Economía

Pérdidas de más de u$s 2.200 millones

Organizaciones rurales reniegan y piden una intervención efectiva del Estado en este tipo de emergencias.

Domingo 20 de Enero de 2019

Las pérdidas por las inundaciones superarían los 2.200 millones de dólares, según los cálculos que difundieron algunos referentes de las entidades de la producción agropecuaria. Las organizaciones gremiales e institucionales del sector se manifestaron a partir del desastre provocado por el exceso de lluvias en el norte santafesino, el resto del Litoral y en otros distritos, como Tucumán y parte de la provincia de Buenos Aires.

La Bolsa de Comercio de Rosario expresó su preocupación y solidaridad. "Esta adversidad golpea en particular a los sectores más vulnerables, que obviamente son los que han sufrido con mayor intensidad los embates del desastre climático", señaló.

Para la entidad rosarina, este tipo de acontecimientos requiere "una planificación a largo plazo en materia de infraestructura, a cargo de los gobiernos nacional y provincial, para avanzar en la consecución de soluciones definitivas". Pero al mismo tiempo, pidió incrementar los controles y sanciones a "aquellas acciones individuales o grupales que violen la normativa vigente, como canalizaciones clandestinas u obras hidráulicas no autorizadas, que afectan poblaciones y explotaciones agropecuarias".

El Consejo Directivo Central de Federación Agraria Argentina (FAA)reiteró la necesidad de contar con un seguro multirriesgo y de reforzar el presupuesto para el fondo de emergencia creado en 2009. Desde que se convirtió en ley, cuenta con 500 millones de pesos anuales, mientras que desde el sector agrícola "se aportaron en todo este tiempo decenas de miles de millones de dólares".

La FAA pidió acelerar obras de infraestructura, mejorar la logística, garantizar herramientas financieras accesibles para los productores de menor escala. Y advirtió que la crisis hídrica profundizará la mala situación económica que padecen los pequeños y medianos productores.

La Confederación de Asociadones Rurales de Santa Fe reclamó que la lucha contra los efectos de las inundaciones se conviertan en políticas de Estado.

Para el presidente de Coninagro, Carlos Iannizzotto "los años pasan, falta planificación y las obras no se ejecutan", se quejó, y aseguró que la declaración de emergencia "no alcanza ni es suficiente, aunque es necesario que se aplique lo antes posible".

"La magnitud del desastre es compleja y esto se agrava aún más, porque para ayudar al productor tenemos tasas de interés fuera del alcance de la gente, ante su escasa rentabilidad", dijo. "Hemos trabajado junto al gobierno en la mesa de seguro agropecuario, pero seguimos sin ley, la lluvia llegó con intensidad y otra vez el productor se queda con las manos vacías", dijo.

Los consejeros de Coninagro en las zonas afectadas afirman que estas lluvias inciden en las siembras y resiembras en un momento clave para el campo. En el caso de la soja, las lluvias elevan a 2,2 millones las hectáreas implantadas que estiman en condiciones regulares a malas, en las que 500 mil hectáreas están muy comprometidas por los excesos hídricos.

La superficie inundada en Santa Fe es de unos 3 millones de hectáreas según el Centro Regional de Inta. Los campos se encuentran con más de 30 centímetros de agua. En algunos sectores las pérdidas son cercanas al 100 por ciento.

Según la Bolsa de Cereales de Buenos Aires, durante los últimos días se incrementó el área de exceso hídrico, estimada en un 13,8 por ciento del total de la soja sembrada, generando pérdidas en La Pampa, Centro de Buenos Aires, Entre Ríos, Centro Norte de Santa Fe y sectores del NEA.

Para el área de Economía de Coninagro, tomando de base el 13,8 por ciento de superficie afectada, representaría 2,4 millones de hectáreas, un equivalente a 6,5 millones de toneladas, que de no darse, restaría la facturación del sector en 2.200 millones de dólares (340 dólares FOB la tonelada). Sin embargo, aclaró que "sería temprano para hacer estimaciones con impacto económico teniendo en cuenta que los pronósticos no son alentadores en cuanto al tiempo en las zonas afectadas y que hay lotes que pueden recuperarse".

Un informe del Banco Mundial del año 2016 menciona que a la Argentina, las inundaciones le cuestan en promedio por año 0,34 por ciento del PBI en las zonas ribereñas: para el 2019, representaría un poco más de 1.500 millones de dólares.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

script type="text/javascript"> window._taboola = window._taboola || []; _taboola.push({flush: true});