Economía

Negociaciones para evitar el cierre definitivo del Swift en Venado Tuerto

El viernes habrá una audiencia en el Ministerio de Trabajo para extender la garantía horaria. El intendente venadense asegura que hay tres o cuatro interesados en quedarse con la planta.

Martes 28 de Febrero de 2012

El próximo viernes 2 de marzo, en el Ministerio de Trabajo, se discutirá en audiencia la continuidad de la garantía horaria para los trabajadores de la planta de Venado Tuerto del frigorífico JBS-Swift. Desde el municipio venadense sostienen que más allá del destino final de la empresa cárnica hay al menos tres o cuatro empresas interesadas en la reapertura.

"Cuando abruptamente nos enteramos del cierre comenzamos a hablar con productores y referentes vinculados a la actividad frigorífica, algunos contactados por nosotros y otros que se acercaron al municipio. Dijimos que era contradictorio plantear, por un lado, el cierre de una planta, y por otro, que tenga tantos interesados", remarcó el intendente de Venado Tuerto, José Luis Freyre.

Respecto a los interesados, confió que entre ellos había empresarios locales, feedloteros y cooperativistas agropecuarios. El mandatario evaluó que la actividad frigorífica "es inconstante, con buenos y malos momentos", aunque cotejó por experiencia que "cuando están los buenos momentos, las ganancias son para la empresa; y en los malos momentos, las pérdidas se sociabilizan", con notorios perjuicios hacia los trabajadores.

Retiros. Alrededor de 500 trabajadores prestaban sus servicios en la planta y más de la mitad ya se acogió al retiro voluntario, y un porcentaje elevado ya consiguió trabajo en otras empresas de Venado Tuerto. Lo que significa que el impacto laboral no se va a sentir cómo cuando cerro años atrás el frigorífico Cepa.

"Los interesados sostienen que en este momento se ha llegado a una situación límite, que por ende tiende a revertirse y con mejores opciones de comercialización tanto interna como externa en el curso del año. Por otro lado, hay distintos intereses y variantes, porque algunos sólo quieren producir para abastecer sus propias cadenas de supermercados", añadió el intendente.

En esta línea, el Municipio monitorea con expectativa las distintas reuniones que se impulsan desde el Ministerio de Agricultura de la Nación, instancia donde se definen políticas "a corto y mediano plazo". Freyre recordó la trayectoria de la firma JBS en el mercado nacional, donde llegó a incorporar seis plantas frigoríficas, hasta la actual concentración de actividades.

"Algunos trabajadores pudieron encontrar otras opciones laborales. Y en el caso de quienes tomaron la opción de retiro voluntario, colaboramos para reubicarlos en otra situación de trabajo. Hoy hay un buen frente entre el gobierno nacional, los trabajadores, la federación gremial y el municipio, al que se sumó la provincia. Todos peleando por preservar este trabajo", señaló el intendente.

Retomando el encuentro del 2 de marzo, consideró que la extensión de la garantía horaria es sólo "un parche", argumentando que "representa el 30 o 40 por ciento del sueldo real (de los trabajadores) o menos, por lo tanto hay que ir cuanto antes por la solución de fondo".

La brasileña JBS cerraría las puertas de la planta de Venado Tuerto el próximo 10 de marzo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario