Economía

Moyano y Barrionuevo movilizaron a la Plaza de Mayo a las CGT opositoras

El acto convocado por las fracciones de la CGT que conducen Hugo Moyano y Luis Barrionuevo planteó un reclamo al gobierno nacional con tres ejes: inflación, seguridad y pobreza.

Jueves 15 de Mayo de 2014

"Políticos, presten atención, somos el futuro", fue la consigna escrita sobre el telón de fondo del palco que presidió el acto del gremialismo opositor ayer en la Plaza de Mayo. Bajo el cartel, un centenar de niños completaron la escena, y le dieron sentido a la consigna. El acto convocado por las fracciones de la CGT que conducen Hugo Moyano y Luis Barrionuevo planteó un reclamo con tres ejes: inflación, seguridad y pobreza.

Los dirigentes cegetistas no dieron discursos, se ubicaron debajo del palco, y cedieron a los niños y a una locutora - que leyó un documento- el centro de la escena. La CGT habló de "desánimo de los argentinos", se pronunció contra "el ajuste interno y la devaluación de nuestros activos en dólares", planteó su rechazo a la política económica del gobierno nacional aunque también a los "cerebros formateados" por las políticas liberales que se encuentran "tanto en el oficialismo como en la oposición". "¿ Dónde están los economistas heterodoxos serios?", se preguntaron.

La novedosa estética de acto político de la CGT, esta vez con niños, buscó humanizar la normalmente tensa atmósfera que generan los trabajadores camioneros moyanistas cuando salen a la calle. Por orden explícita de la organización no hubo banderas partidarias ni sindicales: sólo argentinas. Moyano y Barrionuevo fueron a fondo con la convocatoria (hubo delegaciones de muchas provincias), para llevar a unos 25 mil afiliados y militantes sindicales a la plaza.

La idea cegetista de construir un acto amigable para darle lugar a la clase media porteña no prosperó. "Inflación, seguridad", considerados reclamos propios de ese sector social, sin embargo no posibilitaron la convergencia esperada entre camioneros de todo el país y vecinos porteños.

En el epílogo, al finalizar el acto, Barrionuevo y Moyano subieron finalmente al escenario y ofrecieron sus saludos y unas pocas palabras políticas.

Entre otras frases, el documento de la CGT destacó: "La desocupación amenaza", "la seguridad es un problema del oficialismo y de la oposición", "no pedimos balas ni represión" y "no alcanza con poner más cámaras y patrulleros en los barrios pudientes".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario