Economía

Los jubilados perderán 13 por ciento de su poder adquisitivo durante este año

El defensor de la Tercera Edad, Eugenio Semino, explicó que la movilidad sumará un aumento del 29 por ciento contra una inflación del 40 por ciento.

Martes 11 de Septiembre de 2018

Los jubilados y pensionados acumulan una pérdida del 9,7 por ciento en su poder adquisitivo en el último año y cerrarán el 2018 con un retroceso de 13 puntos porcentuales, lo que les configura un escenario muy complejo en medio de la crisis económica con alta inflación.

Con el aumento de septiembre por la nueva ley de movilidad que impulsó el gobierno de Mauricio Macri y descontando la inflación, las jubilaciones y pensiones se ubican un 9,7 por ciento por debajo del nivel registrado hace un año atrás.

La situación de pérdida se registra porque los jubilados y pensionados observaron incrementos del 19,2 por ciento en sus ingresos en los últimos doce meses, mientras la inflación fue de entre 32 por ciento y 33 por ciento, según revelará esta semana el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

Eugenio Semino, Defensor de la Tercera Edad, aseguró ayer que las proyecciones indican que las personas pasivas que cobran jubilaciones o pensiones de la Administración Nacional de la Seguridad Social (Ansés) finalizarán el año con una pérdida de 13 puntos en su poder de compra, respecto de 2017.

"Los jubilados y pensionados han perdido en este último año respecto a la canasta en forma muy significativa, la aplicación completa de la ley de movilidad, ya con el cálculo de diciembre va a estar en un reajuste del 29 por ciento cuando las estimaciones de inflación superan el 40 por ciento", dijo Semino.

Según las proyecciones oficiales del Ministerio de Hacienda sobre las que se realizó el ajuste fiscal que impulsa Macri, la Argentina cerrará el 2018 con una inflación promedio del 42 por ciento y bajará ese indicador al 25 por ciento anual en 2019.

Inflación de agosto

La inflación registrada en agosto se ubicó en torno al 4 por ciento mensual, mostrando una aceleración respecto de los meses previos en el año, según distintas estimaciones privadas. El Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) revelará el próximo jueves el Indice de Precios al Consumidor (IPC).

Las estimaciones y mediciones privadas indican que en el octavo mes del año hubo un fuerte traspaso a precios de la devaluación del peso, lo que motivó un recalentamiento de la inflación general.

El Indice de Relevamiento de Precios (IRP) de la Fundación Germán Abdala arrojó un alza del 3,8 por ciento mensual y alcanzó el 33,3 por ciento anual. Según el Centro de Estudios Económicos (CEE) de la Universidad de Belgrano, la inflación de agosto se ubicó en 3,6 por ciento y, de ese modo, la variación interanual trepó al 31,7 por ciento.

Para la consultora C&T la inflación de agosto fue del 4,1 por ciento, lo que implicó que la variación de doce meses fuera de 34,2 por ciento..

Reparación en pausa

Por otro lado, unos 140.000 jubilados que estaban cobrando la "reparación histórica" desde 2016 verán suspendido el pago de esa suma extra a partir de octubre porque no cumplimentaron un paso exigido por la Ansés.

Se trata de los jubilados que están cobrando una mejora anticipada en sus anuncios y aún no aceptaron la propuesta en la web de la Ansés o todavía no suscribieron el acuerdo, desistiendo del juicio por reajuste de las haberes.

Semino dijo que hubo plazos para que los jubilados acepten o rechacen la "reparación", sobre todo para aquellos a los que el gobierno les empezó a pagar, con reajustes del orden del 30 por ciento promedio.

"Unos 1.300.000 jubilados cumplieron con los requisitos que puso la Ansés dentro de un plazo tope y otros 140.000 no lo hicieron, por lo que se les suspenderá el reajuste hasta tanto no hagan el trámite", dijo Semino. El Defensor de la Tercera Edad consideró que "si el Estado empezó a pagarlo no puede suspenderlo, porque incluso tendría que haber esperado el requisito previo para pagarlo".

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario