Economía

Los gremios que no aceptan el 15 por ciento endurecen las medidas de lucha

La federación nacional de aceiteros lanzó una huelga nacional. Los bancarios realizaron asambleas y también irían al paro

Miércoles 28 de Marzo de 2018

Luego de que una tanda de sindicatos aceptara la pauta salarial del 15 por ciento propuesta por el gobierno nacional para las paritarias, los gremios más combativos plantan cara para romper ese techo. La federación de trabajadores aceiteros lanzó una huelga nacional, mientras que los bancarios podrían activar una medida similar la semana próxima. El secretario adjunto del Sindicato de Camioneros, Pablo Moyano, también marcó la cancha. Aseguró que va a pelear por un aumento del 23 por ciento en los salarios de los choferes.

El gobierno nacional logró apilar en tiempo récord una serie de acuerdos salariales que involucran aumentos del 15 por ciento, en tramos y con cláusulas de revisión en los últimos meses del año. Mercantiles, constructores, choferes de colectivos y petroleros figuran en ese lote.

"A algunos muchachos les tiran dos tapas en Clarín y salen corriendo a firmar", chicaneó ayer el secretario adjunto del Sindicato de Camioneros, Pablo Moyano. El dirigente dijo que la paritaria del 15 por ciento "es ficticia" y aseguró que se gremio va a pelear por el 23 por ciento.

Esta postura se alinea con un grupo de gremios que se niegan a firmar acuerdos salariales en torno a una pauta de aumento como la que el gobierno fijó en sus metas de inflación.

Aceiteros

Los aceiteros, que desde febrero pelean para revertir los despidos en las plantas de Cargill del sur del Gran Rosario, están entre ellos. Ayer lanzaron una huelga en todo el país. La federación nacional de trabajadores del complejo oleaginoso, que conduce Daniel Yofra, explicó que el plan de lucha es "en defensa del salario y de las fuentes de trabajo".

Señalaron que las negociaciones con las cámaras que representan a la industria aceitera (Ciara) y de biocombustibles (Carbio) se estancaron por la insistencia empresarial en ofrecer un aumento de 15 por ciento y "la exigencia de que entreguemos condiciones de trabajo de nuestro convenio".

La duración del paro se irá discutiendo diariamente en asambleas, dijeron desde la federación. No se descartaba que el Ministerio de Trabajo de la Nación aplique la conciliación obligatoria.

Los aceiteros definen su reclamo en base al cálculo del salario mínimo, vital y móvil, según "su definición en el artículo 14 bis de la Constitución y el artículo 116 de la ley de contrato de trabajo". Esto es, "la menor remuneración que debe percibir en efectivo el trabajador sin cargas de familia, en su jornada legal de trabajo, de modo que le asegure alimentación adecuada, vivienda digna, educación, vestuario, asistencia sanitaria, transporte y esparcimiento, vacaciones y previsión". En el último plenario de delegados, este piso se calculó en 30.560 pesos al 1º de enero.

Bancarios

Otro gremio que acostumbra a perforar los techos, como la Asociación Bancaria, arrastra una dura disputa con las cámaras patronales del sector.

Los bancarios realizaron ayer 900 asambleas en sucursales de todo el país, en el marco de un plan de acción que podría derivar en una huelga nacional para la semana próxima. El gremio criticó el ofrecimiento de las cámaras empresarias de un adelanto del 7 por ciento a cuenta del futuro aumento y volvieron a reclamar que "en cambio cumplan con los fallos judiciales que ordenan aplicar la cláusula gatillo, hasta que no se llegue a un nuevo acuerdo". Su pedido de aumento se realiza a partir de "una proyección de más del 20 por ciento" de inflación para 2018.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario