Economía

Lifschitz culpó al PJ por el freno a la reforma

El gobernador Miguel Lifschitz, al repasar la reunión que mantuvo el martes pasado con el jefe de Gabinete nacional, Marcos Peña, negó haber negociado la reforma de la Constitución santafesina con el macrismo y responsabilizó al justicialismo por la imposibilidad de avanzar en ese sentido en la Legislatura.

Jueves 23 de Agosto de 2018

El gobernador Miguel Lifschitz, al repasar la reunión que mantuvo el martes pasado con el jefe de Gabinete nacional, Marcos Peña, negó haber negociado la reforma de la Constitución santafesina con el macrismo y responsabilizó al justicialismo por la imposibilidad de avanzar en ese sentido en la Legislatura.

"Los temas de la provincia, en general, los charlamos acá con los actores locales. No tiene sentido que vaya a hablar a Buenos Aires sobre la reforma constitucional", aclaró ayer Lifschitz sobre el encuentro con Peña.

Al respecto, el jefe de la Casa Gris destacó: "La verdad es que tenemos planteada una sesión para la semana próxima; no estamos desesperados para nada por esa situación. Es un debate que se tiene que dar en la Legislatura, donde habrá mayorías y minorías y pondremos todo el empeño para sacar ese proyecto".

"Hace 25 años que venimos insistiendo con la reforma y siempre es el mismo sector político el que le pone un pie encima: el justicialismo. Ahora lo hace desde la oposición. Ese es el voto que se necesita, no alcanzaría con los del PRO", añadió el socialista en declaraciones a La Ocho y Radio 2.

Al redoblar sus críticas al PJ, Lifschitz enfatizó que "hay un sector de la clase política santafesina que dice una cosa y hace otra, y que no quiere ninguna reforma porque está cómoda con el statu quo".

El lunes pasado el peronismo había rechazado la propuesta del oficialismo de sumar a la sesión extraordinaria de Diputados, convocada para el 29 de agosto para tratar sobre tablas el proyecto reformista de la Casa Gris, las tres iniciativas en idéntico sentido presentadas en su momento por legisladores justicialistas e integrantes del bloque Igualdad.

Será el último intento legislativo para tratar de que el proceso reformista no fracase. El Frente Progresista (FPCyS) necesita los dos tercios, que sólo puede lograr con el aval de algún sector opositor.

Lifschitz también cargó contra los legisladores nacionales justicialistas Omar Perotti (senador) y Alejandra Rodenas (diputada), quienes cuestionaron la política de seguridad de la provincia por las recientes balaceras contra integrantes o ex miembros del Poder Judicial.

"Los problemas de narcotráfico no comenzaron ahora en Santa Fe sino hace veinte años, cuando gobernaba el país el partido al que ellos representan. Acá nadie puede lavarse las manos ni actuar de fiscal", afirmó.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario