Economía

Por presión del PJ, el gobierno cambió el cálculo de la movilidad jubilatoria

Los funcionarios aceptaron modificar la propuesta inicial de ajuste por inflación para destrabar el tratamiento de la ley

Viernes 24 de Noviembre de 2017

El Senado avanzó ayer con la firma del dictamen para el proyecto de reforma previsional, luego de que el gobierno nacional aceptara un cambio en la nueva fórmula para calcular la movilidad de haberes y el oficialismo intentará que se vote en el recinto la semana próxima.

El proyecto obtuvo dictamen de las comisiones de Trabajo y Previsión Social y de Presupuesto y Hacienda, adonde concurrieron los ministros de Interior, Rogelio Frigerio, de Trabajo, Jorge Triaca, y de Hacienda, Nicolás Dujovne, además de un nutrido grupo de gobernadores.

La iniciativa original que impulsó el gobierno modificaba el cálculo de la movilidad de los haberes, que actualmente se basa en el índice de inflación y en la recaudación, para pasar a tomar el Índice de Precios al Consumidor (IPC) del Indec más un adicional anual del 5 por ciento de la variación del PBI.

El jefe del bloque PJ-FPV, Miguel Pichetto, criticó ese punto de la iniciativa y propuso que la fórmula contemplara el IPC más el Ripte, que es el coeficiente de adecuación de los salarios, lo que fue aceptado por Triaca pocos minutos después y terminó por destrabar el avance del proyecto.

Durante el plenario de comisiones, Frigerio explicó que el cambio en el régimen de movilidad está relacionado con el pacto fiscal en el que se acordó un nuevo esquema de impuestos y de reparto de la recaudación entre la Nación y las provincias.

Al respecto, precisó que el acuerdo general se logró tras tomar la decisión de "derogar el artículo 104 del impuesto a las ganancias" por el cual se financiaba el Fondo del Conurbano, tema central en la discusión por la distribución de recursos, particularmente entre la provincia de Buenos Aires y el resto.

"Con la decisión del gobierno y de las provincias de derogar el 104 se produce también, en primera instancia, un desfinanciamiento del sistema previsional. Esto pone a las claras la necesidad de modificar el sistema de movilidad", agregó el ministro.

A su turno, Triaca resaltó que "tanto el acuerdo fiscal, la reforma tributaria como la reforma laboral, hacen necesario que se tomen en cuenta algunas reformas particulares sobre el sistema de seguridad social".

Sin embargo, los funcionarios no se refirieron en profundidad al artículo que proponía el cambio en la fórmula para calcular los aumentos de las jubilaciones y esto fue advertido por Pichetto, cuyo sector es el único que puede garantizarle al gobierno la aprobación de cualquier proyecto.

"Este acuerdo fiscal está supeditado a la modificación de la fórmula previsional. El oficialismo tiene que expresar el tema políticamente y darle imagen pública. No es un tema que pueda pasar simplemente como un debate ligero en esta Cámara. Nadie se haga el distraído", advirtió el senador justicialista.

Poco después, volvió a la carga y advirtió que el aumento de las jubilaciones que propuso el gobierno en el proyecto "es muy pobre" e "insignificante" porque el 5 por ciento de la variación del PBI que se pagaría una vez por año daba un "promedio de 20 pesos".

"Queremos volver a una propuesta que tenga que ver con la realidad económica. La propuesta que vamos a hacer tiene que ver con la inflación pero también con los salarios", señaló el senador y agregó: "La propuesta nuestra es una mejora sustancial, es inflación más el Ripte".

Al respecto, precisó que ese artículo del proyecto debe contemplar que el aumento se conforme "en un 70 por ciento por las variaciones del índice de inflación y en un 30 por ciento con el coeficiente del Ripte".

Tras realizar la propuesta, el jefe del bloque PJ-FPV deslizó que sería necesario modificar ese punto referido al nuevo cálculo de la movilidad si el gobierno quería que el proyecto tuviera dictamen.

En términos generales, el porcentaje ahora modificado según aquella forma formula formaba parte del paquete acordado entre el gobierno nacional y los gobernadores.

Momentos después, Triaca aceptó la propuesta al señalar que "va en línea con los mismos objetivos" que plantea la iniciativa presentada por el gobierno, lo que terminó de cerrar el acuerdo para que la iniciativa tuviera dictamen mayoritario.

El cambio en la movilidad jubilatoria que impulsó el gobierno fue durante los últimos días el punto más cuestionado del proyecto e incluso un grupo de jubilados logró ingresar al Salón Azul del Congreso donde se realizaba la reunión para manifestarse en medio del debate.

El grupo, conformado por unas cinco personas, desplegó una bandera que decía "con los jubilados y pensionados, no", para expresar su disconformidad con el proyecto.

La intención del el interbloque de Cambiemos, según anticipó días atrás el presidente provisional del Senado, Federico Pinedo, es que el proyecto de reforma previsional sea sometido a votación en el recinto del Senado el 30 de noviembre.

En caso de conseguirlo, el oficialismo incluiría en el temario de esa sesión también el proyecto que ratifica el pacto fiscal y el que establece un nuevo régimen de responsabilidad fiscal para la Nación y las provincias.

plenario. Con cambios y presencia de funcionarios , el Senado dio ayer dictamen a la reforma previsional.

El gobierno nacional recibió ayer un importante apoyo de los gobernadores a los proyectos de ley de consenso fiscal y de reforma previsional.

Luego de la presentación realizada por el Ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y su par de Interior, Rogelio Frigerio, en el plenario de comisiones de Trabajo y Previsión Social y de Presupuesto y Hacienda, los gobernadores pidieron a los senadores que representan a cada una de sus provincias que acompañen los proyectos impulsados por el Ejecutivo.

La gobernadora de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, destacó la importancia del acuerdo. "Este es el acuerdo del futuro, del futuro de la provincia de Buenos Aires, donde nos podemos plantear seriamente ser una provincia viable. Y todos los gobernadores compartieron esto. Pero es histórico también para el país. El tamaño de la deuda que reclamaba la provincia de Buenos Aires era mayor a todas las deudas que reclamaban el resto de las provincias. Este acuerdo es bueno para el país", dijo, y solicitó: "Le pedimos a los senadores que tengan en cuenta el esfuerzo que hicimos todos los gobernadores y nos acompañen en este consenso".

Por su parte, Rosana Bertone, de Tierra del Fuego, aseguró: "Si yo fuera senadora, votaría a favor de este consenso fiscal".Gerardo Morales, gobernador de Jujuy, argumentó la importancia de este acompañamiento. "Venimos a pedir apoyo a los senadores para el consenso fiscal. Nadie nos puso una pistola en la cabeza. 23 gobernadores firmamos, todas menos uno. Todos nosotros, con muchos años de política, vimos muchos pactos donde las provincias salían perdiendo. Y hoy eso no está sucediendo".

El gobernador de Córdoba, Juan Schiaretti, dijo: "Yo quiero pedirles a todos los señores y a todas las señoras senadoras que voten este Pacto Fiscal que es el pacto de la sensatez, porque trae más repartición federal de los impuestos, porque elimina inequidad entre las distintas provincias de la Patria, porque avanza en la dirección de alcanzar el equilibrio fiscal y porque avanza también en la dirección de lograr bajar impuestos distorsivos y poner impuestos neutros para la producción que nos permitan tener más competitividad en nuestro aparato productivo y, por lo tanto, generar más empleo que es lo único que garantiza la vida digna de nuestro pueblo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario