaciones ocasionaron anegamientos e inundaciones de gran magnitud.

El estudio de los investigadores Julio Calzada, Patricia Bergero, Desiré Sigaudo y Cristian Russo se enfoca en el sector agrícola. Los cultivos analizados fueron maíz, soja de primera y de segunda, girasol, algodón y sorgo. El resultado preliminar fue el siguiente:

u Maíz: U$S 104,4 millones. En su delegación Avellaneda (que comprende a los departamentos citados), la Secretaría de Agroindustria de la Nación estimaba que el área a sembrar con maíz podía alcanzar las 218.500 hectáreas. Al 10 de enero se encontraban sembradas apenas 68.000. Las 150.500 hectáreas que aún no se sembraron, tendrían tiempo para hacerlo hasta los primeros días de febrero según el estado de los lotes. "Nuestras estimaciones –conforme opiniones calificadas de ingenieros de la zona- es que el 70% de esa área no será sembrada con maíz, lo cual implicaría una pérdida de ingresos brutos para el sector productor de aproximadamente u$s 87,7 millones", señalaron desde la Bolsa. Por otra parte, se perdería el 20% de las 68.000 hectáreas sembradas en la zona hasta el 10 de enero de 2019. "A un rinde promedio de 58 qq/ha, esto generaría una pérdida de ingresos para el sector productor de u$s 11,3 millones", agregaron.

u Soja de primera: u$s 52,3 millones. En base a distintos supuestos, la Bolsa estimó que el norte santafesino, luego de este desastre meteorológico, podría contar con 258.000 toneladas de soja de primera cuando en realidad se esperaban al inicio del ciclo unas 477.000 toneladas.

u Soja de segunda: U$S 47,7 millones. Según los cálculos, se perderían cerca de 200.000 toneladas de soja de segunda respecto de lo que se esperaba al inicio de la campaña.

u Girasol: u$s 17,4 millones. El girasol en el norte santafesino tiene su ventana de siembra desde el mes de julio a setiembre de cada año. Unas 76.000 hectáreas estarían sufriendo actualmente este desastre climático. La BCR estimó una pérdida de rindes promedio de 5 quintales por hectárea. Si no hubiera sucedido este evento, la zona podría haber registrado una producción total de 234.000 toneladas de girasol a lo largo de toda la campaña. "De acuerdo a nuestras estimaciones, el final de la campaña encontraría a esta área geográfica con 155.000 toneladas, una pérdida de 79.000 toneladas de girasol", indicaron.

u Algodón: u$s 5,9 millones. Al 10 de enero entre unas 6.000 y 10.000 ha de algodón se encontraban muy comprometidas y afectadas en diferente grado, con serio riesgo de perderse. e acuerdo a informantes calificados, las pérdidas totales en algodón en esa zona alcanzarían las 11.000 hectáreas.

u Sorgo: u$s 3 millones. La Secretaría de Agroindustria de la Nación estimó en su momento el área de intención de siembra con sorgo de la Delegación Avellaneda en el actual ciclo 2018/2019 en 60.000 ha. Se llevan sembradas al 10 de enero unas 36.750 hectáreas. El sorgo de segunda todavía tendría tiempo para sembrarse en algunos lotes en los próximos 15 días, con lo cual podría llegar a cosecharse unas 40.200 ha en toda la campaña. Por el evento climático el rinde promedio podría caer 7 quintales por hectárea, lo que implica que se perderían unas 28.000 tn de sorgo.

Estimación conservadora

El documento es una estimación realizada al 17 de enero y la cuantificación final de pérdidas va a depender de la evolución de las condiciones climáticas futuras. No se incluyeron otras pérdidas derivadas de otros costos ocultos como cosechar con niveles de humedad, estar obligado a embolsar mercadería, erogaciones adicionales por roturas de maquinarias y equipos, necesidad de acondicionar infraestructura de caminos para poder acceder a los campos, etcétera.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});