Economía

Lineamientos de comerciantes para un posible pacto social

El Centro Unión Almaceneros de Rosario elevó un documento al equipo del presidente electo.

Domingo 10 de Noviembre de 2019

Los sectores de pequeños comerciantes y empresas pymes salieron a realizar un conjunto de propuestas de cara a un eventual acuerdo o pacto social planteado como uno de los principales desafíos para el próximo gobierno que encabezará Alberto Fernández a partir del 10 de diciembre. En ese marco, desestimaron medidas de tipo impositiva o monetaristas para paliar la crisis de actividad y empleo, y en cambio, insistieron en políticas que apunten a lograr un equilibrio en las cadenas de valor para evitar una escalada de precios y una inequitativa distribución de las ganancias.

Así lo plantearon desde el Centro Unión Almaceneros y Autoservicistas de Rosario, que elevó un documento a los equipos económicos del gobierno nacional electo, en el que plantearon que la experiencia de Precios Justos que se viene desarrollando en la ciudad, “puede ser una prueba piloto para un acuerdo social en el segmento de productos de consumo masivo”.

Algo similar planteó la Asociación de Pequeños y Medianos Empresarios (Apyme), que alertó sobre salidas que afecten la actividad y el empleo. “El impulso de la actividad y el aumento de la competitividad no debe pasar por el desfinanciamiento de las cuentas públicas ni por procesos de precarización del empleo y de mayor concentración”, planteó en un comunicado cuestionando las propuestas de la Unión Industrial Argentina (UIA) que alentaba en el marco del acuerdo económico y una rebaja de impuestos y la discusión de los convenios laborales.

“Apyme alerta que esta confluencia debe realizarse con un profundo sentido de justicia distributiva y democratización económica, lo que implica no subordinar los intereses de las pymes, de los trabajadores y del conjunto de los argentinos a las tradicionales aspiraciones de los grandes sectores corporativos formadores de precios”, dijo.

Para el Centro Unión Almaceneros “cuando hablamos de pacto social tenemos una idea de la economía en la cual tienen que participar todos los actores, como la industria, la distribución, los comercios y el consumidor”, planteó Juan Milito, presidente de la entidad.

Señaló en ese sentido, desechó lo que denominó “medidas voluntaristas” para hacerle frente a esta situación. “Estamos convencidos que la salida no son las ferias comunitarias, ni el trueque y mucho menos instalar mercados centrales”, que van en detrimento de comercios barriales, sino en cambio, “estabilizar la cadena de valor entre los distintos actores para que ninguno se lleve la parte del león, como normalmente hacen los formadores de precios que son las grandes industrias y los hipermercados”, agregó.

Para el sector, es clave “respetar la cadena de distribución” para así “sostener los puestos de trabajo”, agregó el dirigente.

Milito detalló que en Rosario, entre almacenes, autoservicios, supermercados chicos, carnicerías, verdulerías y panaderías, trabajan alrededor de 30 mil personas en forma directa. Al mismo tiempo, proveen una fuerza de venta de alrededor de 15.000 empleados entre administrativos, preventistas, camioneros, ayudantes, entre otros.

En ese marco, para el Centro Unión Almaceneros la experiencia de Precios Justos, que ya tiene tres años en Rosario con el respaldo de la Municipalidad, puede ser extrapolable a una experiencia nacional para el consumo masivo.

“Estamos convencidos de que no todo se soluciona con voluntad política”, agregó el dirigente y planteó que es necesario echar mano de herramientas concretas para que nada quede a la suerte de los formadores de precios.

La propuesta de los comercios minoristas coincide con los objetivos que también expresó Apyme. La entidad que nuclea a las pequeñas empresas señaló que los términos de un acuerdo social no pueden afectar a la producción y al trabajo nacional.

“Ante la devastación de la industria, la producción y el trabajo nacional operada por el gobierno saliente, es imprescindible impulsar de modo urgente un proyecto productivo nacional en el cual participen todos los sectores”, dijo la entidad en un comunicado.

A la hora de plantear su hoja de ruta, Apyme señaló que el camino pasa por “la desdolarización de las tarifas y la logística, un sistema impositivo progresivo y segmentado, el fomento de las inversiones productivas con tasas adecuadas, el fortalecimiento de las economías regionales y el control sobre la cartelización y sobre los precios de los insumos”. También llamó a fortalecer el consumo en el mercado interno y las exportaciones con mayor valor agregado.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario