Economía

Marcó del Pont: "El gobierno está creando condiciones de crisis"

La ex presidenta del Banco Central se mostró preocupada por la caída de la actividad y la fuga de divisas. Defendió el desendeudamiento.

Domingo 24 de Abril de 2016

“El gobierno está creando condiciones de crisis”. Así lo aseguró la ex presidenta del Banco Central Mercedes Marcó del Pont, durante su paso por Rosario. Al presentar la Diplomatura de Formación Sindical que puso en marcha la Asociación de Empleados de Comercio, junto a la Universidad Nacional de San Martín, la economista realizó un duro diagnóstico sobre la actual política económica. Advirtió que persiste la fuga de dólares y rechazó las críticas oficialistas a la economía que heredaron. “La mejor herencia es el desendeudamiento”, enfatizó.

_Cómo evalúa los primeros meses del gobierno en materia de política económica?

_La caída de la actividad económica está pegando duro y el crédito para la producción está cayendo. Este es un gran problema pero no es novedoso desde la lógica del neoliberalismo. Para cualquier empresario que tenga capital, es más rentable especular y colocar ese dinero en Lebac que ponerlo a producir. Por otro lado hay un mercado interno que se está desintegrando, por los despidos, la caída del empleo privado, los tarifazos y la inflación y porque el gobierno está nuevamente aplicando una política de apertura comercial como herramienta para disciplinar los precios internos. El kirchnerismo le dejó una economía funcionando y sin crisis. Y lo que está haciendo el gobierno es crear condiciones de crisis. Cuando el presidente nos dice que después del sufrimiento va a pasar algo nuevo, hay que decir que del ajuste en ninguna parte del mundo sale algo bueno. La visión ortodoxa del derrame no se comprobó nunca.

_El argumento es que está arreglando la herencia.

_Hay que decir que es la primera vez que un gobierno le entrega a otro un país desendeudado. Eso es lo principal. No quiere decir que no hubiera problemas de insuficiencia de dólares, entre otras cosas porque se cayeron los precios de las exportaciones, no nos desarrollamos industrialmente como deberíamos haberlo hecho y no tenemos autoabastecimiento petrolero. Eran los temas que debía abordar un nuevo gobierno, transitando un desfiladero porque hay que administrar esa escasez. El actual gobierno desmanteló todos los controles cambiarios y se fueron 4 mil millones de dólares en tres meses. Una cosa es buscar dólares para invertir en un país solvente y otra cosa es perder esa solvencia y hacer crecer la deuda en términos de PBI.

_¿Bajará, la inflación?

_La lógica de este gobierno, como en los 90, es que la inflación baja de la mano de la recesión. Y es probable que eso suceda, porque va a haber más desocupación y menor demanda interna. Ese es el antídoto neoliberal para disciplinar los precios y, en última instancia, a los trabajadores. Ellos piensan que la inflación tiene que ver con la emisión y el déficit fiscal. Y con las políticas que aplican van a agravar el déficit fiscal, porque la economía no crece y no hay recaudación.

_¿Se corregirá el desequilibrio externo?

_No. El ministro de Hacienda cuando asumió dijo que en pocas semanas iban a entrar los dólares de la soja. Y en lugar de entrar en tres semanas, entraron en dos meses. Dijeron que si se salía del cepo iban a llover dólares. No sólo no llovieron sino que se siguen yendo. Nos endeudamos bastante en estos meses y sigue la fuga de divisas. Y la tasa de 38% en pesos es un imán para la inversión más especulativa. La bicicleta.

_¿Qué opina de las ventas de contrato de dólar futuro que hoy son investigadas en la Justicia?

_ Todos los días los Bancos Centrales, toman decisiones para conseguir sus objetivos de estabilidad. Hay que estar sentado allí para analizarlas. Lo que no se puede hacer es judicializar este tema. En los últimos cuatro meses generó a través de las Lebac un costo para el Central que es el doble que generó esa operación de futuros de dólar. Que inició Vanoli pero que completó el gobierno con la devaluación. Cuando el BCRA decidió vender esos contratos a una tasa implícita baja, estaba marcando el sendero de continuidad de una política económica. El que materializó la híperganancia fue el nuevo gobierno.

_Los cuestionamientos se basan en que los contratos de dólar futuro estaban más altos en Nueva York y que en el contado con liqui la paridad era mayor.

_Nunca operé con el mercado de Nueva York, ni mis antecesores. Cuando uno hace operaciones a futuro el principal objetivo es dar una señal de la devaluación esperada pero, además, no sacrificar reservas. Y las operaciones en Rofex están en pesos. En cambio, si uno opera afuera tiene que poner dólares. El nudo es que el gobierno anterior no pensaba que lo mejor para la economía argentina era una devaluación como la que hizo Macri. De hecho, la devaluación no está resolviendo los problemas. Y el Central fue sometido a enormes pulseadas de aumento del dólar ilegal, del contado con liqui. Quienes ahora son gobierno decían que el dólar ya tenía el valor del mercado ilegal. Y mintieron. La prueba es que dijeron que no se iban a mover los precios y hubo un aumento brutal.

_ ¿Hay rebote en el segundo en el segundo semestre?

_ No advierto hasta ahora ninguna pauta sobre la que crecería la economía. El gobierno hizo un ajuste, jorobó a las empresas que compiten con los importados pero no lanzó un plan de infraestructura. Las paritarias se están cerrando y quizás empiecen a mostrar su efecto cuando decline la inflación. Eso va a significar mayor capacidad de consumo para los que mantengan el empleo. Pero si la aprovechan sólo los importadores, no va a haber crecimiento. Macri se limitó hasta ahora a invocar, como dice Krugman, a las hadas de la confianza. Y el mundo no está mostrando que eso funcione.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario