Economía

Pelea en el G-20 por el futuro de los planes de estímulo anticrisis

Los ministros de finanzas de los países del G-20, que reúne a las potencias industrializadas y los países emergentes, discutirán desde hoy en Londres sobre si es el momento oportuno para reducir los planes de estímulos fiscal lanzados para combatir la depresión económica mundial. La "salida" de las políticas anticrisis divide aguas entre los gobiernos que más pesan en el concierto internacional pero no es el único motivo de pleito.

Sábado 05 de Septiembre de 2009

Los ministros de finanzas de los países del G-20, que reúne a las potencias industrializadas y los países emergentes, discutirán desde hoy en Londres sobre si es el momento oportuno para reducir los planes de estímulos fiscal lanzados para combatir la depresión económica mundial. La "salida" de las políticas anticrisis divide aguas entre los gobiernos que más pesan en el concierto internacional pero no es el único motivo de pleito. En la previa del encuentro, Brasil, Rusia, India y China, que integran el llamado grupo Bric de potencias emergentes, exigió más poder en el Fondo Monetario Internacional (FMI).

Durante una reunión celebrada en la capital inglesa, , los ministros del Bric se reunieron y propusieron duplicar las cuotas generales de voto en el organismo. También se comprometieron a entregar 80.000 millones de dólares. Argumentan que su cuota de poder en el FMI debería ser proporcional a su influencia económica.

Estas economías no sólo lograron evitar lo peor de la crisis sino que cuentan con enormes recursos de efectivo en un momento en que el organismo busca recaudar dinero para sus programas de préstamos de emergencia. China compró 50.000 millones de dólares en bonos del Fondo esta semana. Pero esos países exigen resolver el tema de la representación en el organismo.

Estados Unidos propuso aumentar el peso de los países emergentes pero reduciendo de 24 a 20 los miembros del directorio del FMI . Eso implicaría quitar la silla a algún industrializado. Europa, y especialmente naciones como Italia, corren riesgo de ser africadas. Lo dijo el ministro brasileño Guido Mantega: "Muchos países europeos perdieron buena parte de su antigua importancia y hoy están excesivamente representados".

Otros dos temas dividen aguas en la reunión del G-20: la limitación de las bonificaciones a ejecutivos de los bancos y la suspensión de los paquetes millonarios de ayuda económica. Sobre el primer punto se espera un acuerdo. Sobre el segundo, se anticipa un fuerte debate político.

La salida. Pese a algunos signos de que la crisis está amainando, muchos gobiernos mantienen firme su decisión de mantener las medidas fiscales estabilizadoras hasta que la reactivación económica se consolide. "El mayor riesgo es pensar que la recuperación está garantizada", dijo el anfitrión del encuentro, el ministro de Finanzas británico, Alistair Darling.

A diferencia de Reino Unido, Alemania y Francia registraron recientemente un ligero crecimiento de sus economías, lo que avivó la preocupación en Londres de que esos países se despidan de los paquetes de estímulo antes de lo previsto.

Por su parte el director general del FMI, Dominique Strauss-Kahn, advirtió que retirar las medidas de estímulo demasiado pronto podría demorar el repunte. Expresó su temor por el alza del desempleo lo que podría conducir a un declive en el crecimiento potencial, con consecuencias sociales "aún más preocupantes".

"Por esto, las políticas de salida sólo deben ser lanzadas una vez hayan claras indicaciones de que la recuperación ha tomado fuerza y el desempleo se reduce", agregó.

 

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario