Economía

Pese al agite político, el Banco Central compró dólares en las últimas cuatro jornadas

La autoridad monetaria tuvo ayer un saldo favorable de u$s 15 millones por su intervención en el mercado cambiario

Jueves 16 de Septiembre de 2021

El Banco Central de la República Argentina (BCRA) compró ayer u$s 15 millones en el mercado de cambios y terminó con saldo positivo en sus intervenciones en el mercado de cambios por cuarta vez consecutiva, a pesar del revuelo político que se armó en el gobierno debido a la derrota electoral en las Paso.

En medio de las disputas internas dentro del gobierno, que incluyó el ofrecimiento de renuncia por parte de los ministros más cercanos a la vicepresidenta Cristina Kirchner, la autoridad monetaria logró cerrar la jornada con un saldo favorable. De esta forma, logró acortar en septiembre su balance negativo a u$s 425 millones. Desde el viernes pasado, la autoridad monetaria acumula compras por unos u$s 83 millones.

El dólar ahorro o dólar solidario ascendió 15 centavos. Desde principios de julio, la brecha con el blue se mantiene ininterrumpidamente por encima de los $ 10. El mayorista aumentó cuatro centavos, a $ 98,25, en línea con la estrategia del BCRA de validar ajustes diarios acotados para quitar presiones sobre la inflación.

En tanto, el blue anotó ayer su segunda suba consecutiva, al trepar $ 2,50 hasta los $ 185. De esta forma, el dólar paralelo acumuló en dos jornadas una suba de $4, y borró así toda la baja sufrida el lunes pasado, como reacción al triunfo de la oposición en las elecciones primarias.

En consecuencia, la brecha con el oficial repuntó hasta el 88,3%, luego de que la semana pasada se ubicara por encima del 90%.

El índice S&P Merval retrocedió 0,63%, desacoplado de los mercados de referencia que cerraron la sesión con resultados positivos, en tanto las acciones de empresas argentinas en Wall Street cayeron hasta 5,4%.

En el mercado de deuda pública, los bonos en dólares aumentaron 40 centavos promedio en toda la curva.

Por su parte, los títulos en pesos ajustables por CER finalizaron con bajas de 0,25% promedio en toda la curva. En este marco, el riesgo país avanzó 0,7% hasta los 1.507 puntos básicos.

En Nueva York, las acciones tomaron impulso ayer debido a un mayor apetito inversor por los papeles tecnológicos, financieros y energéticos, pero con el trasfondo de la media sanción de un nuevo paquete de impuestos a las corporaciones para financiar un gigantesco programa de infraestructura.

El índice industrial Dow Jones ganó 0,7%, el indicador ampliado S&P 500 subió 0,9% mientras que el tecnológico Nasdaq escaló 0,8%. Los rendimientos de los bonos del Tesoro a 10 años aumentaron a 1,30% desde 1,27% del martes lo cual permitió a los papeles financieros beneficiarse por cobrar tasas de interés más altas sobre los préstamos.

Los precios del petróleo también subieron un 3,1% y los precios del gas natural aumentaron un 3,8%, luego de conocerse una caída en los inventarios a niveles mínimos históricos.

De todas formas, la volatilidad sigue marcando el ritmo del mercado ya que las acciones cayeron el viernes, subieron el lunes y luego volvieron a caer el martes.

Los inversores están preocupados por la recuperación de la economía pero aun existen muchas dudas. El mercado laboral tiene muchos altibajos y el corte de las ayudas federales ha enfriado la contratación de personal, en tanto que el gasto de los consumidores se ha moderado en los últimos meses.

Wall Street espera hoy más información sobre empleos y gasto de los consumidores cuando el Departamento de Trabajo publique su informe semanal sobre beneficios por desempleo y el Departamento de Comercio publique los datos de ventas minoristas de agosto.

En Europa, las Bolsas del viejo continente experimentaron un contracción liderada por las empresas de servicios públicos por el aumento del costo de la electricidad y que obligó al intervencionismo de varios gobiernos para frenar las subas, algo que no cayó bien entre los inversores.

Por su parte, los granos cerraron con alzas en el mercado de Chicago con subas superiores a los u$s 4 por tonelada, impulsado por la suba en el precio del petróleo y los recortes productivos a nivel global.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario