Economía

Nueva Zelanda busca negocios en Santa Fe

La embajadora de ese país, Raylene Liufalani, se reunió con el gobernador Lifschitz y ratificó el interés en agro e IT

Domingo 10 de Diciembre de 2017

Santa Fe y Nueva Zelanda celebrarán acuerdos vinculados al agro, la tecnología, ciencia y deportes, entre otros rubros. La embajadora Raylene Liufalani estuvo en Argentina expresamente para tomar contacto con el gobernador Miguel Lifschitz, empresarios y organizaciones de la provincia, y avanzar en la elaboración de convenios de colaboración tendientes a potenciar y multiplicar el potencial de cada una de esas regiones, que presentan similitudes geográficas y productivas.

En su primera visita a la ciudad y la región, la embajadora Raylene Liufalani se reunió con empresarios vinculados principalmente con agrotecnología y con Lifschitz, "con ánimos de reforzar vínculos previos, buscando generar estrategias de mediano y largo plazo para hacer relaciones entre personas, empresas y académicos", explicó Diego Sueiras, presidente de la fundación Nueva Generación Argentina, promotora del encuentro.

La funcionaria explicó que "hay muchas áreas en común entre Santa Fe y Nueva Zelanda. La agricultura es muy importante en nuestras economías y un área natural de cooperación es la agropecuaria". Con el gobernador también habló sobre proyectos de energías renovables y la posibilidad de acuerdos entre ambas regiones, "no necesariamente grandes, sino más bien pequeños", acotó Liufalani.

Consultada sobre qué potencialidades considera que puede ofrecer Argentina en ese sentido, la embajadora señaló que "hay un número importante e interesante de proyectos aquí, por ejemplo, compañías de biodigestores en pequeña escala". Al respecto comentó que "la biomasa todavía representa un porcentaje pequeño en la producción de energía en Nueva Zelanda, pero está creciendo". Allí "tenemos más del 90 % de energía renovable. Somos afortunados, tenemos mucho viento, luz solar, ríos, estamos bendecidos por la naturaleza", valoró Liufalani, y destacó también el desarrollo y aprovechamiento de la energía biotermal.

En comparación con Argentina, "lidiamos con los mismos desafíos en cuanto al cambio climático, cómo producir productos agrícolas de manera sostenible y ambos tenemos un montón de oportunidades para intercambiar experiencias como en el área de las ciencias, lo cual ya está sucediendo, por ejemplo, en el rubro agropecuario", señaló, en alusión a que ambos países son miembros (junto a otros 22 naciones) de la Alianza Global de Investigación de Gases de Efecto Invernadero en Agricultura.

"Se está investigando cómo se miden las emisiones", acotó la embajadora, y apuntó que particularmente Argentina, Uruguay y Nueva Zelanda son de los pocos países del mundo cuya huella en emisión de gases de efecto invernadero no provienen de la industria sino de la agricultura. "Entonces la manera de medirlos no está consensuado. Trabajar juntos en lograr parámetros claros es básicamente un punto central para poder tener estrategias contra el cambio climático, y que sean efectivas", afirmó.

Financiamiento

Según Sueiras, tanto para Argentina como Nueva Zelanda "es importante poder buscar financiamiento para el recambio de empresas. Nueva Zelanda tiene más facilidad para conseguir créditos en el exterior, al margen que para nosotros es una gran plataforma que tienen ellos de conexión hacia el Pacífico y Asia. Gracias a empresas que están trabajando con ellos es que nosotros tenemos acceso a grandes mercados que no logramos a través de acuerdos con nuestro país".

Al respecto, la embajadora aportó que durante mucho tiempo en su país "el foco estuvo puesto en Asia, con gran cantidad de inversiones en energía, construcción y particularmente en comercio e intercambio. Por muchos años ha sido un deseo copiar ese modelo relación aquí en Latinoamérica y hay tantas razones por las cuales deberíamos hacer eso: tenemos los mismos valores y fuertes naciones agricultoras". Y precisamente en ese marco es que la mira neozelandesa está puesta en Santa Fe.

"Tenemos mucho trabajo que hacer para que esto suceda, focalizando no sólo en energías renovables sino en energía sostenible, "green technologies", producción sustentable. Debemos encontrar la forma de hacerlo. Nos interesa el medio ambiente y ello requiere nuevas formas de pensar, renovación tecnológica y algo en lo que hace hincapié el gobierno de Nueva Zelanda es en empresas innovadoras y es lo que buscamos aquí en Argentina. Necesitamos socios confiables", advirtió la embajadora.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario