Economía

Mejora la economía de EEUU y revertiría al alza las tasas de interés

Estados Unidos comenzó a mostrar una fuerte recuperación económica, impulsada por mejores precios en la vivienda, mayor venta minorista, menos solicitudes de desempleo y se alejan nuevas intervenciones monetarias.

Lunes 20 de Agosto de 2012

La economía de Estados Unidos parece mejorar y esto impulsa la tasa de interés, lo cual podría traer cambios en el escenario mundial. Argentina es una incógnita.

Estados Unidos comenzó a mostrar una fuerte recuperación económica, impulsada por mejores precios en la vivienda, mayor venta minorista, menos solicitudes de desempleo y se alejan nuevas intervenciones monetarias.

Por primera vez en 5 años, los indicadores mejoran en las vacaciones del hemisferio Norte. A fines de agosto hay una reunión de banqueros centrales del mundo. El 1º de septiembre es el puntapié inicial para la actividad económica luego del receso vacacional.

Si todas estas reuniones son positivas, y en términos generales, Europa se comienza a recuperar y Estados Unidos a crecer a tasas superiores al 2 por ciento anual, no tendría ningún sentido seguir sosteniendo tasas de interés bajas en la economía mundial.

Un breve repaso por las economías desarrolladas muestran, una suba sostenida de la inflación, que en muchos casos se ubica por encima del 2 por ciento anual. Esta tasa de inflación convive con tasas de corto plazo cercanas a 0 por ciento en el mundo desarrollado, y tasas de largo plazo menores al 2 por ciento anual.

En este escenario, se observa una fuerte suba de las tasas de largo plazo en Estados Unidos, que pasaron de ubicarse en torno del 1,4 por ciento anual, al 1,8 por ciento anual para el plazo de 10 años. Esta tasa se ubicaría en torno del 5 por ciento anual para su promedio de 25 años, con lo cual no sería extraño que en algún momento retorne a dichos niveles.

¿Que pasa en argentina si la tasa sigue aumentando?

Si la tasa de retorno de los bonos estadounidenses sigue a la suba, y se posiciona por encima de 2,4 por ciento anual, estaría dejando atrás una dura resistencia, y no sería descabellado que se ubique por encima de niveles del 4 por ciento anual.

Una suba de tasas se podría estar dando por muchas razones económicas, pero también pesan las elecciones presidenciales de noviembre. Si ganan los republicanos, un ajuste presupuestario brusco podría hacer subir las tasas de largo plazo.

Una suba de tasas implicaría una revalorización del dólar frente al resto de monedas. En los últimos años el dólar se devaluó porque EEUU necesitaba dejar atrás la crisis. Hoy una revaluación del dólar, podría impactar negativamente sobre el mercado de las materias primas.

Argentina, lejos de beneficiarse se perjudicaría en un escenario de tasas altas. Las razones:

* Encarece el costo de financiamiento. Si bien Argentina convive con tasas de interés elevadas, están podrían alcanzar niveles más elevados y prohibitivos si el mundo es ganado por la iliquidez.

* Podría atemperar la suba de las materias primas agrícolas, y unos algunos casos abortarlas, dada la fuerte revalorización que tendrá el dólar.

* Muchos inversores se preguntarán si es más beneficioso especular que producir. Vale recordar que el boom inmobiliario en Argentina y el mundo se vivió en el marco de tasas de interés bajas.

* Los países latinoamericanos que vivieron muchos años con monedas en pleno proceso de revaluación, podrían invertir este escenario, y comenzar un proceso devaluatorio en sus monedas y suba de las tasas de financiamiento.

* En los últimos 10 años no se observaron políticas de ajuste presupuestario en ningún país latinoamericano, con lo cual un encarecimiento del crédito impactaría negativamente en el gasto público, y por ende en la actividad económica general.

Conclusión. Una suba de tasas en el mundo sería muy malo para toda Latinoamérica y en especial para Argentina. La soja y el sector inmobiliario serían los sectores que más sufrirían ante este cambio de escenario mundial. Se dejaría atrás el proceso de revaluación de monedas y podrían venir años de devaluación del signo monetario. Podría cambiar el costo de oportunidad a la hora de invertir.

* Si lo que se observa fue solo un amague, y las tasas vuelven a bajar, el escenarios sería diametralmente opuesto, el dólar se seguiría devaluando, la soja se acercaría a los 700 dólares la tonelada y las propiedades seguirían aumentando de precio.

Recomendación: buenos momentos para armar algo de liquidez. Si el problema se disipa, el crecimiento será tan importante, que 2013 crecerá más de lo pensado por muchos analistas económicos.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario