Economía

Lifschitz: "Buenos Aires tiene una presión fiscal más alta que Santa Fe"

Vidal y Rodríguez Larreta enviaron proyectos de presupuesto con bajas en Ingresos Brutos y aumentos en el inmobiliario urbano.

Sábado 28 de Octubre de 2017

El gobernador Miguel Lifschitz aseguró ayer que la provincia de Buenos Aires tiene una presión tributaria "mucho más alta que Santa Fe" y negó que la mandataria bonaerense, María Eugenia Vidal, les marque la cancha al resto de los distritos con la reducción del impuesto a los ingresos brutos.

Vidal presentó el jueves el proyecto de presupuesto 2018 a la Legislatura bonaerense, que entre otras cosas eleva los montos de facturación anual a partir del cual las empresas pagan Ingresos Brutos y elimina esa carga para las firmas de extraña jurisdicción. A cambio, aumenta el impuesto inmobiliario urbano. Un esquema similar envió para su aprobación parlamentaria el gobierno de la ciudad de Buenos Aires, que encabeza Horacio Rodríguez Larreta.

La movida de las dos Buenos Aires fue interpretada como una avanzada de Cambiemos para "marcar la cancha" al resto de las provincias, en el marco de la decisión del gobierno nacional de avanzar sobre la eliminación de impuestos provinciales.

Lifschitz, quien durante la semana se reunió con sus pares no oficialistas en el Consejo Federal de Impuestos (CFI), negó que la gobernadora le hubiera marcado la cancha. "Buenos Aires tiene una carga tributaria mucho más alta", disparó.

Lifschitz recordó que en Santa Fe están exentos del pago del impuesto a los ingresos brutos la producción agropecuaria y el sector industrial pyme. "Buenos Aires lo tiene gravado, con lo cual es probable que tenga más chances de hacer modificaciones a la baja que otras provincias que, como la nuestra, no las tenemos", añadió en declaraciones a la radio La Red.

No obstante, aseguró que está "revisando el tema tributario para producir un impacto hacia la baja". El Ejecutivo podría enviar la semana próxima el proyecto de presupuesto a la Legislatura.

A principios de la semana, el ministro de Economía de Santa Fe, Gonzalo Saglione, manifestó su apoyo a la discusión de una reforma tributaria pero reiteró que "hay que poner el foco en aquel nivel de gobierno que tiene alta presión tributaria, y ese es el nacional".

En septiembre pasado, cuando arreciaba la discusión sobre la reforma fiscal pero también sobre el reparto de fondos entre Nación y provincias, Saglione presentó un estudio en el que puso en números sus afirmaciones.

El trabajo destacó que la presión fiscal, del 4,8 por ciento del producto bruto geográfico (PBG), es menor a la de Córdoba, ciudad y provincia de Buenos Aires y Mendoza. Y exhibió que los productos agropecuarios no pagan el impuesto a los ingresos brutos, mientras que los contribuyentes de esa carga en los rubros industrial, construcción y de servicios pagan menos que la media en los distritos comparables.

El estudio apuntó que del 33,4 por ciento de presión tributaria consolidada, 24,9 por ciento corresponde a la Nación, 7,3 por ciento a las provincias y 1,2 por ciento a los municipios. Y agregó que fue en la administración nacional donde creció más la presión tributaria en los últimos años.

Según los datos del Ministerio de Economía provincial, una pequeña empresa del sector agropecuario (aquella que factura anualmente hasta 19 millones de pesos), paga por Ingresos Brutos 190 mil pesos anuales en Entre Ríos y 95 mil pesos en provincia de Buenos Aires. En Córdoba y Santa Fe está exenta.

En el rubro industrial, una pequeña empresa paga anualmente 640 mil pesos en Caba, 320 mil en Buenos Aires y está exenta en Córdoba y Santa Fe, mientras que una mediana, tributa 13,3 millones anuales en Buenos Aires, 7,6 millones en Caba, 4,5 millones en Córdoba y 3,8 millones en Santa Fe.

En el segmento comercial, una pequeña empresa paga anualmente por Ingresos Brutos 3,75 millones de pesos en Buenos Aires, el mismo valor en Caba, 3 millones en Entre Ríos y Córdoba y 2,7 millones de pesos en Santa Fe. En tanto, la de tamaño mediano tributa anualmente 45 millones de pesos en Buenos Aires y Caba, 40,5 millones en Santa Fe y 36 millones en Entre Ríos y Córdoba.

En la construcción, una empresa pequeña paga anualmente 600 mil pesos por ingresos brutos en Santa fe, contra 1,2 millones de Córdoba, Buenos Aires y Entre Ríos y 900 mil pesos de Caba. La mediana empresa tributa anualmente 18 millones en Caba, 14,4 millones en Córdoba, Buenos Aires y Entre Ríos y 7,2 millones en Santa Fe.

El otro ejemplo que dio Saglione en su momento fue el del impuesto inmobiliario rural. Señaló por hectárea en Santa Fe se pagan 111 pesos, cuando llega a 173 pesos en Entre Ríos y 194 en Córdoba.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario