Economía

"No hay lugar para timoratos", dijo Macri frente a los empresarios

Aseguró que el único camino para "salir de esta tormenta" es aprobar un presupuesto equilibrado y un nuevo acuerdo con el FMI.

Miércoles 05 de Septiembre de 2018

El presidente Mauricio Macri aseguró que tiene "claro el camino" para salir de la crisis que vive el país y "estabilizar la macroeconomía" y advirtió que "no hay lugar para timoratos", al cerrar ayer la 24ª Conferencia Anual de la Unión Industrial Argentina (UIA).

"Es un momento histórico, único, en el cual llegó la hora de que todos demostremos que tenemos las agallas, la convicción, la fuerza y el temple para definitivamente dejar atrás 70 años de frustraciones, de engaños, de nunca discutir sobre el fondo de la cuestión", afirmó en su discurso.

Al respecto, indicó que trabaja en "la aprobación de un presupuesto equilibrado" y en lograr el nuevo "acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI)" para, de ese modo, "retomar el camino del financiamiento externo que se había iniciado en 2017".

Macri encabezó el acto de cierre de la Conferencia Anual de la UIA, realizada en Parque Norte (Capital Federal), donde estuvo junto al presidente de la entidad, Miguel Acevedo.

"Tengo claro el camino para salir de esta tormenta y estabilizar la macroeconomía. En ese marco, estamos trabajando para aprobar un presupuesto equilibrado y acordar con el FMI y, de ese modo, retomar el camino del financiamiento externo que se había iniciado en 2017. Ese es el camino, no hay otro", resaltó Macri frente a los industriales.

Al respecto, el jefe del Estado agregó: "Basta de soluciones mágicas y de cambio de nombres. Nadie en el mundo va a hacer lo que es tarea nuestra".

En otro pasaje, le hizo un guiño a la oposición dialoguista de cara al consenso para aprobar el presupuesto 2019. "Agradezco a los partidos que acompañan la gobernabilidad porque ponen a los argentinos por encima de sus intereses personales", puntualizó.

Asimismo, reconoció que el regreso de las retenciones a las exportaciones que dispuso su gestión "es un impuesto malísimo", pero advirtió que, frente a la recesión que afecta al país, decidió avanzar con esa iniciativa de forma "transitoria y excepcional para salir adelante y acompañar a los más débiles, a los que más necesitan".

El presente

Luego ratificó que la Argentina está en "una situación de emergencia", pero agradeció "el aporte fundamental" del sector empresarial para "estabilizar la macroeconomía".

En ese sentido, señaló que este momento del país "es una oportunidad" para el sector "porque les da autoridad para entrar en la mesa y acordar un presupuesto equilibrado".

"Recordemos que, durante muchos años, estuve sentado ahí y sé lo que es aspirar a más, a crecer, a invertir, a tener reglas claras y futuro", señaló en referencia a su pasado empresario.

Previo al presidente, dio un discurso Acevedo, quien planteó los desafíos de industrializar al país para su desarrollo y llamó a que "el trigo y el maíz se conviertan en alimentos con marca, envases, servicios y diseño argentino, a que se multipliquen las exportaciones avícolas y porcinas y a que el algodón y el cuero se transformen en prendas de vestir, calzado y moda" nacional.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario