Economía

Pablo Moyano quiere una central obrera unificada contra el gobierno

Luego de una semana dura en términos judiciales, el camionero Pablo Moyano ratificó ayer que piensa en volver a la CGT. Por eso, mantiene un diálogo firme con el titular de La Bancaria, Sergio Palazzo, y no descartó conformar una lista para las elecciones en la central obrera del 22 de agosto próximo.

Lunes 21 de Mayo de 2018

Luego de una semana dura en términos judiciales, el camionero Pablo Moyano ratificó ayer que piensa en volver a la CGT. Por eso, mantiene un diálogo firme con el titular de La Bancaria, Sergio Palazzo, y no descartó conformar una lista para las elecciones en la central obrera del 22 de agosto próximo.

"Tenemos muy buena relación. El tiene su espacio, pero coincidimos en la necesidad de que el 22 de agosto hay que llegar a una CGT fuerte y unida, ni arrastrada ni callada. La central obrera tiene que estar en un solo lugar, en la calle, defendiendo a los trabajadores. Veremos si el día de mañana es la fórmula", afirmó el dirigente.

El sindicalista pidió que en las elecciones del 22 de agosto, donde la central obrera elegirá a la nueva conducción que reemplazará al actual triunvirato, participen "todos los sindicatos".

"Creemos que la CGT tiene que estar en la calle. Por eso tiene que haber una conducción nueva con dirigentes que estén a la altura de las circunstancias y no como hoy, que la central obrera está callada", insistió.

El llamado

Más allá de que abandonó la CGT tiempo atrás, Moyano pidió "dejar de lado las diferencias entre los dirigentes gremiales" para lograr una central obrera "con la mayoría de los sindicatos y con una política de defensa de los trabajadores".

Palazzo, en tanto, representa uno de los sectores del sindicalismo más confrontativos con el gobierno de Mauricio Macri.

Por eso, un acuerdo con el moyanismo no sería una buena noticia para las aspiraciones oficiales de mantener un diálogo fluido con los gremios.

Paralelamente, Moyano reiteró que los allanamientos que sufrió la sede de Camioneros la semana pasada fueron "un show mediático montado por el gobierno nacional".

"Quieren obligar a nuestra organización sindical para que aceptemos el 15 por ciento en las paritarias, para que firmemos la reforma laboral y las condiciones del convenio colectivo de trabajo a la baja, cosa que no vamos a aceptar. Por más ataques o allanamientos, nuestra organización insistirá con un 27 por ciento de aumento y el rechazo a la reforma laboral", advirtió.

La sede central del gremio de los Camioneros volvió a ser allanada el viernes, en el marco de una denuncia por presunta extorsión.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario