Economía

Lunes Negro: histórica caída en los mercados mundiales

La bolsa argentina se desplomó un 6,27 por ciento hoy, golpeada por el derrumbe de los mercados mundiales, que sufren por los crecientes temores a una recesión en Estados Unidos.

Lunes 21 de Enero de 2008

Buenos Aires.-   La bolsa argentina se desplomó un 6,27 por ciento hoy, golpeada por el derrumbe de los mercados mundiales, que sufren por los crecientes temores a una recesión en Estados Unidos.

El índice líder Merval (Merv) de Buenos Aires cayó a niveles de agosto al cerrar en 1.876,87 puntos, en su mayor retroceso porcentual desde finales de febrero del 2007.

La magnitud del  Iunes negro se corroboró regionalmente con un derrape del 6,62 por ciento en la bolsa de Brasil (.BVSP), luego de que los mercados accionarios de Asia y de Europa cayeran entre un 5 y un 7 por ciento.

En Buenos Aires, se registró una reducido volumen bursátil ante un feriado nacional en Estados Unidos .

La semana pasada, el ministro de Economía, Martín Lousteau, había dicho que la Argentina estaba a salvo de la crisis financiera internacional, gracias a sus superávit gemelos.

El Merval perforó el viernes el piso de los 2.000 puntos en forma intradiaria, pero no cierra por debajo de esa marca desde el 21 de agosto.

En la Bolsa de San Pablo, Brasil, el índice Bovespa caía 4,92 por ciento y se ubicaba en su nivel más bajo desde setiembre del año pasado.

Por otro lado, en la city porteña el dólar al público se mantenía a 3,14 pesos para la compra y 3,17 para la venta, mientras que la moneda europea se cotizaba a 4,58 y 4,69 pesos, respectivamente.

La Bolsa peruana cerró hoy su mayor caída porcentual diaria desde enero de 1995, debido al derrumbre de los mercados mundiales y a los menores precios de los metales, dijeron operadores.

Según el último dato disponible, el índice general (IGRA), el principal del mercado, se precipitó un 8,38 por ciento, para cerrar extraoficialmente en 13.469,23 puntos, tras marcar durante la sesión una pérdida de hasta el 9,02 por ciento.

Las acciones europeas cayeron con cerca de un 6 por ciento, en lo que fue su mayor baja diaria desde los ataques del 11 de septiembre, por los temores a una recesión en Estados Unidos que provocaron una corriente vendedora global.

“Esto es como un estado de pánico. Es como salir, salir, salir (de las acciones). Una carrera para cubrirse”, dijo Dirk Mueller un operador de la correduría de Frankfurt ICF. “Los mercados financieros de nuevo han sido tomados por los miedos a una recesión en Estados Unidos y a que los problemas en el sector financiero empeoren”, dijeron estrategas de Danske Bank en una nota de investigación.

El índice de acciones europeas líderes FTSEurofirst 300 (.FTEU3) cerró con una baja de un 5,8 por ciento a 1.279,85 puntos, luego de tocar en la sesión un mínimo de 18 meses de 1.278,79 unidades. La caída del lunes fue la undécima en 14 sesiones del índice, con lo que acumula una pérdida del 15 por ciento en el 2008.

El índice alemán DAX (.GDAXI) perdió un 7,2 por ciento, el francés CAC 40 (.FCHI) cedió un 6,8 por ciento y el británico FTSE (.FTSE) cayó un 5,5 por ciento.

Los descensos de los tres índices arrebataron más de 350.000 millones de dólares en el valor a las acciones que los componen, lo que equivale al producto interno bruto sumado de Hungría y Grecia.

La corriente vendedora en Europa estuvo en línea con las pérdidas a nivel mundial. El principal índice de acciones mundiales, el MSCI (.MIWD00000PUS), caía un 3,3 por ciento a su nivel más bajo en un año.

Los mercados de acciones estadounidenses estuvieron cerrados por el feriado de Martin Luther King. El fantasma de una desaceleración del crecimiento económico golpeó a las acciones de recursos básicos con mayor fuerza, y el índice del sector del DJ Stoxx (.SXPP) perdió un 8,1 por ciento.

Las acciones financieras también cayeron abruptamente y las de seguros se derrumbaron por las preocupaciones acerca de su exposición en bonos, después de la noticia de que una unidad del estadounidense Ambac Financial Group (ABK.N) había perdido la calificación de crédito “AAA”.

Los títulos del grupo holandés ING Group (ING.AS) se hundieron un 10,5 por ciento, mientras que los de la aseguradora alemana Allianz (ALVG.DE), los de su rival la francesa AXA (AXAF.PA) y los de la suiza Swiss Re (RUKN.VX) perdieron un 10 por ciento.

Los bancos también sufrieron el golpe, y el índice del sector de DJ Stoxx (.SX7P) cayó un 6,8 por ciento. En Francia, las acciones de BNP Paribas ( BNPP.PA) retrocedieron un 9,6 por ciento y las del español Santander (SAN.MC) cayeron un 9 por ciento.

Las acciones de Societe Generale (SOGN.PA), que el viernes perdieron un 8 por ciento por rumores en el mercado acerca de que el banco francés podría informar amortizaciones, perdieron otro 8 por ciento.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario