Economía

Los mercados tiemblan por Grecia, que va camino al default

Las Bolsas de Europa, América y Asia operaron a la baja por la crisis en la Eurozona. Expertos ya ven señales de alerta en países de la periferia, sobre todo en las naciones balcánicas.

Martes 20 de Septiembre de 2011

Las principales Bolsas europeas, así como la de Nueva York, comenzaron ayer la semana con fuertes pérdidas ante la incertidumbre por el futuro de Grecia, que no logra despejar el camino financiero para sanear su deuda y se acerca cada vez más al default. Al mismo tiempo las palabras de Roberto Zoellick -titular del Banco Mundial- alertando sobre el contagio que empiezan a sentir los emergentes le agregó todavía más tensión a la frágil situación internacional.

El Dax de Frankfurt fue una de las plazas más afectadas y llegó a caer un 3 por ciento, antes de cerrar la sesión con pérdidas de un 2,83 por ciento hasta los 5.415,91 puntos. También el CAC de París cayó un 3 por ciento hasta los 2.940 puntos, mientras que el Ibex español cedió un 1,98 por ciento y acabó la sesión en 8.222,70. El MIB de Milán se derrumbó un 3,17 por ciento, y el FTSE de Londres un 2,03 por ciento, mientras que el selectivo Euro Stoxx cayó un 2,93 por ciento.

En la misma línea se movió Wall Street, con una caída del índice Dow Jones del 1,26 por ciento, al igual que la Bolsa porteña que dejó 1,2 por ciento en el camino y acumula pérdidas de 8,4 por ciento durante los primeros 20 días de septiembre.

Los mercados mostraron su decepción por la incapacidad de los ministros de Finanzas de la eurozona por llegar a acuerdos en la reunión que mantuvieron el fin de semana, que sólo logró aumentar la incertidumbre global. Otros factores que influyeron en las caídas de ayer fueron las especulaciones de que la agencia Moody's podía rebajar la calificación de Italia, así como la creciente evidencia de que los bancos europeos necesitan recapitalizarse.

Llamada de emergencia. El ministro de Finanzas griego sostuvo ayer una conferencia telefónica de urgencia con acreedores internacionales, horas después de comprometerse a agilizar las reformas y el recorte de plazas de burócratas.

Sin embargo, los mercados mundiales se mostraron escépticos ante sus promesas y las Bolsas mundiales se desplomaron en general. Los socios de Grecia en la eurozona y los acreedores internacionales incrementaron su presión al comenzar una semana crucial en la crisis deudora de Europa, que ya se extiende casi por dos años.

Con la paciencia agotada ante las demoras del gobierno socialista en implementar las reformas propuestas, los acreedores amenazaban con interrumpir el flujo de dinero en efectivo para rescatar al país, lo que provocaría la bancarrota griega en menos de un mes.

A pesar de las promesas del ministro de Finanzas, Evangelos Venizelos, los temores de que Atenas se declare en cesación de pagos de su enorme deuda predominaron durante el día. Las acciones recibieron duros golpes en Estados Unidos, Asia y Europa.

El gobierno griego pasa apuros debido a una recesión que se profundiza y está socavando el impacto de sus medidas de austeridad, al tiempo que también genera un aumento en el desempleo y en la indignación pública.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario