Economía

Más personas perciben la situación económica actual como negativa

Perspectivas. Las mujeres son más escépticas que los hombres sobre las proyecciones futuras de consumo. Los universitarios y la clase media y alta son los que mayor preocupación expresaron sobre el presente y el futuro en materia de empleo.  

Lunes 17 de Diciembre de 2012

Los argentinos con formación universitaria, en general de clase media e incluso algunos de clase alta, tienen una perspectiva mayoritariamente negativa respecto de la situación económica actual y la que se viene para 2013 así como los niveles de empleo. En cambio, a la hora de bajar al llano y analizar el nivel de ingresos y las perspectivas de consumo, las opiniones pesimistas se concentran entre las mujeres, especialmente de los sectores bajos y del interior del país.

Esta instantánea sobre las percepciones presentes y futuras sobre la economía fue el resultado del último "Indice General de Expectativas Económicas" (IGEE) que elabora mensualmente la Escuela de Economía de la Universidad Católica Argentina (UCA) y TNS Gallup Argentina con el objetivo de registrar la opinión de los argentinos sobre la situación actual y futura, así como la percepción sobre empleo, ingreso familiar y capacidad de compra.

"Las expectativas económicas retoman la tendencia a la baja experimentada a lo largo del año", indica el relevamiento de noviembre de 2012. "El IGEE obtuvo 100 puntos en octubre, una variación negativa de 1,3 por ciento con respecto a la medición del mes anterior y de 18,6 por ciento en relación al mismo período del año pasado", resume el informe e indica que esta caída "se explica principalmente por las bajas experimentadas por los subíndices que miden las expectativas de la población sobre la situación actual de la economía y sobre el momento para la compra de bienes durables".

Según explica, el subíndice de situación actual de la economía se contrajo un 2,9 por ciento con respecto al mes anterior y una caída del 22,7 por ciento en relación a un año atrás.

El subíndice de situación futura se mantuvo estable con respecto a la medición anterior, pero experimentó un descenso del 15 por ciento en relación a un año atrás y finalmente, el subíndice de compra cayó un 1,1 por ciento respecto del último mes y un 16,8 por ciento debajo del valor del mismo mes del año 2011, "un valor continúa en los niveles más bajos de los últimos dos años", precisa el relevamiento.

Presente y futuro. A la hora de analizar la situación económica, el informe de UCA y TNS Gallup muestra que el 20 por ciento de los argentinos considera que es "muy o bastante buena", mientras que el 38 por ciento piensa que "no es ni buena ni mala" y otro 40 por ciento opina que es "bastante mala o muy mala".

En este punto, las opiniones negativas se concentran en las mujeres (43 por ciento vs 37 por ciento en los hombres), en el segmento de 35 a 64 años (44 por ciento), los niveles altos (50 por ciento vs 43 por ciento en los sectores medios y 37 por ciento en los bajos) y en Capital Federal y el Interior (44 por ciento respectivamente vs 29 por ciento en el GBA).

En cuanto a las perspectivas para los próximos seis meses, el 23 por ciento de los entrevistados considera que la situación económica mejorará, en tanto que un 40 por ciento opina que permanecerá igual y un 29 por ciento que empeorará.

En todos los segmentos predominan las opiniones intermedias, con excepción de la clase alta (45 por ciento) y en los universitarios (46 por ciento), donde priman las perspectivas pesimistas sobre la evolución económica futura.

En materia de empleo, también la población con un alto nivel educativo y mejores ingresos es la que ve con mayor pesimismo el escenario actual y futuro. Así, el 19 por ciento de los argentinos considera que hay muchos o bastantes puestos de trabajo disponibles actualmente, mientras que un 36 por ciento opina que no hay muchos ni pocos y el 41 por ciento afirma que hay pocos o muy pocos. Las opiniones negativas crecen en los universitarios (46 por ciento) y en el interior (45 por ciento).

En lo que respecta a las perspectivas del empleo para los próximos seis meses, el 21 por ciento de los entrevistados estima que el empleo crecerá, mientras que el 42 por ciento opina que habrá la misma cantidad de puestos de trabajo disponibles que hasta ahora y un 25 por ciento considera que habrá menos puestos de trabajo.

Las opiniones intermedias predominan en todos los segmentos, excepto en los universitarios (42 por ciento) y en los sectores altos (44 por ciento) donde priman las visiones negativas.

Cuando se analiza el ingreso la percepción generalizada es que se mantendrá en 2013 en los mismos niveles, aunque la mayoría considera que no es un buen momento para la compra de bienes durables. De todos modos, en este ítems hay una modificación en cuanto al universo que emite esa opinión, tanto etario como medido por nivel socioeconómico.

Así, el estudio precisa que a la hora de estimar el ingreso del hogar para los próximos seis meses, el 20 por ciento de los argentinos sostiene que aumentará, mientras que el 55 por ciento considera que éste será igual que el actual y un 18 por ciento que disminuirá. En cuanto al momento para la compra de bienes durables, el 23 por ciento de los entrevistados opina que es un buen o muy buen momento, el 34 por ciento opina que no es un buen ni mal momento y el 37 por ciento considera que es un mal o muy mal momento. Las opiniones pesimistas crecen entre las mujeres, los sectores bajos y en el interior (20 por ciento respectivamente).

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario