Economía

Mercados: La recesión mundial avanza sin pausa

Finalmente el mercado conoció el indicador de empleo de la economía americana, que mostró una suba del desempleo a niveles del 5% cuando un mes atrás se ubicaba en el 4,7% anual. La economía de Estados Unidos está atada en dos terceras partes al gasto del consumidor.

Domingo 06 de Enero de 2008

Finalmente el mercado conoció el indicador de empleo de la economía americana, que mostró una suba del desempleo a niveles del 5% cuando un mes atrás se ubicaba en el 4,7% anual. La economía de Estados Unidos está atada en dos terceras partes al gasto del consumidor. Mayor desempleo o expectativa de quedar desempleado implica menos gastos de los consumidores y por ende menos crecimiento económico, lo que aviva las posibilidades de recesión.

  La Bolsa americana se desplomó y el índice Dow Jones ya cotiza por debajo de los 13.000 puntos. Los bonos de Tesorería americanos a 10 años cotizan por debajo del 4% anual y a 2 y 3 años muy cerca del 2,5% anual. Resta que la Reserva Federal baje los tipos de interés para alinear la curva de rendimiento de los bonos con el valor de la tasa a corto plazo.

  A este ritmo, en las próximas reuniones tanto la Reserva Federal de Estados Unidos como el Banco Central Europeo deberán disminuir los tipos de interés para alentar el consumo y evitar la tan temida recesión. Por ello se espera que la tasa de corto plazo en Estados Unidos, que hoy se ubica en el 4,25%, baje para el primer trimestre del año a niveles del 3,5% anual, mientras que la tasa de corto plazo del Banco Central Europeo –que se ubica en el 4% anual– podría descender a niveles del 3,5% para igual fecha. De esta forma ayudaría a una revaluación del dólar a escala mundial.

  La mayor preocupación pasa por caer en el estancamiento con inflación. Esto se produciría si el precio de los productos primarios sigue a la suba como hasta ahora pero no están dadas las condiciones para que tanto el petróleo como la soja y los metales sigan subiendo indefinidamente en un escenario de recesión económica. Todo lo contrario, habría que pensar en la posibilidad de una baja importante en los precios de los productos primarios, que ayuden a descomprimir el escenario económico internacional.

  Lo que hay por delante es sumamente complejo, para poder volver a retomar el crecimiento se necesitará que los precios de todos los activos arbitren a la baja, para ello propiedades, acciones y productos primarios deberán tener un camino descendente. El valor del dinero se incrementará porque ahora la preocupación pasa por mantener el dinero líquido sin importar tanto la tasa de interés que se remunera. Teniendo el dinero en la mano mañana se comprarán activos a mejor precio, y hasta que el mercado no se convenza de un piso cierto, los activos no detendrán su baja.

Impacto local

  Para la Argentina este escenario no es el mejor y tampoco el peor. Nuestro país implementó un plan económico que lo deja fuera del mundo. Con un presupuesto con fuerte superávit fiscal, un tipo de cambio fijo y balanza comercial positiva no hay grandes riesgos. Por otro lado una baja de los productos primarios a escala mundial lo complica por el lado de la soja, pero lo beneficia en otros aspectos ligados a los precios internos, ya que no importará inflación del exterior.

  Los bonos argentinos están a precios muy bajos, con altos rendimientos en cuanto a la tasa de interés que devengan. Son una buena opción pero los inversores están ansiosos por una suba que se demora cada vez más.

  Sin embargo hay muchos instrumentos de corto plazo que muestran rendimientos en pesos más que atractivos. Por ejemplo la caución bursátil esta rindiendo el 13% anual, el cheque de pago diferido el 15% anual y un fideicomiso a un año de plazo rinde el 17% anual. En dólares, las expectativas de rendimiento son más bajas, pero también atractivas como es el caso de fideicomisos que salen en la plaza local con rendimientos del 9% anual a seis meses de plazo.

  La Bolsa Argentina podría tener un recorrido adicional, pero muy selectivo ya que le pueden caber las generales de la ley del mercado mundial. En este escenario Petrobras ha tenido un recorrido muy alcista, mientras que el Grupo financiero Galicia, Telecom y Pampa Holding con buenos balances sólo aguantaron el mal momento.

  De cara al futuro, no vemos a priori problemas con el tipo de cambio en nuestro país. Las inversiones en pesos son las recomendadas de cara al primer semestre del año. Poca inversión y bajando exposición en acciones. Mientras que en materia de bonos seguir esperando porque estos valores son muy bajos y seguramente los veremos en niveles más elevados en el segundo trimestre del año.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario