Economía

Pese a la baja en la venta de autos, los concesionarios no prevén cierres ni despidos

El titular de una importante empresa rosarina, Armin J. Reutemann, señaló que el mayor problema lo tienen los coches de alta gama, cuyas ventas retrocedieron en casi un 80%.

Martes 03 de Junio de 2014

El titular de una importante concesionaria de Rosario, Armin J. Reutemann, reconoció que la merma en la venta de automóviles "oscila entre un 35% y un 40%" pero que el mayor inconveniente se da en los vehículos de alta gama cuyas operaciones se redujeron "en casi un 80%", aunque de todos modos se mostró optimista de que "no van a haber despidos ni cierres de concesionarias".

"En Rosario no hay cierre de concesionarias. Diría que en líneas generales el mercado ha bajado entre un 35% y 40% lo que, si bien es muy preocupante, no significa que vaya a haber cierre de concesionarias", dijo Reutemann esta mañana en declaraciones radiales.

En diálogo con LT3, el empresario señaló que al problema de la merma en la caída en las ventas de autos "hay que dividirlo dos partes: primero, las automotrices tienen un doble inconveniente y uno es que ellos tienen trabado el negocio de las exportaciones, porque el principal mercado nuestro es Brasil y, por su situación interna ha mermado la compra de autos. Argentina exporta una cantidad similar a la que se importa. Si Brasil, que es nuestro principal comprador, se cae, allí las fábricas automotrices tienen un problema grande. Esto no nos afecta a nosotros los concesionarios. Pero en el mercado interno, que baje un 40%, puede provocar que en una concesionaria se hagan ajustes, pero no creo que haya problemas grandes de despidos de personal. Hoy veo que las automotrices están buscando una salida, aparecen sistemas de financiación más económicos, comienzan a aparecer tasas de financiación bastante acomodadas para ventas de autos".

Reutemann, al ser consultado sobre la posibildiad de que algunas concesionarias cierren sus puertas, indicó que "si lo dice la prensa no me consta. El que está más perjudicado es el de alta gama. Hablamos de las líneas Premium y en ese sector las ventas bajaron un 80 %. Sucede que el año pasado había una serie de ventajas muy grandes para comprar un vehículo en dólares, porque cualquiera vendía dólares en el mercado paralelo y al coche lo compraba a dólar oficial y ganaba un 40 o un 50% del valor de su compra. Eso hizo que el año pasado fuera bueno en venta de autos. No sé si habrá cierre de concesionarias, pero si algo que uno comercializa cae un 80% es muy preocupante".

Al preguntársele qué tipo de estrategia tenían en menta para la segunda mitad del año detalló que "lo que vemos es que el vehículo chico y mediano se siguen vendiendo y las operaciones de planes de ahorro se siguen haciendo. Los concecionarios tenemos carteras importantes de planes de ahorro que hace que mensualmente sigamos con una cantidad determinada de autos".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario