Economía

Para el gobierno ibérico, la expropiación de YPF será considerada "agresión a España"

El ministro español de Asuntos Exteriores, José García Margallo, advirtió al embajador argentino "la preocupación y el malestar" de su gobierno ante las versiones de expropiación de la petrolera. Y señaló que podría "traer una ruputura en términos ecónomicos y también fraternal".

Viernes 13 de Abril de 2012

España y la Unión Europea (UE) cerraron hoy filas en contra de una posible nacionalización de la petrolera argentina YPF, participada mayoritariamente por Repsol, pese a que el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner todavía no se ha pronunciado oficialmente al respecto.

Después de que versiones hablaran de la existencia de un proyecto de ley para “expropiar” el 50,11 por ciento de las acciones de YPF, el ministro español de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, convocó al embajador argentino, Carlos Bettini, y le advirtió de que “cualquier agresión” que viole el principio de seguridad jurídica a Repsol será considerada una agresión contra España.

“YPF es importante para Repsol y Repsol es importante para España”, afirmó García-Margallo tras reunirse con el enviado argentino en Madrid durante 45 minutos.

"Cualquier agresión violando el principio de seguridad jurídica a Repsol sera tomada como una agresión por España, que tomará las reacciones que crea oportunas y pedirá el apoyo que considere necesario a sus socios y aliados", insistió.

El canciller español hizo un llamamiento al diálogo y la negociación, y dijo que la ruptura de las relaciones con Argentina es “el peor de los escenarios” que se puede imaginar si no se soluciona el conflicto en torno a YPF, ex empresa estatal argentina participada en casi un 57,43 por ciento por Repsol.

“Es hora del diálogo, la negociación, la llamada al sentido común y al buen acuerdo entre dos gobiernos de dos países que han sido tradicionalmente importantes”, afirmó García-Margallo, quien no quiso precisar qué medidas podría adoptar España si la negociación fallase.

García-Margallo afirmó que España ha pedido el apoyo a sus socios y que, además de con la EU, ha hablado con la administración estadounidense y México, que ejerce la presidencia del G20. Además, anunció que remitirá una carta al gobierno colombiano, para que introduzca el tema en la agenda de la Cumbre de las Américas.

“El gobierno tomará las decisiones que corresponda. Las medidas no se anuncian, se adoptan. Espero que este gobierno no tenga que adoptarlas pero, indudablemente, si tiene que hacerlo lo hará”, afirmó por su parte la vicepresidenta española, Soraya Sáenz de Santamaría, asegurando que Madrid no tiene constancia de que el gobierno de Fernández haya adoptado decisión alguna sobre YPF.

El secretario de Estado español para la UE, Iñigo Méndez de Vigo, consideró que Argentina se podría convertir “en un apestado internacional” si rompe “las reglas de juego”. Incluso, amenazó con que “no habrá avances” en las negociaciones para la firma de un acuerdo de asociación entre la UE y el Mercosur.

Desde Bruselas, la Comisión Europea expresó su “preocupación” por una posible nacionalización de YPF e instó a Argentina a cumplir sus compromisos internacionales sobre la protección de las inversiones extranjeras. “Por supuesto, estamos del lado de España en este asunto”, comentó Olivier Bailly, uno de los portavoces de la Comisión, quien aseguró que la delegación de la UE en Buenos Aires ya se puso en contacto con el gobierno argentino para trasladar las preocupaciones europeas.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario