Economía

Los mercados del mundo se movieron al compás de la convulsión en Libia

La amenaza de inflación mundial mantiene en vilo a toda Europa. Las Bolsas retrocedieron ante la crítica situación política en ese país. El petróleo se disparó. Los inversores externos se retiran del Golfo y aseguran posiciones en mercados más calmos.

Martes 22 de Febrero de 2011

La profundización de la crisis política de Libia -que colocó a ese país en la antesala de una guerra civil- provocó ayer una disparada del precio del petróleo y, con ello, una negativa percepción de los mercados sobre la evolución económica e inflacionaria a nivel global. Esta situación generó una generalizada caída de las Bolsas en Europa, una tendencia que se replicó a nivel local e hizo retroceder al Merval 0,61 por ciento.

En una jornada en la que Wall Street no operó debido al feriado nacional del Día del Presidente, el conjunto de la operatoria bursátil del Viejo Continente no pudo resistir la presión del temor desatado en los mercados petroleros por la profundización de la crisis en los pueblos subsaharianos, y tampoco los serios rumores de que el Banco Central Europeo podría aumentar las tasas de interés por el temor a una mayor inflación.

En Madrid, la sesión concluyó con una caída del 2,33 por ciento, la mayor desde el pasado 29 de noviembre cuando cayó en el mismo porcentaje, dejando al Ibex 35 en los 10.810,5 puntos, tras cotizar por encima de los 11.000 enteros durante la pasada semana.

Además de los dos factores bajistas de fondo apuntados, los inversores señalaron que tanto en Madrid como en otras Bolsas podría haberse producido una toma de ganancias tras el buen comportamiento de las acciones la semana pasada, cuando un clima de optimismo había ganado los mercados.

El precio del barril de petróleo Brent a un mes de plazo, de referencia en Europa, se situó ayer en los 108 dólares, más de cinco dólares respecto del cierre anterior debido a la crisis libia y de la región (ver aparte).

El resto de las Bolsas también experimentaron caídas. Asi, París descendió un 1,44 por ciento y Francfort, un 1,41 por ciento. El cierre de Wall Street se ha dejado sentir en toda Europa y los mercados han quedado a la expectativa de la tendencia que adopte hoy la Bolsa de Nueva York.

También retrocedieron Londres y Milán. Esta última experimentó la mayor caída, el 3,59 por ciento, ya que Italia tiene lazos económicos y financieros con Libia, país del cual es acreedor. También retrocedieron Amsterdam, Estocolmo y Zurich. Mientras que en Oriente, bajaron Tokio (- 0,14 por ciento), Hong Kong retrocedió (- 0,47 por ciento) y Sydney.

 

Mercado convulsionado. Los analistas consideran que revueltas en el mundo árabe podrían hacer que los inversores cambien sus posiciones y opten por países más estables como Emiratos Arabes Unidos y Qatar en lugar de optar por los productores de petróleo del Golfo. Las semanas de disturbios provocaron aumentos en los costos para proteger las deudas y los rendimientos de las deudas de los gobiernos en todo el Golfo, la principal región exportadora de petróleo del mundo. En tanto, las acciones y las divisas, en su mayoría ligadas al dólar estadounidense, estuvieron muy volátiles. "La región como un todo tiene un grado de salidas de capital", dijo Dina Ahmad, especialista del BNP Paribas de Londres.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario