Economía

Lorenzino resaltó la reestructuración de deuda como una política a imitar

El designado ministro de Economía y actual secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, consideró ayer "absolutamente relevante" la reestructuración de la deuda soberana y reclamó mecanismos internacionales para resolver ese tipo de procesos, en su primera aparición pública...

Jueves 08 de Diciembre de 2011

El designado ministro de Economía y actual secretario de Finanzas, Hernán Lorenzino, consideró ayer "absolutamente relevante" la reestructuración de la deuda soberana y reclamó mecanismos internacionales para resolver ese tipo de procesos, en su primera aparición pública desde que se confirmó que será el sucesor de Amado Boudou al frente del Palacio de Hacienda.

En una suerte de anticipo de hacia dónde orientará su gestión al frente de Economía, Lorenzino señaló: "Queremos poner sobre el tapete un tema que es absolutamente relevante de cara a lo que creemos es una insuficiente reforma del sistema financiero internacional. El objetivo que Argentina se ha propuesto es el de instalar el tema de la reestructuración de deuda soberana y la ausencia de mecanismos para ese fin, en la agenda mundial".

El funcionario, que recordó como "calamitoso y desastroso" el default declarado por el país a fines de 2001 por cerca de 102.000 millones de dólares, realizó estas declaraciones al inaugurar el seminario "El vacío en la arquitectura financiera internacional. Reestructuración de deuda soberana", organizado por el Ministerio de Economía y el Banco Mundial, del que participaron economistas internacionales de la talla del premio Nobel de Economía 2001, Joseph Stiglitz y el académico londinense experto en reestructuración de deuda Richard Portes (ver aparte).

También disertaron el actual ministro de Economía y futuro vicepresidente de la Nación, Amado Boudou y la titular del Banco Central (BCRA), Mercedes Marcó del Pont.

Lorenzino, quien pareció dirigirse a los mercados internacionales, hizo un repaso de cómo hizo la Argentina para reestructurar su deuda soberana tras la cesación de pagos que declaró el ex presidente Adolfo Rodríguez Saá en diciembre de 2001.

"Argentina intentó y consiguió paliar las consecuencias de ese desastroso y calamitoso default de su deuda externa. Primero con la reestructuración de la deuda interna, y luego la externa. Hoy la situación es absolutamente distinta", comparó.

El funcionario enfatizó que el país "atravesó una reestructuración sin precedentes, con una participación del sector privado también sin precedentes y lo hizo frente a todos los intereses en juego, intereses que siempre existen en cualquier reestructuración de deuda, porque siempre hay quien pugna por perder menos o no perder".

"Fue un proceso razonable, que demostró que se llega a resultados satisfactorios para la gente y, en definitiva, para los distintos involucrados", dijo.

Sin embargo, alertó que "está faltando un mecanismo de resolución de crisis de deuda que asigne costos entre los distintos participantes en cada una de las reestructuraciones".

Sumadas las reestructuraciones de 2005 y 2010, la Argentina cosechó la adhesión del 92,4 por ciento de los tenedores, que aceptaron una rebaja promedio de 65 por ciento.

Vida más allá de la deuda.En tanto, en el mismo seminario, Boudou, exhortó a "recuperar la agenda política" por encima de la discusión financiera que predomina en el mundo, para hacer frente a la crisis de los países desarrollados.

Boudou volvió a cargar contra las calificadoras de riesgo, y se preguntó: "¿Existía el sistema financiero antes de las calificadoras de riesgo? ¿Era más o menos volátil? Era menos volátil y sin embargo parece que hay instituciones que no se pueden tocar, y pueden caer gobiernos, pero no puede quitarse el rol de las calificadoras en el sistema financiero internacional", dijo."Hay vida después de la deuda", resumió.

Moneda de $2

El Banco Central aprobó la emisión de monedas de 2 pesos, conmemorativas del Bicentenario de la Revolución de Mayo, que comenzará a distribuir el lunes 12 de diciembre y coexistirán con los billetes del mismo valor. Serán de 100 millones de unidades. Esta nueva pieza el núcleo de la moneda es plateado y su anillo es dorado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario