Economía

"Nos llaman esenciales y nos pagan como descartables"

El secretario general de ATE nacional reclamó al gobierno repensar la política salarial para los trabajadores esenciales de esta crisis sanitaria

Domingo 11 de Octubre de 2020

En la pandemia, los trabajadores estatales están en la primera trinchera de contención de la crisis sanitaria. En hospitales, en mercados concentradores y frigoríficos donde se controla la sanidad alimentaria, en las calles prestando seguridad, en los espacios de atención de niños y adultos mayores, e incluso garantizando que las prestaciones sociales como el Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) o las jubilaciones lleguen a los beneficiarios. Sin embargo, para la Asociación de Trabajadores del Estado (ATE) uno de los gremios que nuclea a este sector, el gobierno nacional “no está reconociendo este esfuerzo” tanto en términos salariales, lo que definió como “una desconsideración hacia su propia base electoral”.

El secretario general de ATE nacional, Hugo Cachorro Godoy, mencionó el texto de una pancarta que una trabajadora enfermera blandía en una de las últimas protestas callejeras para darle sentido a ese reclamo. “Nos reconocen como esenciales pero nos tratan como descartables”, dijo el dirigente en referencia al letrero y como síntesis del reclamo.

Para el histórico dirigente, y secretario adjunto de la CTA Autónoma, “es importante que el gobierno reflexione y sacuda su mirada y aborde con propuestas nuevas un escenario económico y social absolutamente novedoso”.

En ese sentido, si bien valoró la puesta en funcionamiento de políticas como el IFE, al que definió como “una de las medidas más importantes de este gobierno”, aseguró que el aislamiento que trae como correlato un freno de la actividad y el empleo, sumada a la escalada de precios, obligan a repensar otras estrategias más de largo plazo, como “un salario universal para poner un piso de dignidad a la vida de las y los argentinos”.

Si no hay políticas diferentes de parte del Estado, en la Argentina el cráter económico y social crece día a día”, dijo en referencia al crecimiento en los niveles de desocupación, pobreza e indigencia. “En el país hay 9 millones de indigentes, es decir argentinos que padecen hambre, por lo tanto, las respuestas del gobierno no pueden ser las de antes de marzo, porque esa situación se ha agravado”, aseveró Godoy.

Por esa situación, desde ATE rechazaron la oferta del gobierno en las paritarias de un aumento salarial del 7% y durante la semana realizaron una jornada de lucha para reclamar una mejora. “En un año donde la inflación va a ser del 35% y venimos arrastrando una pérdida del 15% desde 2009, esta propuesta es inaceptable”, dijo el dirigente y planteó que las protestas “tienen un fuerte componente reivindicativo gremial, pero también un reclamo político y social”, dijo para ampliar el horizonte de una puja que comenzó a gestarse al interior de la base electoral del oficialismo.

Marcar la cancha

“Pretendemos que se les deje de reducir el salario a los trabajadores y que se le cobren más impuestos a los que más tienen (en referencia al proyecto de ley para cobrar un impuesto excepcional a las grandes fortunas que está en tratamiento en la Cámara de Diputados) y lamentablemente esto se retrasa, se posterga y la vida se hace más dura y más difícil para los que menos tenemos”, agregó.

En un momento en que la oposición ganó la calle _incluso con mucha irresponsabilidad desde el punto de vista sanitario_ el gobierno se enfrenta a la disyuntiva de que los sectores que lo respaldan hoy comienzan a ganar el espacio público, pero en esta oportunidad también para reclamarle un rumbo más claro en favor del empleo y el salario.

“La jornada nacional de lucha _del 6 de octubre_ fue para sacudir la conciencia y la responsabilidad del gobierno de Alberto (Fernández) para que reflexione sobre que este rumbo que no es el mejor”, reconoció el dirigente. Una movida a la que adhieren otras organizaciones de estatales integrantes de la CTA Autónoma, sindicatos de la Corriente Federal opositora a la actual conducción de la CGT, el triunvirato de organizaciones sociales denominados “Los Cayetanos” (CCC, Barrios de Pie, Ctep), organizaciones de pequeños y medianos empresarios y movimientos cooperativos y de empresas recuperadas, entre otros, que rubricaron el denominado “Manifiesto por la Soberanía, el Trabajo y la Producción”.

Para Godoy el escenario actual marca un punto de inflexión, porque el gobierno “va a tener que demostrar coherencia en cuanto a tener políticas anti neoliberales”, y “si cede a las extorsiones de los exportadores, de los especuladores del dólar o el Fondo Monetario Internacional, va a terminar favoreciendo a los mismos privilegiados que favorecía Macri”.

Por eso, “apuesto a que se reflexione sobre esto” y “se tomen medidas encaminadas a cambios estructurales porque la magnitud de la crisis lo amerita”, dijo Godoy.

“Espero que así como fueron rápidos para reducirnos los salarios, lo sean para cobrarles a los que más tienen”, señaló.

En la trinchera de la crisis

El secretario general de ATE nacional también relató la situación viven los trabajadores estatales considerados esenciales. “Son un universo muy grande que trabaja de manera presencial garantizando el funcionamiento del Estado en seguridad, salud, y control de la sanidad alimentaria, donde se produce la mayor cantidad de contagios”, relató y planteó que “hay mucho agobio, cansancio, porque además se contrasta con la irresponsabilidad de los sectores más ricos del país que tienen un gran desparpajo despreciando el aislamiento y haciendo que se multipliquen casos que luego deben ser atendidos en hospitales o diversos ámbitos públicos”, agregó.

Pero además, “hay otros trabajadores como los de la educación que trabajan a distancia pero ponen sus recursos como el teléfono, la electricidad, la conectividad a Internet y deben combinarlo con las tareas de cuidado de niños y adultos mayores”, dijo el dirigente para aclarar que no sólo se trata de reclamo salarial sino también de insumos para su trabajo.

“Esencialmente, así es como se atraviesa esta pandemia en medio de una crisis económica y social que generó la política neoliberal del gobierno anterior y que todavía subyace como telón de fondo a la crisis sanitaria”, apuntó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS