Economía

Premio internacional a investigador rosarino

La distinción le permitirá al grupo de trabajo profundizar sus estudios sobre el efecto de la yerba mate en los huesos.

Domingo 29 de Julio de 2018

El científico del Conicet Lucas Brun recibió un premio internacional que le permitirá profundizar sus estudios sobre el efecto de la yerba mate en los huesos, investigación que lleva adelante en el Laboratorio de Biología Osea de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de Rosario.

El Premio "2018 ASBMR Rising Star Awards" que entrega la American Society for Bone and Mineral Research (ASBMR) posibilitara a Brun y su equipo contar con fondos frescos para avanzar en el proyecto que tiene como objetivo demostrar los efectos positivos que tiene la ingesta de mate, la infusión argentina por excelencia, en la estructura ósea de las personas.

La relevancia de esta distinción para el grupo de trabajo que estudia si es posible que la yerba mate tenga propiedades beneficiosas para la salud ósea de los asiduos consumidores "panza verde" radica en que la ASBMR entrega sólo tres distinciones de este tipo a investigadores de Estados Unidos y a dos del resto del mundo, detallaron desde Conicet Rosario.

En el año 2015 Brun junto a su equipo publicaron un estudio que tuvo como objetivo evaluar de manera integral el efecto que tenía la yerba mate en los huesos. En ese marco, realizaron trabajos de experimentación y llegaron a los siguientes resultados: la densidad mineral ósea y la cantidad de trabéculas dentro del hueso era mayor en aquellos animales de experimentación que recibieron infusión de yerba mate.

Brun, en el año 2016 recibió un subsidio del Instituto Nacional de la Yerba Mate (INYM) y en el 2017 de la Agencia Nacional de Promoción Científica y Tecnológica. En 2017 el investigador presentó en el congreso de la ASBMR que se realizó en Denver (Colorado, Estados Unidos) los resultados de sus investigaciones sobre del efecto positivo de los componentes individuales de la yerba mate sobre las células de hueso.

Con respecto al trabajo actual del equipo de investigación, Brun explicó que ahora están "evaluando el efecto de los componentes en forma combinada, el efecto de una yerba mate con mayor capacidad antioxidante en un modelo in vivo y posteriormente se realizarán estudios para evaluar parámetros de estrés oxidativos tendientes a estudiar el posible mecanismo de acción".

En este momento, el Conicet junto al Instituto Nacional de la Yerba convoca a presentar postulantes para becas doctorales y posdoctorales para desarrollar investigaciones vinculadas a la producción, elaboración y consumo de la yerba mate.

El proyecto científico en el que trabaja el equipo de Brun es de gran interés para Argentina, ya que se trata de uno de los países en donde más se consume yerba mate, además de en Uruguay, Paraguay y Brasil.

En una nota realizada por La Capital anteriormente, Brun explicó algunos detalles de investigación que llevan adelante. "Vivimos en un país donde todos toman mate, independientemente de los recursos económicos que tengan, entonces si uno puede a través de la yerba mate lograr mejorar una cierta condición desde el punto de vista óseo, para mí que soy médico que hace investigación, es muy interesante. Además, no costaría trabajo que la gente lo incorpore porque ya forma parte de sus costumbres", indicó el investigador.

A fines de 2014 Brun se cruzó con una publicación del doctor Fernando Saraví, de la Universidad Nacional de Cuyo, en donde se revelaba que la ingesta de mate beneficiaría los huesos en mujeres posmenopáusicas. "Cuando leí ese trabajo me sorprendí, porque la yerba mate tiene cafeína y está comprobado que la cafeína es perjudicial para los huesos, entonces decidí encarar una investigación para evaluar de manera integral qué efecto tenía la yerba mate en los huesos", contó el investigador del Conicet, quien recordó que "la yerba tiene un montón de propiedades conocidas positivas, a nivel de los lípidos sanguineos, propiedades antiinflamatorias, antifungidas, reducción del peso corporal".

El proyecto contempló una fase en la cual Brun junto a su grupo administraron a animales de experimentación una infusión de yerba mate preparada en condiciones similares a las que se acostumbra tomar mate. "Luego evaluamos la densidad mineral ósea, la morfología del hueso, la cantidad de tejido óseo trabecular, si estaban más conectadas o más separadas entre sí, la fuerza de fractura. No sólo quisimos conocer cuánto calcio había dentro de un hueso, sino que abarcamos parámetros funcionales y de calidad ósea y encontramos algo parecido a lo que había hallado el doctor Saraví, que la densidad mineral ósea y la cantidad de trabéculas dentro del hueso era mayor en aquellos animales que recibieron infusión de yerba mate", detalló.

El investigador explicó que "además de la cafeína, la yerba mate tiene polifenoles, que son componentes con conocidos efectos positivos en el hueso, entonces el mate estaría haciendo una especie de equilibrio, entre los alimentos ricos en polifenoles, como el té o los arándanos, y el café del otro lado".

Para dar un paso más a la investigación estudiaron por separado todos los componenetes de la yerba mate.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario