Economía

Premio Nobel de Economía para un estudioso de la pobreza y el consumo

La Academia de Ciencias de Suecia otorgó esta semana el Premio Nobel de Economía de 2015 al escocés Angus Deaton “por su análisis del consumo, la pobreza y el bienestar”.

Domingo 18 de Octubre de 2015

La Academia de Ciencias de Suecia otorgó esta semana el Premio Nobel de Economía de 2015 al escocés Angus Deaton “por su análisis del consumo, la pobreza y el bienestar”.

   El trabajo de Deaton, de la Universidad de Princeton (Estados Unidos), fue clave para establecer políticas públicas en algunos países porque trata de explicar las decisiones económicas individuales —especialmente cómo gastan sus ingresos las personas— y cómo las sociedades miden y analizan el bienestar y la pobreza.

   La situación actual de pobreza y refugiados “es el resultado de cientos de años de desarrollo desigual en el mundo rico”, afirmó Deaton, poco después de que fue notificado de la decisión de la Academia sueca. “Lo que vemos hoy es el resultado de cientos de años de desarrollo desigual en el mundo rico, que ha dejado atrás una gran parte del mundo y esas personas (...) desean una vida mejor”, dijo Deaton, al ser consultado por la actual crisis de refugiados en Europa.

   Para el nuevo Nobel en Economía, la pobreza actual es resultado de siglos de “desarrollo desigual”.

   “A corto plazo sólo puede ser útil una estabilización de las relaciones políticas inestables”, dijo Deaton, que recibió el Nobel por sus análisis del consumo, la pobreza y el bienestar.

   A una semana de cumplir los 70 años, Deaton contó que al anunciarse el premio estaba “totalmente dormido”, en su casa en Estados Unidos dónde da clases sobre economía y asuntos internacionales en la Universidad de Princeton.

   “Me sorprendió y me alegró oír las voces de mis amigos del Comité”, comentó Deaton quien “como muchos otros economistas” era consciente de que tenía una opción de lograr el Nobel, que finalmente recibirá en Suecia en diciembre próximo.

   Entre las publicaciones de Deaton, el economista subraya la importancia del rol del Estado en la felicidad de los ciudadanos y la diferente visión sobre la austeridad que tienen quienes viven en países con prestaciones de salud garantizadas a quienes tienen gobiernos que no aseguran las prestaciones básicas. “La ausencia de capacidad estatal es una de las principales causas de pobreza y marginación alrededor del mundo. Sin estados eficaces que trabajen junto a ciudadanos activos y comprometidos, hay pocas probabilidades de que tenga lugar el crecimiento que se necesita para eliminar la pobreza mundial”, afirmó en 2013 en un artículo publicado titulado “Estados débiles, países pobres”.

Asistencia. En el mismo artículo (publicado en Prodavinci.com) también cuestionó la “ayuda externa” que reciben los países para, por ejemplo, mantener los servicios de salud al considerar que: “Este tipo de ayuda debilita lo que más necesita la gente pobre: un gobierno eficaz que trabaje con ellos para el presente y el futuro”.

   En su visión, los países ricos deberían reducir las ayudas a los países pobres, limitar el tráfico de armas, mejorar las políticas comerciales y de subvención, facilitar el asesoramiento técnico no vinculado a la ayuda y desarrollar mejores medicamentos.

   “Desafortunadamente, los países ricos del mundo están empeorando las cosas en la actualidad”, agregó el profesor .

   “La ayuda externa —las transferencias de los países ricos a los países pobres—tiene un gran mérito, especialmente en términos de la asistencia médica, gracias a la cual, muchas personas, que de otra manera habrían muerto, están vivas hoy en día. No obstante, la ayuda externa también debilita el desarrollo de la capacidad estatal local”, sentenció.

   En el diario español El País, publicó en 2012 que “los programas de austeridad deben diseñarse para proteger a los más desfavorecidos, porque la pobreza puede arruinar gran parte de lo que importa a la gente”, en referencia a los ajustes implementados en Europa.

   El año pasado el ganador del Nobel de Economía fue el economista francés Jean Tirole por su análisis del poder del mercado y la regulación de los monopolios.

   El de Economía se llama oficialmente Premio del Banco de Suecia de Ciencias Económicas en Memoria de Alfred Nobel, fue instituido por el banco central sueco y otorgado por primera vez en 1969.

   El galardón está dotado este año con ocho millones de coronas suecas (unos 956.000 dólares), al igual que el resto de los premios Nobel.

   En su inmensa mayoría lo han ganado economistas estadounidenses y solamente lo obtuvo una mujer, Elinor Ostrom (también de EEUU). Los galardones serán entregados en el aniversario de la muerte de Nobel el 10 de diciembre.

Cronología Nobel. Los ganadores del premio Nobel de Economía concedido por la Real Academia de Ciencias de Suecia de los últimos diez años fueron: el francés Jean Tirole, por su explicación sobre cómo se estudian y regulan los sectores en los que hay unas pocas empresas poderosas el año pasado. En 2013, los estadounidenses Eugene F. Fama y Lars Peter Hansen, de la Universidad de Chicago, y Robert J. Schiller, de la Universidad de Yale, por su análisis empírico de los precios en los mercados financieros.

   En el año 2012 fueron galardonados los profesores estadounidenses Alvin Roth y Lloyd Shapley, por sus trabajos sobre ingeniería económica y mercados y en 2011 Thomas Sargent (EEUU) y Christopher Sims (EEUU) por sus estudios sobre cómo se influyen entre sí economía y política.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS