Economía

Maratónica sesión para aprobar el presupuesto 2016 en Diputados

La oposición pidió que se prorrogue su discusión hasta después de las elecciones, pero la mayoría oficialista activó el debate en la Cámara.

Miércoles 07 de Octubre de 2015

La Cámara de Diputados se encaminaba a aprobar durante la madrugada, con el voto favorable de los legisladores del bloque del Frente para la Victoria (FpV) y sus aliados, los proyectos de presupuesto 2016 y la prórroga por dos años de la vigencia del denominado impuesto al cheque, del monotributo, del impuesto adicional del cigarrillo y de la ley de emergencia económica.
  En una sesión maratónica que comenzó a las 14.30 de ayer, los diputados debatieron los proyectos económicos presentados por el Ejecutivo hasta altas horas de la madrugada por la gran cantidad de oradores anotados para exponer. De esta manera, el oficialismo cumpliría con su objetivo de darle media sanción al plan de gastos y recursos para el 2016 y a las prórrogas de impuestos para que el Senado pueda convertirlos en ley antes de la finalización de las sesiones ordinarias, el 30 de noviembre próximo.
  Durante la sesión, el polo opositor criticó de forma unánime el proyecto, particularmente por el hecho de haber sido elaborado por la gestión saliente de la presidenta Cristina Kirchner y sin participación de sus posibles sucesores, pero sólo el Frente Renovador de Sergio Massa optó por retirarse del recinto.
  El presupuesto 2016 diseñado por el gobierno destina el 60% de los recursos al gasto social y contempla además un crecimiento de la economía del 3%, una inflación de 14,5 por ciento y un dólar promedio de 10,6 pesos. Además, establece que los gastos corrientes de capital en 1.569.412.091.951 pesos.
  El tratamiento se inició con la ponencia del presidente de la comisión de Presupuesto, Roberto Feletti, quien defendió la política fiscal llevada adelante por el gobierno, que, a su entender, permitió al país “cumplir” con sus compromisos externos e impulsar medidas destinadas a “sostener el nivel de actividad”.
  En tanto, los diputados del radicalismo, del macrismo, del socialismo, de Suma+Unen, del FIT y de Unidad Popular —con diferentes argumentos— cuestionaron la propuesta oficial y pidieron que se prorrogue su discusión hasta las elecciones.
  Entre los aliados del oficialismo, el titular de la comisión de Finanzas, Carlos Heller (Partido Solidario) aseguró que la “herencia” que dejará el kirchnerismo al próximo gobierno es “un país profundamente desendeudado, un país que pagó en estos 12 años el doble de lo que van a tener que pagar los tres gobiernos que vienen, por el proceso de desendeudamiento y de reestructuración de la deuda”.
  Desde la vereda opositora, el radical y ex gobernador de Mendoza, Julio Cobos, también pidió la prórroga hasta después de los comicios y pronosticó que el presupuesto deberá ser “reformulado” en lo concerniente a política energética y tributaria.
  Por su parte, Martín Lousteau (SUMA+Unen) señaló que el tratamiento del proyecto del gobierno es una “pantomima”, definió la propuesta como “una ficción o un problema” y evaluó que la decisión del oficialismo de enviarla antes de que asuma el nuevo presidente es para “mostrar una herencia que no fue”.

Ley antibuitre: unanimidad

El Senado dio media sanción ayer por unanimidad a la iniciativa que declara de “orden público” los “principios básicos” de los procesos de reestructuración de deudas soberanas, avalada por la Asamblea General de las Naciones Unidas.
    Se trata de un documento no vinculante que buscará lograr una regulación para evitar nuevas batallas judiciales como la de Argentina contra los fondos buitre.
    El presidente del bloque kirchnerista en el Senado, Miguel Pichetto, consideró que “es una buena noticia que los bloques avalen lo que ratifica la resolución de las Naciones Unidas”.
    El hecho de que estemos votando, más allá de los matices, es interesante porque va a tener una lectura a nivel internacional”, destacó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario

LAS MAS LEÍDAS