Economía

Lunes negro en los mercados externos por la expansión del coronavirus

Wall Street se desplomó 3,6 por ciento, los Bonos del Tesoro tocaron su nivel más bajo en cuatro años y cayeron las bolsas asiáticas y europeas.

Martes 25 de Febrero de 2020

El brote del coronavirus está amenazando con entorpecer el ritmo de la economía mundial y ayer los mercados internacionales tanto de acciones, títulos como commodities fueron un reflejo de esta situación. En Argentina se espera que recién mañana, luego del feriado de Carnaval, los mercados puedan tomar cuenta de esta situación.

El temor a la propagación del coronavirus en Europa, donde seis personas ya murieron a causa del virus en Italia y miles fueron aisladas para evitar contagios, desató la demanda de títulos a 10 años del Tesoro de Estados Unidos y arrastró al bono más seguro del mundo a su nivel más bajo en cuatro años. Pero además, mientras las bolsas asiáticas hicieron punta con caídas generalizadas, el efecto luego se propagó a las plazas europeas y a Wall Street que operó con todos su indicadores en baja. El papel de Mercado Libre resultó el más afectado, con un retroceso de 8,5 por ciento, seguido por Ternium, con una baja de 5,8 por ciento y del banco Supervielle, de -5,5 por ciento.

Al cierre, la bolsa de Nueva York se desplomó. El Dow Jones cayó 3,56 por ciento y marcó su peor desempeño diario de los últimos dos años

Con similar tendencia, el índice S&P 500 bajó 3,35 por ciento y el Nasdaq, en el que cotizan los principales grupos tecnológicos, retrocedió 3,71 por ciento.

En ese contexto, las empresas argentinas que cotizan en Wall Street (ADR) sufrieron ese impacto con bajas de hasta un 8 por ciento.

Los mercados bursátiles asiáticos cerraron con pérdidas. En Asia, el Kospi surcoreano, cayó 3,9 por ciento; el Nikkei japonés descendió 0,39 por ciento, y el Shangai chino lo hizo en un 0,28 por ciento.

En Europa las principales bolsas operaron en baja luego del ingreso del coronavirus a Italia. A poco de cerrar la rueda, la Bolsa de Milán (FTSE Mib) se desplomó 5,3 por ciento y arrastró al resto de los indicadores del Viejo Continente.

De ese modo, el índice FTSE 100 de Londres descendió 3,34 por ciento; el Dax 30 de Frankfurt bajó 4,04 por ciento; el CAC 40 de la Bolsa de París retrocedió 3,94 por ciento, en Madrid, el Ibex-35 cedió un 4 por ciento y el índice Euro Stoxx 50 perdió casi 4 por ciento.

Commodities a pique

También los commodities salieron afectados por este contexto que muestra señales claras de una fuerte desaceleración económica, que en países como Estados Unidos donde el crecimiento se prevé llegará a menos del 2 por ciento, podría considerarse una recesión. Así, el petróleo crudo Brent cotiza en torno a los u$s55 y puede seguir bajando. Los coletazos de la epidemia que surgió en China generó una caída en sus cotizaciones del orden del 20 por ciento, unos u$s 10 en el precio del barril de Brent, la versión de crudo que toma el mercado argentino de referencia y una de las variables que tienen en cuenta las petroleras para aumentar los precios de los combustibles en el país.

Por otra parte, los precios de los principales granos marcaron un importante retroceso en el mercado de Chicago, en línea con lo que sucedió en las principales plazas bursátiles del mundo.

Los granos que más retrocedieron fueron el trigo y la soja, con pérdidas superiores a los u$s 6 respecto al viernes pasado. Los contratos de trigo pactados para marzo próximo cayeron 3,13 por ciento, en u$s 196,12 la tonelada; mientras que la soja retrocedió 1,85 por ciento, en u$s 321,14 la tonelada. Por último, los contratos de maíz bajaron 1,19 por ciento, en u$s 146,65 la tonelada.

El rendimiento de los bonos del Tesoro de Estados Unidos a 10 años cayeron ayer 8 puntos básicos a un 1,39 por ciento, luego de tocar un 1,377 por ciento, su menor nivel desde julio de 2016. Desde inicios de este año que el rendimiento de los bonos Estados Unidos a 10 años cayó más de 50 puntos básicos mientras que el bono a 30 años, usual refugio de inversores ante situaciones adversas, registró este lunes un mínimo histórico en su rendimiento.

A tal punto llegó la alarma por la propagación del coronavirus (Covid-19) que analistas de mercado citados por la agencia Bloomberg aseguraron estar preparando modelos en base a otros trastornos importantes, como los ataques terroristas en Estados Unidos en 2001 o la crisis financiera de 2008.

El alza en la demanda de títulos estadounidenses anticipa que las señales de repunte para la actividad económica mundial que se vieron a finales del año pasado podrían haber sido un espejismo, coincidieron los especialistas.

En consecuencia, a medida que los inversores reducen las estimaciones de crecimiento, las expectativas de recortes de tasas de la Reserva Federal (FED) también se han acelerado.

La próxima reunión para definir la tasa de política monetaria de la FED está estipulada para el próximo 17 de marzo, donde podría optar por reducir el costo del dinero ante la baja de liquidez del dólar. Sin embargo, analistas de mercado opinaron en las últimas horas que podría llegar a adelantar esa fecha ante la fuerte demanda de los bonos de Estados Unidos y evitar una desaceleración del crecimiento de la economía norteamericana.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario