Economía

Pobreza y pandemia golpean a la región

El secretario de Desarrollo Económico de Rosario y el titular de Comercio Interior de la provincia analizan la situación de la actividad local

Domingo 04 de Octubre de 2020

En el pico de contagios de la pandemia, los gobiernos provincial y municipal hacen equilibrio entre necesidad de aislamiento social que demanda la pandemia y el reclamo de los empresarios para abrir cada vez más actividades.

Los últimos datos de desempleo (17,9%) y pobreza (41,8%) en Rosario y los principales aglomerados de la provincia son el sustrato de una apuesta de riesgo por parte de los poderes locales. “En la fase actual y después de seis meses, “En un momento sanitario muy difícil pero con estos indicadores económicos y sociales necesitamos tener una estrategia de convivencia y cierto equilibrio”, señaló el secretario de Desarrollo Económico y Empleo de la Municipalidad de Rosario, Sebastián Chale. En tanto, Juan Marcos Aviano, secretario de Comercio Interior de la provincia, consideró:

“Vamos evaluando nuevas aperturas, sin generar falsas expectativas, con mucha coordinación de entidades empresarias y municipios y comunas”.

En diálogo con el programa radial “La banda cambiaria”, que se emite por FM Meridiano, ambos funcionarios que están en lugares claves de la gestión económica en el marco de la pandemia, analizaron el delicado panorama. En Rosario, el informe de facturación que realiza la cartera que conduce Chale muestra una caída de 12,6% interanual en el nivel de actividad acumulada entre enero y agosto. “El piso fue en marzo y abril, luego hubo una recuperación lenta, un poquito más pronunciada en junio, mientras que julio y agosto moderan un poquito la caída”, explicó el funcionario, quien indicó que “la curva tiene una forma, ya no de V, sino de pipa, con pendiente muy suave en estos meses”. La industria es la actividad que más se recupera, pero construcción y servicios siguen en problemas. “A esta altura, la caída global para el año hay que estimarla en alrededor del 12%”, señaló.

La lectura de Aviano es muy parecida. “El 2019 terminó mal en Santa Fe, con más de 2% de cierre de comercios y más de 2% de perdida de puestos de trabajo en el sector comercial”, indicó. A abril de este año, el Observatorio Laboral de la provincia señalaba que esa caída ya había a había superado el 6% interanual. Para fin de año, proyecta que esa contracción sea de dos dígitos.

Son negativos todos los números de actividad, sobre todo en los rubros del comercio y los servicios, la situación del turismo, gastronomía, entretenimiento, ocio y recreación es compleja”, describió. Y agregó: “En ese 7% u 8% de la actividad económica que nunca pudimos habilitar tenemos puesto el foco, en conjunto con el gobierno nacional, permanentemente viendo alternativas para impedir lo máximo posible el cierre de unidades económicas”.

El funcionario enfatizó la presencia del gobierno nacional en la asistencia a la población y las empresas para asistir en la crisis. La provincia, señaló, complementa ese esfuerzo con planes socios, como la asistencia “mes a mes a los rubros de actividad que nunca han podido habilitarse para su funcionamiento a lo largo de toda esta pandemia”. Estos son los jardines maternales, espacios para eventos y fiestas infantiles, complejos deportivos tipo canchas de futbol 5 y transportes escolares. El viernes se envió un pago a 1.321 beneficiarios de la provincia que están en esta situación.

A mediados de la última semana cerró la inscripción para los rubros que se vieron afectados por la restricción de 21 días en los cinco departamentos del sur de la provincia y por 14 días en Santa Fe y Santo Tomé durante 14 días. “Es un aporte extraordinario para esos grupos de actividades que vieron interrumpido su funcionamiento pero que con anterioridad venían funcionando”, explicó. Por otra parte, se están cerrando trámites con “muchísimos titulares de comercio y establecimientos de servicios que habían iniciado el proceso en junio y julio y estaban debiendo documentación”. En breve, “van a salir otros 300 aportes” por este concepto.

El secretario de Comercio Interior de Santa Fe proyectó que la inversión en estos aportes directos llegará a $ 700 millones en todo el año. “Estas medidas son paliativos, que se complementan con otras dispuestas a nivel nacional y provincial”, señaló. Y consideró que “en conjunto resuelven gran parte de las dificultades por las que atraviesan distintos sectores de la economía provincial”.

Aviano mencionó también la asistencia financiera dispuesta a través de las Agencias de Desarrollo, el fondo de $ 300 millones a través de una red de mutuales y el programa “Santa Fe de pie”, que es la línea financiera disponible en principio en el NBSF pero con posibilidad de ampliarse a otras entidades públicas y privadas.

En el ámbito de la Municipalidad de Rosario, “el trabajo de estos días fue mas de contención de la situación critica que de promoción”, describió el secretario de Desarrollo Económico. Una de las medidas más aceptadas que se lanzaron en la primera etapa de la pandemia fue la creación de “Vidrieras en red”, un proyecto “emblemático” en el ámbito de la transformación digital y el comercio electrónico. “El sector comercial lo tomó muy bien y sirvió para que muchos puedan vender en este momento difícil, tenemos 4.300 comercios operativos y esta semana estamos incorporando el módulo de cuotas a 12 cuotas con el Banco Municipal”, agregó.

Para Chale, el financiamiento bancario con tasas especiales, “empieza a encontrar un límite” para contener la crisis de las empresas. “Aun a tasas muy convenientes, seguir endeudándose para cubrir gastos y costos fijos o salarios ya no es una opción, sobre todo para aquellos que no recuperaron actividad normal”, señaló. Y opinó que las medidas fiscales y tarifarias serán las que mandarán hasta fin de año.

El otro camino, el más riesgoso, es el de la apertura regulada, con estrictos protocolos. “Necesitamos tener una estrategia de convivencia y cierto equilibrio”, repitió el funcionario. Aviano, por su parte, recordó que en la provincia “se había logrado un nivel de apertura del 90% de la economía y con niveles de actividad aceptable”.

El súbito aumento de los contagios modificó el panorama. “Este año va a ser muy negativo para la economía, estamos poniendo todos los esfuerzos para la reactivación del año que viene”, indicó.

Junto con la industria, uno de los sectores que despunta es el vinculado a la provisión de insumos para la construcción. Los planes de obra pública anunciados por el gobierno nacional, la reactivación del Procrear y la disponibilidad de algunos sectores sociales para realizar obras particulares traccionó la demanda en los corralones.

En ese marco, el secretario de Comercio provincial anticipó que se trabaja en la creación de un programa de Precios Santafesinos para la construcción. A nivel nacional ya existe Precios Cuidados para la construcción, a partir del acuerdo con las grandes cadenas del sector. Pero Aviano quiere complementar el esfuerzo con las empresas locales, del mismo modo que se desarrolló Precios Santafesinos con los supermercados de la región.

El funcionario señaló que “en términos generales”, estos programas y el listado de precios máximos se están cumpliendo, sobre todo en las grandes cadenas. En el caso de los comercios más chicos, se trabaja para que documenten los problemas que pueden tener con el abastecimiento en precio y cantidad por parte de los mayoristas para cumplir con esos valores máximos al mostrador. “Eso nos permite subir en los eslabones de la cadena y actuar en consecuencia; la Secretaría de Comercio Interior de la provincia por primera vez en la historia fiscalizó precios en el nivel industrial, en los sectores lácteos, frigorífico, aceitero y arrocero”, señaló. Y explicó que se detectaron “algunos comportamientos indebidos y se informaron a la Nación, que es quien tiene que intervenir”.

De cara al día después, la recuperación del empleo aparece como la mayor preocupación. Para Chale, “una vez que tengamos un horizonte de superación del momento más crítico, tenemos que avanzar con fuertes programas de inserción laboral para jóvenes, generar un shock ahí, porque tenemos casi 80% de desempleo o de problemas de empleo en sectores de entre 18 y 24”.

Multisectorial de la Salud pide cuarentena y ayuda

La Multisectorial Popular de la Salud reclamó a los gobiernos provincial y municipal la implementación de una cuarentena rigurosa por 20 ó 30 días con el fin de detener el crecimiento de los contagios y las muertes por coronavirus. Al mismo tiempo, los instó a “tomar las medidas de apoyo económico necesarias para que la población no caiga en el hambre ni la ruina económica”.

La multisectorial fue creada recientemente por los movimientos sociales, como la CCC, las organizaciones eclesiales de base, los sindicatos nucleados en la CTA - Autónoma y los gremios y organizaciones nucleados en la Multisectorial 21 - F, entre otros. Las entidades que la integran nuclean a las personas que atienden comedores populares y que trabajan en el sector salud, en la primera línea de batalla durante la pandemia en los barrios más vulnerables.

En un documento elaborado recientemente, y que fue entregado a las autoridades, advirtieron que se viven “momentos dramáticos” y ysubrarayon: “Los trabajadores y las organizaciones populares somos y seremos parte activa en esta pelea pero es el Estado el responsable de aportar los recursos materiales para darla”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario