Economía

Mefro Wheels continúa cerrada y la UOM exige una respuesta estatal

El gremio exigió a los estados provincial y nacional "que se pongan a la altura de la situación"

Sábado 17 de Marzo de 2018

Fracasó ayer la audiencia en el Ministerio de Trabajo por el reciente cierre de la fábrica de llantas de acero Mefro Wheels, tras la renuncia de Cirubon a su explotación. A la reunión sólo fueron los ex trabajadores y representantes de la Unión Obrera Metalúrgica, que anunció –sin generar mayores expectativas– que desde la semana próxima comenzará a buscar potenciales inversores. El gremio exigió a los estados provincial y nacional "que se pongan a la altura de la situación" y a los titulares de la casa matriz en Alemania, "que aparezcan".

El apoderado de UOM Rosario, Pablo Cerra, criticó que "el gobierno nacional nunca estuvo en la mesa de discusión". De la provincia destacó la intervención en su momento del ex ministro de la Producción, Luis Contigiani, y apeló a que "la nueva conducción de esa cartera esté a la altura porque hasta ahora no se ha presentado en el conflicto. Tampoco el municipio", reprochó, aunque destacó la intervención del concejal Eduardo Tonioli, presidente de la comisión de Producción del Concejo.

Cerra cuestionó una vez más la conducta del dueño de Cirubon, Ricardo Cicarelli. "No entendemos por qué ilusionó a los empleados con que Maxion invertiría en la planta ni por qué jamás hizo nada por sostenerla". En ese sentido, circulan especulaciones en cuanto a que podría tratarse de un intento fallido de renegociación del emprendimiento. Las más conspirativas versan de un intento por boicotear la actividad.

La lección del día de ayer la dio Roberto Travesaro, de más 90 años, hijo del fundador de la fábrica de llantas. Se enteró por la prensa de la situación y fue a la sede laboral, donde puso a disposición sus conocimientos y colaboración para evitar la caída de la actividad.

Mientras 80 ex empleados de Mefro perdieron con este cierre las esperanzas de ser reincorporados, Cirubon reubicó en su sede villagalvense a otros 20 contratados, por los que recibiría Repros.

Para Cerra, en la región se vive un "efecto dominó Vasalli", por el cual "las empresas se creen impunes y que pueden avanzar sobre los derechos de los trabajadores, tal como está ocurriendo en Firmat, en la fábrica Rega, donde hay atraso salarial y en Cardinalli, donde se hostiga a los delegados gremiales", denunció el abogado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario