Economía

Por las reformas, el Tesoro nacional perderá $ 140 mil millones en 2018

Un centro de estudios nacional describió a los ganadores y perdedores de los cambios.

Sábado 20 de Enero de 2018

El Tesoro nacional perderá recursos por 140 mil millones de pesos en 2018, como consecuencia del paquete de reformas fiscales y previsionales aprobado en diciembre y otras medidas impulsadas por el gobierno de Mauricio Macri desde el inicio de su mandato. Así lo señaló un informe del Centro de Economía Política Argentina (Cepa), que estimó los resultados de las transferencias cruzadas de recursos promovidas por esos pactos y leyes, y el cuadro de ganadores y perdedores.

En el último tramo del año, el gobierno nacional cerró un acuerdo fiscal con los gobernadores, que habilitó el tratamiento en el Congreso de un paquete de leyes que involucra aspectos tributarios, previsionales y de legislación laboral.

En trazos gruesos, se cambió el destino de la recaudación por los impuestos a las ganancias y al cheque. El primero irá en mayor proporción a las arcas provinciales, fundamentalmente de la provincia de Buenos Aires. El gravamen a los débitos y créditos bancarios financiará a la Ansés.

Pero el laberinto incluye baja de aportes patronales, reducción de impuestos, compromisos de reducción de gravámenes en las provincias y el ajuste a la baja de la movilidad de las jubilaciones.

Transferencias

El Cepa trazó el mapa de ganadores y perdedores, en busca de identificar el resultado que tuvo para cada uno de los distintos actores que quedaron involucrados en la nueva repartija. A saber:

u Tesoro. Las reformas, junto con las políticas implementadas desde la llegada de Cambiemos, desfinanciarán al Tesoro Nacional en casi $140.000 millones en 2018. Esto representa un 5 por ciento del gasto primario estimado en 2018, que asciende a $ 2.721.450.

u Administración Nacional de la Seguridad Social (Ansés). Para 2018, las cuentas de Ansés muestran un leve saldo positivo, en torno a $ 6 mil millones, por el resultado de la reducción en las prestaciones y cambios en las fuentes de financiamiento. Si se toma en cuenta la reducción de las jubilaciones consideradas de privilegio (que aparece en el pacto fiscal, aunque no trascendió más allá de declaraciones), el saldo del organismo aumentaría a $ 18 mil millones en 2018. El informe aclara que el organismo previsional transfirió $ 100 mil millones desde el Fondo de Garantía de Sustentabilidad al Tesoro.

También advierte que "este leve saldo positivo de la Ansés es sólo aplicable al año 2018, ya que la reducción progresiva de los montos retenidos desde 1992 a las cajas provinciales (devolución pactada entre Frigerio y gobernadores), junto con la también progresiva reducción de las contribuciones patronales (que se multiplicarán por cinco más inflación hasta 2022) provocarán indefectiblemente el desfinanciamiento del organismo desde 2019". De hecho, la quita por contribuciones patronales arranca con $ 30 mil millones en 2018, se acrecienta a $71 mil millones en 2019, a $115 mil millones en 2020, a $ 163 mil millones en 2021 y a $217 mil millones en 2022. "Ese año, la quita significará una pérdida del 34,4 por ciento de la recaudación por contribuciones patronales al sistema jubilatorio", señalan los economistas del centro.

El Cepa también subrayó que la decisión de compensar al Ansés con el dinero del impuesto al cheque y la prórroga del impuesto por dos años va a contramano de las recurrentes menciones del gobierno respecto de eliminar el gravamen. "Resulta evidente que la decisión apuntó a compensar las alicaídas arcas del Ansés (a partir de la decisión de la Corte de terminar con la detracción del 15 por ciento de la coparticipación) e impedir que los gobernadores reclamen la coparticipación de tal recaudación como compensación a la merma de ingresos locales", señala el informe.

u Provincias. Según el centro de estudios, la única beneficiada es Buenos Aires, como resultado de la transferencia por el Fondo del Conurbano en torno a $ 21 mil millones para 2018 y otros $44 mil millones en 2019. El resto de las provincias, prevé el Consenso Fiscal, tienen movimientos neutros en sus arcas por la reforma de impuestos. Sí se observa un saldo positivo para las provincias, pero derivado del beneficio generado en 2015 por la decisión de la Corte (para tres provincias) y el posterior acuerdo con Frigerio (para las restantes), de dar por finalizada la detracción del 15 por ciento de los montos coparticipables con destino a la Ansés.

u Jubilados y beneficiarios AUH. El Cepa calculó que los jubilados, beneficiarios de AUH y de pensiones no contributivas, y los perceptores de salario familiar perderán más de 60 mil millones de pesos en 2018 a causa de la reforma previsional, incluso considerando el bono adicional y el 82 por ciento móvil.

u Sector privado. El centro de estudios estima que tendrá una transferencia a su favor de casi $ 100.000 millones sólo para 2018, debido a las reducciones impositivas y de cargas sociales. Y enfatiza que las empresas de mayor tamaño son las que reciben gran parte de los beneficios. "Esto ocurre porque poseen mayoritariamente su personal registrado, por lo que la reducción de contribuciones implica un beneficio directo e inmediato; por la posibilidad de considerar como pago a cuenta del impuesto al cheque (ya era un beneficio existente para las pymes); y por la reducción de la alícuota del impuesto a las ganancias, que impacta proporcionalmente en mayor medida sobre quienes más ganan.

u Sector público: Al cruzar el saldo del sector público (Tesoro, Ansés y provincias), el Cepa calculó que el resultado del ejercicio alcanza una reducción de $31 mil millones de la recaudación a 2018. Esta cifra se alinea con lo previsto por el oficialismo: una reducción de la presión fiscal de 1,5 por ciento del PBI al cabo de cinco años. El centro de estudios destacó que "un simple cálculo anual, implica 0,3 por ciento para el primer año, sobre un PBI de $12.363.404 millones".

"Esto supondría resignar recursos por $ 37 mil millones (aunque en 2018, dada la progresividad de las medidas como contribuciones patronales y la aplicación del revalúo fiscal, significaría una menor pérdida de recursos que los años subsiguientes)", señaló la entidad dedicada a realizar estudios económicos.

FUENTE: CEPA

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario