Economía

Pandemia: el FMI aumenta el apoyo a países vulnerables

Las principales economías mundiales avalaron la iniciativa. Argentina recibirá u$s 4.000 millones por derechos especiales de giro (DEG)

Domingo 11 de Abril de 2021

Las autoridades financieras de las principales economías del mundo aprobaron una propuesta para incrementar los recursos del Fondo Monetario Internacional en u$s 650.000 millones a fin de aumentar el apoyo a los países vulnerables que pasan apuros para controlar la pandemia. También emitió un comunicado en el que anunció la aprobación de una última moratoria de seis meses al pago de la deuda de 73 de las naciones más pobres del mundo.

La propuesta se analizó en el marco de las que reuniones que también involucraron al FMI y al Banco Mundial. Estas decisiones impactan en Argentina, que recibirá Derechos Especiales de Giro (DEG) por u$s 4 mil millones.

Tanto en el encuentro del G-20 como del FMI, el ministro de Economía, Martín Guzmán, encabezó una batalla para extender las medidas de alivio a los países de “ingresos medios”, como Argentina. Entre las medidas que solicitó, figuran la reducción de los costos de interés de los préstamos y la generación de un fondo de reservas del FMI.

La primera de ellas fue recogida por la directora gerente del organismo, Kristalina Georgieva, quien dijo que será analizada por la junta directiva.

Para Guzmán, “los países de ingresos medios no deberían quedar al margen de las políticas de asistencia en 2021”. En ese sentido, apuntó los dardos contra las tasas de interés que pagan los emergentes. “Como lo expresó el comunicado del G-24, los sobrecargos son regresivos y procíclicos. Por lo tanto, esta política debe revisarse y espero que podamos trabajar de manera constructiva durante 2021 para corregirlos”. Mientras tanto, durante la pandemia, debería tenerse en cuenta también la posibilidad de suspender los sobrecargos, agregó.

Los países de ingresos medios representan el 75% de la población mundial, y “el 62% de las personas en situación de pobreza del mundo viven en ellos”, destacó.

Georgieva se refirió a las declaraciones de Guzmán sobre las tasas de interés. “Tenemos que reconocer dos cosas: en primer lugar, que está trayendo este punto en el momento en que el Fondo pasará por una revisión periódica de nuestros cargos y ése es el momento en que se pueden discutir este tipo de cuestiones”, indicó. En segundo lugar, “hay una razón por la que el Fondo ha introducido en el pasado recargos por acceso excepcional, y es crear un incentivo para que los países ingresen y salgan de los programas de la manera más eficaz y rápida posible”, dijo. Pero aclaró que, dado que el organismo es una institución que concede préstamos a los países la mayoría de las veces cuando se enfrentan a dificultades, “eso plantea un alto riesgo y, por lo tanto, requiere que el Fondo también construya para la membresía una fuerza a través de equilibrios preventivos”.

El FMI fue más entusiasta al apoyar otra propuesta de un país miembro, nada menos que Estados Unidos. El organismo se mostró “muy a favor” de imponer un impuesto mínimo global a la renta empresarial. Fue después de que la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, Janet Yellen, lo propusiera como alternativa para quitar incentivos a los paraísos fiscales.

La economista del FMI, Gita Gopinath, señaló que los gobiernos enfrentan “gran cantidad” de evasión fiscal y de dinero transferido hacia paraísos fiscales. Por eso, se mostró “muy a favor de un impuesto mínimo global a la renta empresarial”.

Yellen, dijo que Estados Unidos trabaja con los países del G-20 “para acordar una tasa mínima de impuestos a las empresas”. Ese nucleamiento apoyó la iniciativa.

“Juntos podemos usar este impuesto mínimo global para asegurarnos que la economía prospere sobre la base de una mayor igualdad de condiciones de tributación para las empresas multinacionales”, señaló Yellen.

La administración de Joe Biden también promueve aumentar los impuestos a las corporaciones estadounidenses del 21% al 28%, para financiar un plan de inversión que promueve como una versión actual del “New Deal” de Franklin Roosvelt.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario