Economía

Matba Rofex: nace un gigante de los futuros

La fusión de ambas instituciones potenciará el negocio de derivados agrícolas y financieros. Tendrá su sede en Rosario.

Domingo 11 de Agosto de 2019

Con la primera reunión de directorio, nació formalmente Matba Rofex, el mercado de futuros más importantes del país. Es el resultado de un largo proceso de negociación que llevó a la fusión de dos instituciones centenarias: los mercados a término de Buenos y Rosario.

“Nace un nuevo mercado con más de 100 años de experiencia, fruto de consensos, diálogo, profesionalismo y colaboración, decidimos integrarnos para ser mejores y tenemos un gran desafío por delante”, celebró el rosarino Andrés Ponte, presidente del flamante Matba Rofex, durante el acto formal de presentación. El ejecutivo subrayó que la “sólida y amplia red de agentes distribuidos por todo el país” será clave para consolidar el crecimiento.

Marcos Hermansson, vicepresidente de la nueva entidad, agregó que se trata de “un momento histórico no sólo para los mercados sino también para todos los segmentos de la economía argentina”. Y recordó que los usuarios del mercado de capitales argentino “pedían hace décadas” la simplificación en la industria local de futuros y opciones. “Tomamos nota de eso y esta fusión es una repuesta contundente”, amplió.

Para Ponte, el acuerdo “está en línea con lo que ocurre a nivel mundial” y enfatizó que el fin es “potenciar las inversiones y la cobertura para el beneficio de toda la cadena productiva”.

La nueva institución tendrá su sede en Rosario. Con 220 empleados de alto perfil tecnológico, es al fin y al cabo una de las empresas más grandes de la ciudad. Para su presidente, esa localización es motivo de orgullo, pero también fruto del diálogo y el consenso. Más allá de eso, puso énfasis en que la “potencia operativa” del nuevo mercado no está anclada a una geografía sino en la posibilidad de “capturar volumen de negocios que hoy se hacen en otras plazas del exterior”.

De hecho, Matba Rofex está entre los principales mercados institucionales a nivel internacional. El camino trazado es “consolidar y aumentar el volumen en los futuros agrícolas, ampliar los productos financieros y escalar con la tecnología”.

Henrisson destacó que “la integración del agro y lo financiero vino para quedarse”. Ambos mercados compitieron entre sí durante más un siglo en el terreno de las negociaciones a futuro de productos del agro. En el caso de la institución rosarina, esa base fue la plataforma para el desarrollo exponencial de los mercados financieros. El contrato peso/dólar, que ahora bate récords de operaciones, es el producto más conocido.

Ponte subrayó además el papel de la tecnología. De hecho, Matba Rofex participa en el desarrollo una plataforma bursátil que agiliza el proceso de aceleración digital de los participantes del mercado. También tiene a cargo la estructuración tecnológica y la administración de las cuentas abiertas a través de un acuerdo con Mercado Pago y el Banco Industrial. Al negocio que adhiere a esa plataforma se le da la opción de invertir la plata que ingresa en un fondo común de inversión, armado específicamente. Ya hay 700 mil cuentas abiertas.

También participan del desarrollo del pagaré digital con la Bolsa de Comercio y el MAV. “Nos gusta invertir en innovación, tenemos inversiones en más de 17 start ups”, dijo Ponte.

La fusión entre Matba y Rofex se concretó luego de dos años de trabajo junto al sector privado y organismos estatales. Un impulso determinante fue la aprobación de la ley de mercado de capitales sancionada en 2012, por el impulso que le dio el entonces titular de la Comisión Nacional de Valores (CNV), Alejandro Vanoli. Esta norma guió un proceso de interconexión e integración, destinado a crear “un mercado de capitales federalmente integrado”.

“La ley fue un impulso positivo, el mercado de capitales argentino es muy chico y la división genera enormes ineficiencias y muchos beneficios para pocas personas”, señaló Ponte en enero, cuando concedió una entrevista a La Capital, pocos días después de que las asambleas de accionistas de Matba y Rofex aprobaran la integración.

Recordó en aquel momento que desde que empezó a trabajar en el mercado, a fines de los 80, se hablaba de la competencia entre los mercados a término de Rosario y Buenos Aires. “Por aquella época tenían razón de ser los dos mercados, por una cuestión de falta de conectividad”. Pero el origen de los mercados, sus objetos y los actores que operaban eran los mismos. Con la irrupción de Internet y los celulares, la cuestión física perdió relevancia. “Hubo distintos intentos de acercamiento pero en esta oportunidad, por estos cambios, pensamos que teníamos muchas más chances de lograr una integración”, recordó el ejecutivo.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario